Revolución y Revolucionarios. Castrocomunismo en acción.

IMG_2700 IMG_2706 IMG_2732 IMG_2733 IMG_2734 MVI_2707.MOV_20160311_085106.703 MVI_2707.MOV_20160311_085201.437 MVI_2707.MOV_20160311_085805.500
Nuevamente las calles, los barrios y las casas en Cuba son escenarios de la represión y el acoso policial. Ayer domingo 7 de febrero fueron arrestadas violentamente más de dos docenas de personas entre periodistas, activistas de DDHH y Damas de Blanco mientras protestaban pacíficamente en la calle tercera y 28, otras ya habían sido apresadas después de ser amenazadas y acosadas por fuerzas combinadas de la policía política, MININT y Policía Nacional Revolucionaria uniformada, todas ordenadas por Raúl Castro.
La Dama de Blanco, periodista ciudadana, coordinadora Nacional de la red de Bibliotecas Comunitarias Independiente y bloguera Ada María López Canino que recientemente se le negó la visa para visitar los EEUU, había sido amenazada desde la tarde noche anterior por el oficial de la policía política “Luisito” para que no saliera de casa el próximo día. La intimidación no surtió el efecto esperado y cerca de las 14 horas Ada fue zarandeada, lanzada al pavimento y de un tirón le fueron arrancados los botones de la blusa blanca y el teléfono móvil le fue arrebatado de sus ajustadores.
En otro lugar de la Habana la Dama de Blanco Lizabeth Cuevas Carrasco también era intimidada. Antes del amanecer le situaron frente a su domicilio una patrulla con tres policías uniformados dentro, los acompañaba en una moto el oficial de la policía política que se hace llamar “Marcos” quien le advirtió que si salía de casa iba para el calabozo, al no obedecer fue conducida en el auto policial hasta la estación de policías del Cotorro, donde ya se encontraban algunos pacifistas, allí la tuvieron detenida varias horas. Los demás detenidos comenzaron a ser liberados entre las 22 y las 23 horas.
Se ha tenido noticias por la red social facebbook que el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrillas declaro que en Cuba se permitían las manifestaciones pacíficas, en caso de ser verdadera esa noticia parece que esta represión contínuada lo demuestra. La mentira por parte del gobierno cubano ha sido un arma muy empleada por el expresidente Fidel Castro y ahora por su hermano Raúl seguido por el partido comunista. Nada, es la esencia y el fruto de la “revolución”: Mentira, demagogia, fraude, latrocinio, falta de moral e irrespeto por la condición humana.

Publicado en militar, pol)itica, social | Etiquetado , , , , , , , , | 1 Comentario

Día de los Reyes Magos, día de terror en Cuba.

20160111_18002720160111_180349MVI_2486.MOV_20160110_184301.109 - copiaMVI_2485.MOV_20160110_184155.703 - copiaSe acabó la diversión llego el comandante y mando a parar”. “Estudio trabajo y fusil”. Estas eran algunas consignas que coreaba el pueblo en la década de los 60 y 70. Por supuesto habían muchas más como: Paredón, paredón. (Esto significa personas de todas las edades que se colocaban delante de un paredón y se ametrallaban). Cuba si, yanquis no. Pin pon fuera abajo la gusanera. Y el remate de todo discurso del comandante: “patria o muerte, venceremos”. Pero los que me interesan hoy son las dos primeras que continúan doliendo, martirizando y desangrando al pueblo de adentro y de abajo.

Procedo de una familia de campesinos pobres y humildes, sin embargo recuerdo muchas cosas que nos daban felicidad y alegría. Las Navidades, el fin de año y sobre todo el Día de los Reyes Magos. Todas estas celebraciones Fidel Castro y su “revolución” las exterminaron. Claro para el pueblo de abajo. Los de arriba siempre siguieron disfrutando de ellas.

Recuerdo que los días seis de enero me despertaba y lo primero que hacía era buscar debajo de la cama donde había dejado la cartica para los Reyes Magos pidiéndole el juguete preferido. No sé porque no fui un niño egoísta o ambicioso, siempre pedía un carrito, paree que aunque creía en los Magos la intuición me hacían pensar que los reyes eran pobres y acertaba con ingenuidad lo que entre todos me podían comprar, sobre todo con el esfuerzo de mi madre. Pero llego Fidel Castro y la “revolución” queriéndolo cambiar todo a su “imagen y semejanza”. Se jodieron las Navidades, el fin de año y el Día de Reyes. Persecución, exclusión y presidio para quienes se atrevieran a celebrar. Claro los de abajo, los grandes “revolucionarios” de arriba no fueron perjudicado.

Alguna vez hoy, en el presente con el ocaso de Fidel Castro, las relaciones diplomáticas con los EEUU y las supuestas reformas de Raúl, pensé que eso podría ser pasado, pero me doy cuenta que no, que es presente y muy real. La orden del comandante sigue vigente.

Con ayuda del exterior- por supuesto-, porque la mayor parte de los cubanos de dentro y de abajo solo tenemos para comer hoy, intentamos a través de las bibliotecas y otros grupos de pensadores libres rescatar el día de los Reyes Magos y asombrosamente ¿Cuál fue la respuesta de gobierno?.

Primero, amenaza de allanamiento y prisión para los que se atrevieran, sitio policial de las casas después, y por ultimo para algunos, robo de los juguetes comprados para los niños por parte de fuerza violenta de la Policía Nacional Revolucionaria en combinación con la Policía Política ordenada directamente por el presidente del gobierno Raúl Castro Ruz.

Relato de la Biblioteca Comunitaria Independiente José Martí.

Cerca del mediodía del día nueve de enero del año 2016 se situaron tres patrullas de policías con dos agentes de la policía politica a unos 100 metros de la casa de Ada María López Canino donde se iba a celebrar el cumpleaños de sus hijas junto con la actividad del día de los Reyes Magos programada por ella y sustentada por caritativos y bondadosos cubanos y otros ciudadanos del exterior.

