LEY DE AJUSTE CUBANA PARA LOS EEUU, DE DESAJUSTE PARA CUBA

Desde 1959 Fidel Castro y sus “revolucionarios” no tomaron en cuenta a Cuba como nación y pueblo, optaron por la ferocidad contra ese pueblo que los habían conducido al poder. La pretensión era convertir a la nación en un partido al servicio exclusivo del poder; entonces había que depurar y comenzaron por el presidio y las ejecuciones, pero eso a la larga seria repudiado por la humanidad, más efectivo serían las expulsiones, el destierro y por esa vía avanzaron.

La primera vía de expulsión fue Camarioca, continuaron con diversos tratados de emigración aprobado por los EEUU hasta llegar al gran éxodo del 80 que en realidad fue una invasión aceptada por el poderoso país del Norte. Luego en 1994 llego el “maleconazo” consiguiendo Fidel Castro como resultado un tratado de veinte mil visas anuales hacia los EEUU.

Como resultado de todo esto y además la cobardía del pueblo cubano para reclamar y conquistar sus derechos quedo enclavada en el alma de la nación cubana la desgraciadamente famosa Ley de Ajuste, una lanza venenosa que atraviesa el corazón de la nación. No es hora de analizar si fue concebida con buenas o malas intenciones, sino de examinar los resultados y las consecuencias para Cuba como pueblo, patria y nación. Yo soy cubano de Cuba, por y para la cual vivo por lo tanto cualquier Estado ajeno a ella queda en segundo plano.

El primer y más importante derecho humano es el derecho a la vida, ningún otro derecho puede ir por encima de este y toda ley que ponga en riesgo la vida directa o indirectamente de un ser humano viola este derecho. De cualquier forma que se mire la Ley de Ajuste, o pies secos pies mojados, como se le quiera llamar pone en riesgo la vida de los cubanos, no de los norteamericanos, ni de los ecuatorianos, ni de los panameños, sino de los cubanos de dentro de la isla.

Se sabe que los cubanos no tienen ni siquiera la posibilidad de tener un bote, menos un Yate. Para huir, se roban uno, fabrican uno precario o inventan un artefacto que flote y que sin ser marinos o armadores piensan que le puede servir para cruzar el estrecho de la florida. Eso cuando utilizan esta vía. Cuando utilizan la que les han brindado varios países de Centro y Sudamérica es otro el peligro. Caen en manos de inescrupulosos traficantes de personas, eso, unos después de haber vendido hasta sus casas, otros piden dinero al garrote, otros les dan el dinero familiares o amigos que viven en los EEUU, todo ese dinero alimentan estas bandas de delincuentes. Esto, además de violar las leyes internacionales y de esos países en cuestión por donde cruzan.

El derecho a la libertad y a emigran no puede poner en riesgo o negar el derecho a la vida. ¿Cuántas familias han perdido a sus seres más queridos en la travesía?. ¿Cuántos niños han muerto?. Todos sabemos que la causa principal de la emigración es la dictadura, pero aquí no existe una guerra como en Siria o en Colombia o ha habido una catástrofe natural. Si existiera una ley así para los que emigran de Siria quizás se podría apreciar como un derecho. Pero aquí nadie muere de hambre, ni por falta de asistencia médica.

La mayor parte de los que huyen son jóvenes emprendedores, talentosos, muchos profesionales ya hechos, que son necesarios para hacer progresar esta nación, escapa lo mejor, eso sí les conviene a los EEUU y a muchos cubanos-norteamericanos. Se nos escapan parte de nuestros mejores deportistas, médicos, obreros calificados, gente honesta y trabajadora.

Por otro lado esta ley no hace acepción de personas, también entra el que paga su viaje con el dinero que le ha robado al pueblo, porque eso de que le ha robado al Estado es una paradoja, el Estado no produce y si alguien roba el dinero destinado al pago de los obreros de comunales como ocurrió, o vende el combustible asignado al transporte o a una empresa de construcciones, de una u otra forma eso era para el pueblo, llegan a los EEUU, son protegidos por la Ley de Ajuste y se acabó el delito. Otros casos preocupantes y muy perversos son aquellas personas que han trabajado para el gobierno en cuerpos u organizaciones represivas. Participan en actos de repudio dando golpes y luego escapan y se acabó, en los EEUU son absueltos sin ser juzgados. No importa el delito ni el método que utilices para llegar a las costas norteamericanas.

A diario estoy en la calle y converso con todo tipo de personas, el 90% solo piensan en la escapada, me duele ver como los jóvenes no tienen un concepto definido sobre patriotismo o nacionalidad, el pensamiento social, más que político agoniza, la mayoría de la población ni siquiera intenta o se preocupan por mejorar la sociedad. La Erradicación de la ley de ajuste no solucionaría todo el problema, pero si lo disminuiría. Pocos pueden estar tan locos o necesitados para lanzarte a la escapada por estos medios si no hubiera una ley amparadora, o salvadora entre comillas, que los incentivara al suicida sacrificio.

