El duelo de la oposición

El negocio de las reformas es un duelo donde solo uno de los contrincantes va armado y protegido, al otro le han dejado el arma del alma como única defensa.

En eso se ha convertido la política de gobierno después que Fidel Castro tomó el poder en 1959 por medio de las armas. El retador desarmado está resumido en el conjunto de pensadores diferentes que se han rebelado contra el abuso de poder, las violaciones sistemáticas de los derechos de todos y la falta de libertad. Sin embargo, las maniobras del poder dirigido por Fidel primero, y ahora su hermano Raúl secundados por el único partido gobernante(Partido Comunista), no solo han estado dirigidas a ignorar esta resistencia sino a exterminarla. Innegablemente no ha podido y cada día tendrán menos poder para lograrlo, pero ocurre algo muy denigrante, burdo, sucio y traidor a todo ejercicio de justicia. Muchos Estados que se dicen paradigmas en el respeto a los derechos democráticos y libres secundan y se prestan, directa o indirectamente, para este vil atentado a la dignidad y el decoro. Aun miles de cubanos que han sido expulsados, desterrados, humillados y casi exterminados por el régimen aceptan esta macabra danza de misántropos. Cada reforma que se ha pretendido hacer hoy en Cuba solo está dirigida a conservar de cualquier forma el poder absoluto y no reconocer la oposición. Los miles de cubanos de este o del otro lado del mar y sus sacrificadas vidas enfrentándose al poder dictatorial no cuentan ante la posibilidad de contar dinero, montar negocios, establecer intercambios, viajar al exterior en fraudulentos acuerdos migratorios, o tener un mínimo espacio de libertad bajo servidumbre.

Son muchos los Estados que aceptan esta condición sin tan siquiera cuestionar el abismo de miseria en que el poder dictatorial sepulta a la Isla cada día más. Llevados por sus concupiscencias siguen estableciendo relaciones comerciales sin cuestionar siquiera la situación de los derechos y la falta de democracia constitutiva del bloqueo interno más grave que cualquier tipo de embargo externo. Con la conciencia sumergida en el lodo de las ambiciones, por encima de las razones de justicia, establecen convenios y firman tratados, para después reclamar una porción del país utilizado como colonia del gobierno. Cada gestión comercial o de cualquier índole con el Estado comunista sin tan siquiera un intento de reconocer la oposición es un atentado a la libertad y la democracia. De una forma indirecta son aliados y contribuyen a las violaciones, y a que nunca se abra un espacio político de forma pacífica y racional donde con errores y desperfectos se representen los intereses de Cuba como pueblo, nación y patria para el progreso de todos y no del exclusivo grupo que gobierna. Es no escuchar el clamor de las familias desintegradas, el sollozo de miles de madres abrazadas a sus maridos con el alma herida cuando sus hijos parten hacia una emigración forzosa o desesperados se aventuran a la escapada en cualquier artefacto que flote. Es no sentir las nostalgias de los adioses indefinidos y cerrar los ojos ante los injustos atropellos y enjuiciamientos fuera de todo ejercicio de justicia donde se encarcela hombres y mujeres por el delito de ejercer los derechos. Desde el mismo inicio del poder dictatorial, las reformas con la apariencia de mejoría colectiva, tienen el objetivo de mantener el poder por encima de toda razón y no permitir el reconocimiento de la oposición que a pesar de todos los esfuerzos del poder por exterminarla existe y cada día con más fuerza. La Constitución del 40 fue abolida, se implantó la de 1976 donde se resume todo al poder absoluto sobre la base de un solo partido. Todo reclamo o petición por el derecho al reconocimiento de un pensamiento político diferente es opuesto a la Constitución y catalogado como delito contra el Estado. Por tanto, no hay nada positivo en la dictadura, que pueda ser reconocido como bondad y altruismo en las razones profundas del derecho.Para todos los cubanos y los no cubanos, de un lado del mar o del otro, derechistas o izquierdistas. Aceptar las reformas sin cambiar la Constitución y establecer incondicionalmente los 30 artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos es reforzar las cadenas de la opresión burlándose de todos lo que han expuesto sus vidas en la resistencia. El poder y la fuerza legitiman de muchas formas tramposas y viles las necesidades humanas, pero ninguna es legítima ante la justicia divina. Tonto pueblo siempre dando lo mejor a los tiranos que te masacran.

 

About these ads
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El duelo de la oposición

  1. Da pena pero los cubanos lo aguantan, no se rebelan.

  2. Willy Ruff dijo:

    Es duro decirlo, pero concuerdo plenamente con Armienne.
    Hasta el momento son muy pocos los verdaderos héroes de la resistencia a esta macabra dictadura castro-comunista, las damas de blanco, Yoani Sanchez y su marido, Agustín y varios más, pero se necesita , igual que para que se desate la reacción nuclear, una masa crítica!!!! de rebeldes pacíficos!!! Recordemos que Mahatma Gandhi desafió al Imperio Inglés (el más poderoso de aquelle época) y lo venció mediante RESISTENCIA PACÍFICA. Pero el SÏ tenía una masa crítica de seguidores.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s