El martes día cinco en horas de la tarde se había presentado en casa el agente Marcos para intentar convencer a Ada María que no hiciera la celebración, ante la negativa de ceder y permitir la violación de nuestros derechos. El castrista le había dicho con toda autoridad que no iban a permitir la realización de la celebración y la repartición de los juguetes.

El jueves siete de enero después de varios intentos de la Gestapo Castrista para que Ada María asistiera a la estación de policías de Santiago o la Construcción situada en Alta-Habana, en horas de la mañana la interceptaron cuando bajaba de su casa. Al Marcos lo acompañaba Luisito, jefe inmediato de los operativos ordenados por Raúl Castro en el caso de las mujeres reprendidas en el parque Gandhi efectuada cada domingo contra las Damas de Blanco. Volvió a las amenazas asegurándole que no permitirían la celebración y allanarían la vivienda.

Los agentes se marcharon y quedando en regresar a las 18 horas. Los esperamos preparados para lo peor y defendernos en caso de allanamiento. No íbamos a acatar ninguna orden de registro así viniera firmada por el mismisimo presidente del gobierno, ni dejarlos entrar pacíficamente. Por la gracia de Dios no vinieron y Luisito comunico por teléfono que vendría al otro día a las 10 de la mañana, pero no cumplió, se persono casi al medio día.

Todos estos plazos y demoras son estrategias psicológicas utilizadas para mantener el estado de vigilia y tensión, que a unos debilita y a otros, los que están decididos a llegar al final sin claudicar fortalece.

Esta vez las cosas habían cambiado. No sin antes ratificar la amenaza de que ellos podían allanar la casa y llevarse todo, inclusive la computadora; Luisito nos comunica que iban a permitir la celebración, pero que no utilizáramos los niños con fines políticos. Como si nosotros fuéramos los que adoctrináramos, los niños con la pañoleta en el cuello en la famosa consigna: Pioneros por el Comunismo, seremos como el Che.

Quedamos en eso y que colocarían una patrulla a cada lado de la calle pero distanciada de la casa, no esperábamos tal cinismo de ver tres patrullas casi al frente de su casa.

Cerca de las 14 con treinta llama el agente Luisito y Ada le comunica que no habían quedado en eso, que si no tenían palabra, ¿cómo iban a estar esas tres patrullas casi en el frente de la casa?. ¿Querían aterrorizar a los participantes?. Unos minutos después los autos policiales cambian de posición y se colocan más alejados en la calle Varona donde entronca con Vento. Unos 150 metros del lugar.

A las 15 horas ya se habían reunido más de 30 niños y algunas madres. El key o pastel como se le llama por esos lugares fuera de Cuba debía ser recogido a las 16 horas pero como es usual que ocurra en esta maldita isla, tenía un retraso de una hora. Ya a las 16 horas el espacio de la sala y el comedor estaba lleno con unos 40 o 50 infantes y algunos mayores. Algunos casi adolecentes permanecían fuera con algunas mamás que no deseaban entrar, o quizás si tenían deseos de entrar pero el miedo es un arma muy poderosa, utilizada al máximo por la dictadura castrocomunista. Sabían que eran observadas.

Les propuse a las pocas madres que habían entrado repartir los juguetes, pero no estuvieron de acuerdo porque alegaron que quien controlaría a los niños con juguetes en las manos. Esperamos. A las 17 horas aproximadamente trajeron el key en hombros desde una distancia de dos km los otros dos hijos de Ada, Giovy y Norelvi.

Después de algunas fotos y un pequeño discursito de Ada y otro de Agustín donde se destacó la celebración del día de Reyes suspendida por Fidel Castro y su “revolución” y que gracias a bondadosas personas del exterior que habían aportado recursos nosotros podíamos bríndales la celebración y los juguetes a los niños, comenzamos a repartir las cajitas con el key, ensalada, bocadillo, refrescos, y ya al final los juguetes. Detectamos algún niño escondiendo su juguete para agarrar otro, no lo reprendimos, le explicamos. Otros después de agarrar el suyo al ver otro más atractivo pedían que se lo cambiaran, accedíamos a su petición. Así repartimos cerca de 120 juguetes, solo eran unos 60 a 65 niños pero algunos pedían para su primito que no lo habían dejado venir. Quizás engañaban, pero que le vamos a pedir a un niño criado en un sistema donde más del 80 % de las personas roban y mienten abiertamente, hay que irlos conduciendo con mucho tacto para llevarlos al civismo.

Todos los periodistas tomamos fotos y videos de la celebración. Terminamos cuando ya estaba oscurecido. Antes que los policías y los dos de la Gestapo Castrista se marcharan me persone acompañado del periodista Reinaldo del medio de prensa ICLEP, donde se encontraban haciendo la guardia y les lleve una cajita para cada uno, les explique que se las llevaba en una jaba para que no fueran vistas por curiosos y lo tomaran como un chantaje, pero no consintieron, el agente Marcos intervino prohibiendo la aceptación aunque no creo que alguno tuviese el valor suficiente para aceptar y arriesgarse a ser amonestado. Es su problema -les dije-, somos cubanos de adentro y de abajo y no les guardamos rencor por lo que hacen, yo he llorado mucho por Cuba y estoy seguro que ustedes aun no. Que tengan buenas noches.

Otras bibliotecas sufrieron peor suerte, de la última que tengo conocimiento es la de Caonao en Cienfuegos a pesar que ya el día de los Reyes Magos quedo atrás. El esposo de Tania la directora dela biblioteca, GEOSBANY ALFONSO se trasladaba con 22 juguetes para niños de Aguada de Pasajeros, en el punto de embargue de los amarillos, cerca de las seis y treinta de la mañana fue detenido por el agente Raúl y el Mayor de la seguridad del Estado Castellano, fue subido por la fuerza a un auto y conducido a una estación de policías donde le quitaron los 22 juguetes. La atroz orden dada de por el comandante Fidel Castro sigue vigente y hay que cumplirla.

Hace algunos meses atrás Cuba fue retirada de los países señalados como terroristas y: ¿Qué es esto? Me pregunto. Tiene otro nombre que no sea terror.

