El vicio de la cobardía periodística no es la culta prudencia de la educación

Bajo el título “Disidente Padura fustiga el mal periodismo que se hace en Cuba”, aparece un artículo de la AFP fechado  el 28 de noviembre.

Tardíamente puedo dar una opinión al respecto, pero siempre con menos retraso que las más de tres décadas empleadas por el talentoso escritor para percatarse de que ni el periodismo en Cuba es periodismo ni los periodistas son periodistas; pero no por las causas subjetivas que él alega sino por las causas objetivas que aún calla arriesgando tan poco que da vergüenza.

El servilismo incondicional al partido comunista y al poder, por encima de toda ética profesional y de respeto por la verdad, la falacia asumida como ideología para justificar el ostracismo y persuadir con repeticiones continuas hasta envilecer  el cerebro de las masas, la esencia de las razones de la comunicación  burocratizadas y censuradas al abierto campo del análisis del librepensamiento. El enaltecimiento de las obligaciones sociales del gobierno estigmatizadas en el altruismo y  bondad de la revolución cubriendo el amoral fraude económico, político y social. El camuflaje   de la corrupción gubernamental tras la declamación de la justicia social, la consagrada labor de confundir los conceptos de patria, nación, pueblo y país con un partido político infectado por el culto a la personalidad y al poder sin el menor aprecio por el ejercicio incondicional de los derechos humanos; esa ha sido la laboriosa tarea del periodismo y los periodistas oficialistas cubanos: han vendido el amor propio, la dignidad y el honor por sobras y excrementos del poder.

Los vicios entronizados al contrario de lo que dice el culto literato, sí son responsabilidad del periodista que ha aceptado mansa y  voluntariamente la condición de servidumbre, teniendo la obligación de combatirlos por ser el más elocuente de los orientadores sociales.

Las líneas editoriales están determinadas y presionadas por los periodistas, más aun cuando la noticia que elaboran no les conduce a un incremento de su economía sino a privilegios políticos y posiciones sociales antes que todo.

Si la vergüenza le hubiese tocado el pudor hubiese hecho referencia al periodismo ciudadano independiente. Ese periodismo que se ha desarrollado bajo las condiciones extremas de una censura radical, donde se ha usado la  discriminación, la persecución, la exclusión social y el presidio para silenciarlo, además de todo tipo de burdas maniobras para el  impedimento de recibir recursos y orientación profesional. Todo con la aprobación pérfida y odiosa  del vicioso periodismo oficialista y  parte de la prensa internacional acreditada en el país. Ese periodismo que él ha ignorado siguiendo la política del partido y del poder y que carece del vicio de la cobardía.

No son las dificultades económicas, como asegura el afamado novelista lo que ha conducido al estado calamitoso de la novelística en la isla, sino la decadencia de valores y el envilecimiento espiritual que devoran y absorben la genialidad y el talento para dejarlo sepultado en la abulia mediocre de la resignación. Grandes obras novelísticas se han escrito en condiciones extremas.

Padura no es un disidente, ni tan siquiera se asemeja, quizás sea un vidente y avizora el desastre gubernamental que se avecina.

 

 

About these ads
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El vicio de la cobardía periodística no es la culta prudencia de la educación

  1. Willy Ruff dijo:

    Estimado Agustín, no tengo idea quien es el mentado Padura, pero no es muy difícil colegir que se trata de un esbirro más al servicio de la dictadura. Por lo demás es la costumbre inveterada de todos los regímenes comunistas que han existido en el mundo, son todos copia de su matriz soviética. Creo que no vale la pena siquiera gastar 5 minutos de tiempo en comentar respecto de los que venden su pluma a los opresores de su propio pueblo!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s