Publicado en social | 1 Comentario

La iglesia los Peregrinos en el Cerro

Publicado en social | Deja un comentario

Felicidades a Fidel Castro en sus 90

https://l.facebook.com/l.php?u=https%3A%2F%2Fyoutu.be%2FRQ6_c07Rf4Q&h=DAQHQNwgS

Publicado en social | Deja un comentario

Felicidades al Comaandantehttps://l.facebook.com/l.php?u=https%3A%2F%2Fyoutu.be%2FRQ6_c07Rf4Q&h=DAQHQNwgS

Publicado en social | Deja un comentario

El transporte y su crisis cíclica permanente.

No es una paradoja, son atributos de la “revolución” de Fidel Castro.

A veces me resulta incómodo y detestable comenzar un análisis con las palabras revolución, revolucionarios, castrocomunismo, partido comunista y volver a nombrar a Fidel Castro. Pero no encuentro otra opción.

Quizás yo sea un fanático opositor al castrocomunismo porque no veo que haya hecho nada bien. Eso de la asistencia médica y la educación gratuita, es un prostituido fetichismo buscando justificar la barbarie de 56 años violando colectivamente derechos como programa de gobierno. El pueblo de Cuba ha pagado un alto precio por esa supuesta educación y asistencia médica gratuita. Le ha costado millones de cubanos exiliados, miles de familias destruidas con la separación, hijos de padres y madres, hermanos de hermanos, tíos de sobrinos. Millones de seres alzando la mano en los aeropuertos o en las costas, unos saliendo, otros quedándose, todos sin saber cuándo o si habrá un nuevo encuentro. Cientos de ellos no lo han tenido nunca y han muerto con la esperanza del abrazo fraterno, eso, sin contar las lágrimas permanentes de las madres que han perdido sus hijos en el cementerio del Estrecho de la Florida o en las ególatras aventuras militares del “gran líder”.

La condición política impuesta por Fidel Castro y el partido comunista ha logrado toda esta deshumanizada crueldad,. Pero esto no queda ahí. Hoy Cuba tiene decenas de barrios marginales, pocilgas utilizadas como viviendas y una precaria infraestructura urbana, además de una agricultura de sobrevivencia con sus industrias en un crítico estado. Eso para mí es un alto precio.

Bien, pero para no extenderme en las ruinas de la “revolución y sus revolucionarios” voy a enfocar el tema que me ocupa: El transporte.

Unos años después del ascenso al poder de Fidel Castro y sus “revolucionarios” por medio de la violencia de las armas comenzó la crisis del transporte que adquirió a través de los años características cíclicas permanentes. Las primeras medidas tomadas por la “revolución” consistieron en expropiar por medio de la fuerza a las compañías de transporte colectivo como la General Motor y otras, que operaban a través de toda la isla. Los demás transportistas que poseían medios propios como autos y camiones; primero se les agrupó para controlarlos y explotarlos a los antojos del poder. Recuerdo que una de las asociaciones obligatorias era el ANCHAR. Más tarde se les negó el permiso para ejercer la labor. Muchos de los autos quedaron pudriéndose, junto a cientos de camiones acumulados como trastos en los patios o en garajes al lado de las casas. Nunca se pensó, ni si lo pensara alguien era algo creíble, que la “revolución”, muchos años después casi dependería de esos vehículos para mover más del 50% de la población trabajadora que no pertenece a la clase gubernamental privilegiada o a esa otra clase corrupta, nutrida por el sistema de gobierno, que no necesita el transporte público para moverse hacia sus trabajos.

Más allá de los fanatismos del ególatra coma- andante y su partido comunista, las crisis del transporte en Cuba comenzadas después del 59, hoy que el petróleo llega a unos de los precios más bajos de su historia, se agudiza para el pueblo de adentro y de abajo, no así para el turismo que goza de un excelente servicio.

Perdida la infraestructura del capitalismo y sin capacidad para crear una eficiente, el Estado perdió de vista el desarrollo del ferrocarril y de la creación de nuevas vías requeridas para el creciente progreso, y ha sido negligente en las exigencias requeridas para el mantenimiento de los nuevos vehículos obtenidos, que el gobierno resguarda para sofocar a la población en momentos críticos haciéndole pensar que el problema del trasporte se soluciona y evitar un levantamiento popular.

Pero en la crisis del transporte no solo interviene la infraestructura gubernamental formal del gobierno, la corrupción ha sido y es aún más peligrosa. El mercado negro se apodera de más del 30% de los combustibles y piezas de respuesta asignado a la distintas entidades estatales siendo los más responsables del defalco los funcionarios, casi todos, buenos “revolucionarios” con carnet rojo en los bolsillos.

Nada, todo parece indicar que el secreto de la eficiencia se lo llevaron en las maletas los primeros expulsados de Cuba para los EEUU.

Publicado en social | 2 comentarios

Abusos de poder 4

Publicado en social | Deja un comentario

Abusos de poder

Publicado en social | Deja un comentario