Publicado en económica, militar, pol)itica, religión, social | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Los muertos del pasado no parecen importarle a nadie, excepto a quienes aun los lloran

El cielo se puso negro como jamás había visto, nubes intranquilas se acumulaban techando en un circulo el espacio sideral como si en aquel lugar se fuera a acabar el mundo, los estampidos de los rayos causaban pavor, en el centro de las nubes se abrió una ventana de luz y comenzaron a pasar imágenes como en una película, solo pude identificar la de un soldado romano con el casco de combate sobre su cabeza, me imagine que era el testimonio de la historia que Dios tenia acumulado y ahora lo pasaba desde el cielo para que todos lo vieran. Varios metros por encima del horizonte en un circulo parejo, el cielo permanecía claro y refulgente de luz. Desperté impresionado, era el martes primero de diciembre del año 2015. Me levante y me puse a escribir sobre la emigración ocasionada por el tiránico régimen de los Castros en sus 56 años de poder despótico y totalitario.

image
“…Ellos nos dejaron salir, pero después empiezan los chorros de las mangueras de agua, eran constantes, los chorros no nos los quitaban sabiendo que iban niños (…). Giselle Borges Alvarez, 4 años. Caridad Leyva Tacoronte, 5 años. Ahogados.
se nos pone un remolcador por detrás, el más grande (…) se nos sube en popa y nos parte la mitad del barco.. Ángel René Abreu Ruiz, 3 años. José Carlos Nicle Anaya 3 años. Ahogados
“En eso vemos que vienen dos remolcadores de bombero atrás de nosotros”, “se pegan a los lados y, entonces, empiezan a tirarnos agua”. “Entonces, seguimos y les decíamos que no nos hicieran daño, que llevábamos niños allí y les enseñamos los niños y ellos seguían tirando agua”. Juan Mario Gutiérrez García,10 años. Yasser Perodín Almanza 11 años. Ahogados
“Después vimos dos más [barcos] como a siete millas y se pusieron uno por cada lado: uno al frente, otro por detrás y uno de cada lado” y “entonces, los cuatro empezaron a tirarnos agua y uno de los buques agarró a chocarnos…”. Yousell Eugenio Pérez Tacoronte 11 años. Eliecer Suárez Plasencia 12 años. Ahogados.
“estaban los cuatro remolcadores –los que nos estaban hundiendo– y nosotros les dijimos que nos salvaran, que nos subieran, que habían niños, y lo que hacían era reírse…”. Mayulis Méndez Tacoronte 17 años. Miladys Sanabria Cabrera 19 años. Ahogados. .
“Después de la última embestida, se hunde la embarcación debido a que había destrozado la popa”. “los remolcadores no los auxilian” sino que, “les decían que fueran nadando hacia los guardacostas”. Joel García Suárez 20 años. Odalys Muñoz 21 años. Yaltamira Anaya Carrrasco 22 años. Yuliana Enríquez Carrazana 22 años. Lissett María Alvarez Guerra,24 años. Jorge Gregorio Balmaseda Castillo, 24 años. Ernesto Alfonso Loureiro,25 años . María Miralis Fernández Rodríguez, 27 años . Jorge Arquímedes Levrígido Flores 28 años. Ahogados
“cuando zarpó la barca, él se encontraba en la zona baja del mismo y pudo constatar que no hacía agua por ninguna parte” y “cuando subió a cubierta observó que eran embestidos por la proa y popa”. Leonardo Notario Góngora, 28 años. Pilar Almanza Romero,31años. Rigoberto Feu González,31 años. Omar Rodríguez Suárez,33 años. Lázaro Enrique Borges Briel, 34 años. Martha Caridad Tacoronte Vega 35 años. Julia Caridad Ruiz Blanco 35 años. Ahogados.
“Hace un año, en esta fecha, cambió mi vida para siempre. Subí junto a mi esposo, Modesto Almanza, al Remolcador 13 de Marzo, que zarparía de la bahía de La Habana”. Eduardo Suárez Esquivel 38 años. Martha M. Carrasco Sanabria, 45 años. Ahogados
“Viajábamos alrededor de 70 personas, muchos de ellos eran familiares y amigos”. Augusto Guillermo Guerra Martínez ,45 años. Rosa María Alcalde Puig, 47 años, ahogados.
“cuando estábamos a siete millas de la costa fuimos interceptados por las embarcaciones castristas. De inmediato empezaron a darnos bandazos. Sentimos miedo por los niños a bordo, el más pequeño de cinco meses de nacido”. Estrella Suárez Esquivel, 48 años. Reynaldo Joaquín Marrero Alamo, 48 años ahogados .
“Levantamos los niños y empezamos a gritar que por favor no dispararan. Alguien levantó a una niña y conociendo al que manejaba uno de los remolcadores que nos atacaba le gritó: “¡Chino, Jabao, no hagas eso, aquí hay niños!”. Si ella no baja a su niña de tres años, se la matan con los chorros de agua de las mangueras de presión”. Amado González Raíces, 50 años. Manuel Cayol, 50 años Ahogados
“En una acción programada, se nos puso un remolcador por atrás. El más grande, que era verde con una raya roja, un rayo rojo, se nos subió en popa y nos partió a la mitad el barco. Al suceder esto el barco quedó a la deriva porque el patrón, Fidencio Ramel, cayó al agua a consecuencia de la fuerza de las mangueras. Fue, entonces, que Raúl Muñoz asumió el control de la nave y trató de ayudarnos, de salvarnos porque ya el barco tenía tanta agua que estaba a punto de hundirse. Fidencio Ramel Prieto Hernández,51 años. Ahogado.
“Después de la última embestida, se hunde la embarcación debido a que había destrozado la popa”. Finalmente, “los remolcadores no los auxilian” sino que, “les decían que fueran nadando hacia los guardacostas”.
Jorge A. García, sobreviviente que perdió a 14 de sus familiares en aquel suceso, dijo así al Diario Las Américas: “A 21 años de distancia voy caminando por una especie de cuerda floja con el peso del recuerdo de mis 37 muertos, asesinados durante la masacre del Remolcador 13 de Marzo. Y camino como ‘pisando huevitos’ para evitar un resbalón que me haga caer en el abismo de las tendencias, respecto a la apertura de relaciones entre Estados Unidos y la tiranía feroz de los Castro. Y prefiero seguir andando por este trecho peligroso hasta encontrar la fórmula mágica que devuelva la libertad para Cuba y reivindique a mis muertos”, finaliza.
Estos son testimonios de los sobrevivientes del criminal hundimiento del remolcador 13 de Marzo ordenada por el entonces presidente de la república de Cuba Fidel Castro Ruz. Nunca hubo disculpas ni arrepentimiento, todo lo contrario, como lo demuestran sus palabras unos días después, lejos de sentir remordimientos disfruto el asesinato: “El comportamiento de los obreros fue ejemplar, no se puede decir que no, porque trataron que no les robaran su barco. ¿Qué le vamos a decir ahora, dejen que les roben los barcos, sus medios de trabajo? ¿Qué vamos a hacer con esos trabajadores que no querían que les robaran su barco, que hicieron un esfuerzo verdaderamente patriótico, pudiéramos decir, para que no les robaran el barco? ¿Qué les vamos a decir?”.
Como si asesinar niños, mujeres y hombres fuera un acto de heroicidad. Parece que el viejo remolcador de madera valía más que los niños, mujeres y hombres que perecieron, para Fidel Castro la vida de un cubano siempre tuvo el precio de un comino y ahora todo parece indicar que para el presidente Raúl Castro no han dejado de tener el mismo valor.
Esto ocurrió hace ya 21 años, pero me viene al recuerdo ahora al cruzar cerca de la embajada del Ecuador y ver varias manzanas a la redonda cercadas con vallas con decenas de policías y autos patrulleros custodiando, debido al conflicto con los cubanos que escapan a través de Ecuador por ilegales tráficos de personas atravesando los países centroamericanos.
Irónicamente hoy vuelve a haber una ronda de conversaciones sobre la emigración entre el gobierno castrocomunista y el norteamericano. La misma dictadura que disfruto el asesinato de niños mujeres y hombres en aquellos momentos y unos días después el lanzamientos de miles de pobres y humildes cubanos a las aguas del estrecho de la Florida en un hecho vengativo y traidor al los sentimientos humanos de bondad de Fidel Castro y su gobierno. Hoy, de otra forma han vuelto a colocar a Cuba al borde de una crisis migratoria, pero ahora por increíble que parezca, ya no existe oficina de intereses, ahora radica una embajada norteamericana y se han restablecido las relaciones diplomáticas entre ambos gobiernos; el de Cuba, con la misma esencia dictatorial y el de los EEUU, tolerando y aceptando legalmente ante el mundo los desmanes del castrocomunismo.. Los muertos del pasado no parece importarle a nadie excepto a estos que aun los lloran.
Mucho ruido hizo el gobierno norteamericano en aquellos momentos, pero Fidel Castro logro un tratado de 20 mil visas anuales para evitar el permanente crecimiento y consolidación de la oposición
La señora que está delante de mí se llama Daisy Yolanda Carrasco Tamayo, hermana de Martha Mireya Carrasco Tamayo y tía de Yaltamira Anaya Carrrasco, madre del pequeño José Carlos Nicle Anaya. Tiene 72 años. Una lagrima rueda por sus mejillas cuando me cuenta lo que recuerda de aquel trágico día; son heridas que nunca cierran y siempre sangran con inmenso dolor, un dolor aquí en el pecho- me dice- y enciende un cigarro buscando aliviarse. No hay un día que nos los recuerde. Trabajaba en la fábrica de cigarro HHuman. Un día me levante del puesto, fui donde estaba la jefa y le dije: Me voy, este lugar me queda chiquito, no pude soportar más la tragedia. Se calla por unos segundos. Levanta la mano y se limpia las lagrimas.
Yo tampoco puedo evitar que se me anude la garganta y se asome una lagrima en mis ojos imaginándome los cuerpecitos de los niños lanzando sus manitas instintivamente hacia sus padres buscando salvación, mientras de sus boquitas abiertas en una última y terrible espiración se escapaba una burbuja de aire cuando ya en sus pulmones se acumula el agua iniciando sus cuerpos la ultima inmersión hacia el fondo del mar, luego el cumulo de cadáveres queda quieto, mientras Poseidón dolido y furioso, lanza un escalofriante grito y se clavaba el tridente en el pecho. La fauna acuática, asombrada de tal barbaridad quedo petrificada. Arriba, en la superficie del mar los ejecutores directo de la tragedia se vanaglorian de haber cumplido la orden del comandante presidente. Si algún genio de la pintura lograra un cuadro no habría mucha diferencia entre el Guernica de Pablo Picasso y la pintura creada, excepto las más de cuatro décadas de evolución humana entre las dos fechas.
No creo que haya tampoco mucha diferencia entre un avión que cae al mar cerca de las costas de Barbado víctima de un atentado y el vil acto del remolcador, o si, en el avión viajaban personas comprometidas y consientes con su existencia buscando la gloria terrenal y no se podían predecir las consecuencias del atentado, el remolcador iba repleto de victimas del castrismo en busca de libertad e inocentes infantes sin el menor atisbo concupiscente, y no hay crimen mayor que el de ser el causante consiente del asesinato de un niño. Hellen Martínez Enríquez 5 meses. Xicdy Rodríguez Fernández 2 años. Ahogados
Para las víctimas del atentado del avión de cubana Fidel Castro casi declamo un conmovedor discurso: “Cuando un pueblo enérgico y viril llora la injusticia tiembla”. Para las víctimas del remolcador una feroz sentencia. ¿Qué vamos a hacer con esos trabajadores que no querían que les robaran su barco, que hicieron un esfuerzo verdaderamente patriótico, pudiéramos decir, para que no les robaran el barco? ¿Qué les vamos a decir?”.
Creo que los únicos que no derraman una lagrima al leer estos testimonio son los Castros y sus sanguinarios matones, nunca han derramado una lagrima por el pueblo de Cuba.
América Latina se hizo cómplice de tal genocidio como lo hace ahora de una forma diferente permitiendo desde hace varios años el trafico de cubanos a través de su territorio. Y dejémonos de cuento, no es emigración económica, en Cuba no se muere de hambre ni por falta de asistencia médica.
“Si hay sobrevivientes de la tragedia es porque sucedió lo inesperado: cuando ya todo parecía terminado y estaban a punto de morir, aparece un barco griego en las inmediaciones y al percatarse las lanchas guarda fronteras que los griegos estaban observando los hechos, decidieron intervenir y prestarle socorro a los “náufragos”. Gracias a los griegos existen 31 sobrevivientes de esa tragedia”.
Me pregunto ¿Cuántos sobreviviremos a la próxima tragedia del castrocomunismo en sus últimos días de existencia?

Publicado en económica, militar, pol)itica, social | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Reclamacion al gobierno para que se cumpla la ley.

A la Dirección Nacional de la Policía Revolucionaria.
Con el derecho que nos concierne mediante la Constitución de la República y las leyes vigentes en el país, además de los derechos inalienables plasmados en la Carta Magna de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la cual Cuba es signataria desde el mismo momento en que se hizo vigente por las Naciones Unidas, nos dirigimos a las más altas instancias de la Policía Nacional Revolucionaria con el objetivo de que se cumpla la ley.
Durante más de 20 domingos seguidos la Policía Nacional Revolucionaria uniformada en franca y publica violación de la ley se dedica a atropellar, maltratar y luego esposar con extrema crueldad a pacíficos ciudadanos que exigen lo que ellos entienden que son sus derechos, argumentando como delito el desorden público el cual no es innegable, pero una de las partes involucradas de tal desorden no se les aplica la ley que según el artículo 41 y 42 de la Constitución obliga a la imparcialidad, haciendo la aplicación de la ley igual para todos los ciudadanos.
Art 41- Todos los ciudadanos gozan de iguales derechos y están sujetos a iguales deberes.
Art 42- La discriminación por motivos de raza, color de la piel, sexo, origen nacional, creencias religiosas y cualquier otra lesiva a la dignidad humana está proscripta y es sancionada por la ley.
Las instituciones del Estado educan a todos desde la más temprana edad en el principio de la igualdad de todos los seres humanos.
El gobierno cada domingo recolecta en los centros de trabajo personas cubanas, les coloca un trasporte y las traslada al lugar de los hechos para supuestamente defender su “revolución”, lo cual es su derecho. De hecho la forma violenta en que actúan estos supuestos “revolucionarios” los convierte en paramilitares. La Policía Nacional Revolucionaria uniformada además de proteger y permitir que estos individuos arremetan con violencia sobre los protestantes, a la hora de arrestar por el supuesto delito de escándalo público solo son esposados brutalmente y llevados a prisión y tortura los pensadores diferentes, los demás participantes además de ser elogiados por la barbarie, son regresados cómodamente a sus hogares, lo cual convierte a la Policía en violadora y consumadora de el grave delito de prevaricación.
No exigimos que toda aquella persona que participe en un escándalo público le sea aplicada la ley, sino todo lo contrario, que esa ley sea cumplida por la Policía tal y como esta estipulada. Ambas partes tienen que ser detenidas y procesadas por igual. De lo contrario se están violando ambos artículos constitucionales.
Para que así conste entregamos este documento los firmantes a continuación el día 19 de noviembre del año 2015 exigiendo una respuesta inmediata para intentar evitar que el delito se siga consumando.
Este documento fue entregado al Teniente Coronel H.C Grillo, por el periodista independiente y bloguero Agustín Valentín López Canino a las 10 de la mañana del día jueves 19 de noviembre del año 2015, en el edificio que componen las oficinas de la Policía Nacional Revolucionaria situado en la calle Lombillo y Avenida Independencia, con la esperanza de que antes que ocurra algún trágico desenlace, el gobierno de Raúl Castro le ponga fin a la violación de su propia ley y cumpla con lo establecido en sus códigos judiciales. Rogamos a la opinión pública internacional y los organismos observadores de los Derechos Humanos que se sumen a este reclamo por la justicia.IMG_2172
IMG_2170IMG_2172
IMG_2171

Publicado en militar, pol)itica, social | 1 Comentario

El Bondadoso Vecino del Norte

Según Diario de Cuba del día 19 de noviembre, el Cónsul General Brendan Mullarkey está consciente de la situación de los migrantes cubanos que están tratando de llegar a su país a través de Ecuador, América Central y México.
Me resulta difícil escribir la palabra embajada de los EEUU viviendo dentro de la misma dictadura implantada por los Castros en 1959. Nunca me imagine que algún gobierno norteamericano aceptaría condiciones impuestas por un dictador para establecer relaciones diplomáticas, pero nada, el mundo está lleno de bajezas e injusticias, se condecoran tiranos y se encarcelan hombres de incuestionables valores, con dinero y por dinero se compra hasta las almas y el destino de los pueblos se hace impredecible. Ahora los EEUU tienen embajada en Cuba y el cónsul le facilita conferencias a periodistas “independientes” y declara abiertamente que la administración estadounidense trabaja a varios niveles con los gobiernos de Centroamérica para que se respeten los derechos de los migrantes.
El señor cónsul parece desconocer que los cubanos que atraviesan Centroamérica lo hacen por una vía no legal, lo cual es una violación fragante del derecho internacional. No huyen de un conflicto bélico o de una catástrofe natural, algo que los pudiera un poco que exonerar de culpabilidad. También el representante de la diplomacia se ausenta de la historia y realidad vigente de la emigración cubana, por lo que sería bueno instruirlo en ciertas cuestiones.
La emigración de Cuba para el exterior se activo unos días después que Fidel Castro tomo el poder por la fuerza de las armas y hasta entonces ha sido imparable, pero los motivos no están en los países Centroamericanos y no son los países de Centroamérica los violadores de derechos, sino el gobierno cubano. Si bien es cierto que la emigración es un derecho humano como lo expresa el articulo numero 14 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Desde los primeros años de la década del 60 los EEUU han aceptado una condición de exiliado que esta fuera del contexto de los Derechos Humanos, para ser más exacto, del articulo número 14 que condiciona el asilo a la persecución política. El 90 % de los cubanos que emigran no son perseguidos políticos como se les ha pretendido presentar ante la opinión mundial. Una gran parte son cubanos que han aceptado y colaborado con el régimen hasta el momento de encontrarse fuera del territorio nacional.
Por otra parte, tampoco puede calificarse como una razón económica de sobrevivencia. En Cuba se vive con necesidades pero nadie se muere de hambre. Podríamos mejor calificar a la emigración cubana como una de las mas indignas y degradantes del mundo, es la cobardía ante el reclamo de los derechos violados el principal motivos de la emigración.
Si con alguien está obligada la administración estadounidense discutir sobre derechos humanos es con Raúl Castro y su gobierno, agenda que con el restablecimiento de las relaciones ha colocado en segundo o terceros planos.
Desde hace más de seis décadas los distintos gobiernos norteamericanos han otorgado miles de visas, además de aceptar las grandes y masivas invasiones de los años 80 y 94, pero esto, agregado a la Ley de Ajuste no ha solucionado el problema, todo lo contrario, lo ha incentivado.
Todas las políticas de los EEUU con respecto a la emigración solo han servido para aliviar a la dictadura y evitar que dentro de la isla se consolide una fuerza social progresista capaz de mover o promover un cambio hacia un Estado de Derecho, esto deja la duda de si es un propósito de la potencia norteña mantener esta emigración o erradicarla. En toda esta vorágine, son precisamente ellos los más beneficiados, recibiendo en su territorio lo más talentoso y emprendedor de esta isla, mientras la nación, poco a poco continua desintegrándose.

Publicado en económica, militar, pol)itica, social | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

G– La caravana del terror. Superior a mi ningún hombre.

IMAG quiellermo IMAG Quillermo IMAG- Quillermo
Un uniformado me viene a buscar, ahora me trata como un ser humano, ni me coloca esposas ni aplica técnicas de luxación para trasladarme dentro del local, penetro en la oficina de otras veces. Detrás de una mesita se encuentra un joven vestido de civil, padece un mal profundo de la vista porque en los cristales de sus espejuelos se aprecia bastante aumento. Los dos guardias que están detrás de mí con un oficial vestido de civil de la Gestapo Castrista me piden que deposite sobre la mesa todo lo que traigo encima. Saco del bolsillo derecho las decenas de monedas de veinte centavos que me hacen sentir seguro para transitar la ciudad haciendo mi trabajo de terrorista y contrarrevolucionario al servicio de mi Cuba; una potencia extranjera que me convierte en mercenario. Del bolsillo trasero extraigo la carterita con el carnet y algunos pesos en papel moneda, todo, con el pañuelo lo deposito delante del escribiente. Los militares me piden que me coloque frente a la pared con las piernas abiertas, uno de ellos me cachea minuciosamente mientras el otro observa, termina, y me piden que me siente y recoja las peligrosas granadas que hay sobre la mesa. El sirviente del poder traslada varias actas a hojas en blanco, se tarda para hacer la mía. Cada cierto tiempo otro miembro de la Gestapo se asoma a la puerta y se retira. Después de media hora, toma mi carnet y escribe mis datos sobre el papel. Me pregunta si soy desocupado. No –le contesto- soy periodista independiente. Si pero eso no es legal. Correcto, póngame que realizo un trabajo ilegal- le digo en tono burlón-. Lo que escriba no determina sobre lo que hago y quien soy, pero como se que ninguno tiene el valor para salirse del adoctrinamiento programado por el poder y escribir lo real, me place utilizar el sarcasmo que disfruto como venganza.
No protesto por el tiempo, allí estoy más cómodo que afuera y de todas formas el liberarme no depende de ellos, ni de mí, sino de las instancias superiores del gobierno, atendidas directamente por el presidente Raúl Castro Ruz y sus adeptos servidores incondicionales a las mieles del poder.
Termina y hace como para guárdala, pero le interrumpo el movimiento diciéndole que no me ha dejado verla. ¿La vas a firmar?- me dice- . si has puesto lo debido, si.
Me entrega el acta y la leo. Como había previsto no se atrevió a poner mi ocupación, pero se la firme como constancia que estuve allí como consecuencia de la violación de la ley precisamente por las instituciones cuya obligación bajo juramento es hacerla cumplir imparcialmente.
Me sacan y me devuelven al parquecito, ya no quedan arrestados, pocas patrullas y menos uniformados. El oficial de las dos estrellas negras está sentado en uno de los bancos, me siento delante de él y lo miro fijo, los dos estamos usando gafas negras pero ambos sabemos que nos estamos mirando y haciéndonos preguntas que no tienen respuesta hasta que un día de forma diferente nos sentemos así, de frente, pero de cubano a cubano, de igual a igual, ejerciendo los mismos derechos, sin represión ni discriminación, respetando el pensamiento diferente que por condición humana nos corresponde y debe ser la prioridad de cualquier sistema que se respete así mismo y no sea una dictadura. Mientras lo miraba buscaba en mi mente un tema que no fuera drástico y me permitiera cruzar algunas palabras con él. En esos momentos llega el anciano de 67 años Guillermo García con los brazos magullados y manchados de sangre por el efecto de las esposas y los maltratos de los policías. Se sienta en el asiento contiguo al oficial, me traslado hacia allí y le pregunto al oficial si eso es un trato humano, si es correcto maltratar a hombres pacíficos por el sencillo hecho de reclamar lo que como derecho le corresponde. El oficial mueve la cabeza de un lado a otro, mira las manos de Guillermo y dice: “en los cuarenta años que llevo como miembro de la Seguridad del Estado, jamás he hecho eso a un hombre”.
No sé si sintió vergüenza o fue tan hipócrita como la mayor parte de los castrodomunistas. Yo le creí, y pensé que cuando el saliera de allí iba a reclamar justicia o a desprenderse de sus estrellitas negras. Siempre creo en ese minuto que tiene todo hombre para recuperar su dignidad. Aunque pudiera resultar como en la parábola bíblica del rico.
Y Jesús oído esto, le dijo: Aun una cosa te falta: todo lo que tienes, véndelo, y dálo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme. Entonces él, oídas estas cosas, se entristeció sobre manera, porque era muy rico. Y viendo Jesús que se había entristecido mucho, dijo: ¡Cuán dificultosamente entrarán en el reino de Dios, los que tienen riquezas! Porque más fácil cosa es entrar un camello por un ojo de una aguja, que un rico entrar en el reino de Dios.Y los que lo oían, dijeron: ¿Y quién podrá ser salvo? Luk 18: 22 26
Y cual difícil resultara que un oficial de la Seguridad del Estado cubana arriesgue su estatus por defender la justicia. Sin embargo, a pesar de todo sigo creyendo en el arrepentimiento moral de este aunque no tenga el valor para enfrentar la verdad. Desde la oficina que está a unos metros del parquecito se escucha una voz que dice: deje eso, esa mujer tiene tremendo valor. Se referían con toda seguridad a Tamara, en el lugar un grupo de uniformados conversaban. Si detectaban ese reconocimiento de la verdad estaría en problemas.
Ya todos se han ido. El jefe de siempre viene y se dirige a mí y a Guillermo, me entrega el teléfono y nos lleva hacia una de las patrullas.
Ya confías en mí que me entregas el teléfono antes de ser liberado -le señalo con jocosidad pero con intención-. Me lo recoge sonriendo y con muy pocos deseos, y me dice: son problemas del procedimiento.
Pienso que este hombre si no fuera por el compromiso creado y la dependencia del sistema para su existencia no realizara este trabajo, pero para él, una nueva elección por la justicia seria como elegir el suicidio; pobre hombre, – me digo- que le contara a sus hijos y nietos cuando le pregunten sobre su trabajo, será capaz de relatarle con veracidad los hechos o hará como millones de padres cubanos hoy que engañan a sus hijos indolentemente, traicionando lo más sublime de la existencia humano: la inocencia infantil y el difícil proceso de la adolescencia, algo demasiado cruel para ser perdonable.
El auto al cual subimos no tiene el cristal divisorio de seguridad y los uniformados que lo conducen no se comportan como represores. A la salida de la cárcel vemos a Alexis y Luis que nos hace señales con la mano. El conductor pregunta que quienes son. Activistas amigos – le contesto- .Mi teléfono suena y el copiloto me lo alcanza sin ningún prejuicio. Es Alexis que me ha llamado al verme salir. Decido no hablar y lo guardo en el bolsillo. Comento algo con Guillermo sobre la actitud que deben asumir los uniformados con respecto al cumplimiento de la ley, siempre recalcando que el hecho de pensar diferente no nos hace enemigo de ningún cubano, todo, con la doble intención de que los muchachos escuchen, sabemos ciertamente que ellos como la mayoría del pueblo de Cuba están desinformados y engañados en cuanto a nosotros y los objetivos del gobierno que no han sido nunca los de colocar en primer lugar y antes que el poder el progreso de la nación. Escuchar no les hará abandonar las filas de la policía porque de ella depende su sustento, pero si muchos reconsideraran la forma de tratarnos y pienso que optaran por un comportamiento más respetuoso y menos agresivo.
Nos quedamos a la entrada del puente del Capri. Guillermo se va a un kiosco a comprar cigarros, yo me voy hacia la sombra de un árbol revisando el teléfono, buscando las grabaciones, no encuentro ninguna. El furor me enciende el pecho. En momentos así la vida me es insignificante, entonces creo que siento miedo y le pido a Dios que no me abandone y me colme de paciencia para resistir y no estallar. Superior a mi ningún hombre, ningún ejercito, ningún estado, ningún poder, es mejor la muerte: no les voy a entregar más el teléfono.

Publicado en social | Deja un comentario

F-La caravana del terror. Entre Antúnez y Tamara.

Ya los bancos estaban ocupados por varios activistas. Me siento al lado de Antúnez. El no sabe el placer que esto me causa, nadie lo sabe excepto yo que lo vivo. Me traslado al pasado cuando lo escuchaba por radio Martí un poco que sufriendo sus represiones y también emocionado por su valentía. Siempre con la esperanza de conocerlo y poder compartir con él un espacio de rebeldía. Hoy ha sido ese día, no de conocerlo porque desde hace muchos años nos conocemos, sino de compartir el espacio ansiado. Hoy Dios, conocedor de mi corazón me ha complacido y bendecido. A todos les han quitado las esposas, de mi se han olvidado pero no protesto, estoy disfrutando el momento al lado del héroe. El oficial de las dos estrellas transita entre los policías cerca del parqueo a unos 15 metros de nosotros, con la mirada va recorriendo los arrestados, se detiene en mi y le ordena a uno de los uniformados que me quite las esposas. Paso las manos adelante y me las floto para que todos incluyendo el oficial vean las marcas.
Entra al patio una patrulla y se oye una mujer que protesta. Es extraño – me digo-, las mujeres no las traen a este lugar. Intentan persuadirla, pero es inútil, no se calma ni obedece, increpa a los policías, y sicarios. Con toda y justa razón.
Los oficiales tratan de disciplinarla pero solo logran mas rebeldía. Sus palabras no son ofensivas, les dice a los militares lo que son: asesinos, esbirros, abusadores y otras palabras que no recuerdo. La traen hacia los bancos pero no está dispuesta obedecer ni la más mínima orden. Se sienta en la acera al lado de la oficina alegando que no se sienta al lado de asesinos. El oficial de las dos estrellas negras se le acerca pidiéndole que vaya hacia los bancos, ella le contesta; O donde yo quiera o me encierran en el calabozo, yo no tengo porque estar aquí. El oficial se va y la dejan sin que puedan callarla. Iris Tamara Pérez Aguilera es una mujer indomable. Mariana Grajales, o algunas de las supuestas heroínas recogidas por la historia de Cuba le quedan chiquita a esta negra cimarrona. Antúnez se levanta de mi lado y va hacia donde esta ella. Los policías se mueven nerviosos, listos para atacar. El esposo la ayuda a levantarse y vienen los dos hacia el banco. Marcelino me pide que le ceda el puesto, pero yo quiero sentirme aprisionado entre estos dos Gandhi de mi Cuba, es una concesión divina de mi Dios que conoce mi corazón, sin embargo noto que no cabemos, ellos están gorditos. Me levanto con intenciones de cambiar de banco y un uniformado intenta impedírmelo ordenándome que me quede en el lugar. Están acostumbrados a esperar ordenes.
Yo no obedezco ordenes- le digo con un tono de voz imponente- algunos se mueven como para atacarme, pero no les hago caso. Ustedes están equivocados, -sigo diciéndole- ninguno me puede ordenar nada y no les tengo miedo. Otro, un mulato espigado me manda a callar. Yo solo obedezco al que esta allá arriba, ningún hombre terrenal me calla excepto que me mate –le grito-
Me siento al lado del musulmán. Iris no se calla y eso me gusta, pero otro de los policías intenta hacerse el bárbaro y manda a callar a Marcelino. Yo permanecía en silencio pero esta insolencia me hace estallar de nuevo. Tengo que repetirle el mismo discurso: tú no eres nadie para mandar a callar, de los que estamos aquí ninguno tenemos miedo, cállate tu y te ira mejor, deja eso de acerté el valiente que no lo eres. El uniformado hace un gesto como de guapería, esto me molesta mas; oye, te dije que ni eres guapo ni bárbaro- le repito-, a quien piensas intimidar. Estoy gritando. Los oficiales se acercan y me dicen que no provoque.
Aquí los que están provocando son ellos, nosotros nos sabemos comportar pero no aguantamos amenazas, no hay miedo.
El oficial de las estrellas negras parece que comprendió, retira a un grupo de los guardias y deja solo unos cinco, ordenándole que nos dejen tranquilos con nuestros temas. Son tiempos diferentes, veinte años atrás, por esto nos daban una golpiza y nos metían en las tapiadas y después Fidel Castro mediante un juicio sumario ordenaba una condena de veinte o veinticinco años de prisión y pocos se enteraban de lo sucedido. Hoy lo pueden hacer también pero sería conocido por muchas personas y nuestros rostros saldrían en los espacios de algún medio de prensa. Las dictaduras le tienen terror a la información, el periodismo libre para y digno para las tiranías son como un látigo de verdugo.
Iris no se calla y eso me gusta. Su voz clara muestra la determinación de no temerle ni a la represión ni a la muerte, es una cimarrona pura. Utilizo la palabra cimarrona para catalogarla porque para mí es la palabra que más se identifica con la rebeldía y la libertad, yo también me considero un cimarrón.
Escobedo ocupa unos de los bancos a mi lado y les aclara a los uniformados que ellos no están para atacar y golpear a gente pacífica, sino para evitar el abuso, hacer cumplir la ley vigente e impedir el desorden social. Muy contrario a como están obrando.
El activista amigo de Lucinda comenta que mientras todo esto sucede Tony Castro se encuentra en Grecia disfrutando de las mieles del poder utilizando el capital adquirido mediante la explotación inmisericorde al pueblo de Cuba, abonando por él y sus cuatro guardaespaldas mil dólares diario solo de hospedaje por cada habitación y paseando en un lujoso yate como el más burgués entre los burgueses.
¿Por qué estamos aquí, que delito hemos cometido- dice Claudio-
Nadie contesta y el oficial de las dos estrellas negras se aleja más para no escuchar, no sé si por vergüenza o desvergüenza, si por sentirse cubano o esbirro al servicio del poder.
Se llevan a Iris y Antúnez. Ha Tamara la quieren trasladar con las tres mujeres policías que la amenazaron con golpearla, una mayor y dos suboficiales. Ella se niega a subir al auto, está segura que después que la esposen dentro del vehículo la van a estropear, no es la primera ocasión en que se encontrado en trance similar y la han golpeado con saña y odio teniendo que requerir asistencia médica. Solo muerta o apaleada subiré -le dice a las asalariadas- . Eso me gusta y desde el lugar donde estoy disfruto la valentía de la heroína y comento ante los oficiales y policías que me rodean: la mujer tiene razón, solo tienen que admitirle lo que pide y se soluciona el problema con racionalidad. Al fin acceden al pedido de Tamara y se la llevan fuera de la prisión. Vaya mujercita- me digo- tiene el valor de millones de cubanos, ¡coño!, los hombres en Cuba siempre han alardeado de machos, hoy debían de avergonzarse.
Traen al activista que leyó la nota de Silva y lo sientan al frente donde estaban Antúnez y Tamara, con la mano derecha se frota el brazo izquierdo que le han lesionado, a su lado sientan a Marcelino que se lo habían llevado y ahora regresa con el brazo derecho en cabestrillo. El dolor en mi cuello aumenta, por un momento tengo la idea de solicitar asistencia médica para causarles molestias y que quede alguna constancia del maltrato físico, pero al instante pienso que sería como demostrar debilidad y humillarme, en un final, son solo distenciones de músculos a las cuales estoy acostumbrado, he sufrido dolores muy intensos durante mi existencias y no he buscado asistencia médica, si los comparo, este es insignificante y ellos solo me darían un calmante para el dolor.

Uno por uno, los van llevando adentro, haciéndole el procedimiento de rutina y devolviéndolos al parquecito. Solo quedamos dos sin el proceso. Ya deben de ser casi las 16 horas, el sol está a un tercio del ocaso y algunas nubes oscuras transitan silenciosas por el cielo. La agresividad visible de los represores de civil y uniformados hacia nosotros ha disminuido. La matica de mango del patio permanece tranquila, hoy los uniformados no la han acometido, ya no le queda ni un fruto.

Publicado en social | Deja un comentario