Con la negociacion se activa la represion

En comunicación desde la sede Lietis Reyes (+53 5 8326258) denuncia un posible asalto a la sede de UNPACU, pues las fuerzas policiales mandadas por la policía política y esta última, se encuentra concentrada en las afueras de la vivienda sede de la organización en Santiago de Cuba. Narra Reyes que mientras realizaban grabaciones en la calle frente a la sede para un videoclip de Omar Sayut, artista contestatario perteneciente a la organización UNPACU, se presentó sorpresivamente la policía y comenzó a detener arbitrariamente hasta 15 activistas de la organización, ahora permanecen en actitud agresiva y amenazan con asaltar la vivienda.
Chely.

Para mas información:
Lietis (Supra)
Yriade (+53 5 809567)

Publicado en social | Deja un comentario

La caravana del terror (continuación)

La tarde sigue avanzando abrazada por el calor, el cielo se ha ido poniendo gris y al sur se oscurece anunciando lluvia. Han continuado bajando prisioneros esposados del camión, los conducen adentro, los registran minuciosamente y luego los sacan de nuevo. Algunos los vuelven a su sitio ya sin esposas, otros los dejan con nosotros y otros no sé dónde los llevan. El espacio que ocupamos se ha ido llenando y nos trasladan hacia unos bancos situados debajo de un árbol donde acostumbran a sacar los detenidos para las visitas familiares. Siempre caminamos rodeados de un grupo de tensos policías que cuando nos miran ponen rostros rudos como soldados de la Gestapo alemana.
Desde donde estoy ahora veo perfectamente los que van sacando del camión. Uno de ellos es Arturo Rojas, oigo cuando uno de los secuaces le dice a los que van a practicarle el registro: quítale el teléfono y regístralo bien no vaya a ser que tenga la cámara, y dirigiéndose a Arturo en tono cínico y amenazante le apunta: que, trajiste la cámara. Esto es porque Arturo en una de las ocasiones anteriores había logrado introducir una cámara hasta el calabozo colectivo y gravado algunas imágenes, por alguna razón desconocida con certeza, ellos lo supieron y ahora permanecen alerta y son más cuidadoso en los registros. Veo cuando le quitan mi teléfono y pienso que quizás esta vez lo puedo perder. El gobierno teme a las informaciones y a las imágenes que salen al exterior de las atrocidades practicadas sobre los pensadores diferentes.
Otro de los que sacan del camión es Guillermo García, de 67 años. Su brazo derecho a la altura de la articulación del codo esta ensangrentado. Esa misma región del brazo había sido dañada en el violento arresto el 19 del mes anterior, quizás los rasponazos no hayan sanado bien o el anciano haya sido arrastrado nuevamente por el pavimento. Lo llevan adentro y después lo agregan a nuestro grupo.
Todos nos animamos en una polémica sobre los acontecimientos, siempre dando ideas de cómo acabar con la dictadura de la forma más pacifica posible y transformar a Cuba en un Estado de Derecho. Yo enfoco el tema del cambio de constitución. La conversación se anima y los tonos de voz se elevan, a pesar de que mi acento de voz de guajiro no lo he podido educar a la cultura universal por mucho que me he esforzado, mi propósito en casi todas estas ocasiones es que otros oídos escuchen nuestras razones y que su miedo a emitir opiniones sobre el gobierno vaya escapando. Uno de los policías que nos rodean, serio y ceñudo y con voz autoritaria nos dice: no le digo que no pueden hablar, pero sí que hablen bajo. Lo miro de reojo y continúo hablando con la misma intensidad. Los demás bajan el tono por unos minutos. No creo que por miedo, porque si algo han demostrado aquellos hombres que me rodean es valor, pero son personas educadas y respetuosas, aunque no hayan transitado por los recintos universitarios, si sienten un profundo respeto por la persona humana.
La conversación vuelve a entonarse con emoción y el policía se acerca de nuevo y en tono autoritario nos dice: les dije que hablaran bajo y tiene que hablar bajo. Tome aquello como una amenaza y entonces dirigiéndome a él le conteste: no muchacho, te equivocaste, no entendemos de amenaza, se acabó, no obedecemos órdenes de nadie, por lo tanto no ordenes mas lo que no vamos a cumplir, aquí no hay miedo. El guardia me miro entornando los ojos como para impresionar y de verdad pensé que no sé cómo hay hombres tan estúpido que tiene la errónea idea de que pueden atemorizar a otros hombres porque usan un traje militar y portan un arma amparados por la fuerza del poder. Recordé la fábula del principito de Saint-Exupéry, que estoy seguro que este como muchos policías no saben ni siquiera que existe un libro, que dice que nunca ordenes lo que no van a cumplir, que hace énfasis en la perseverancia por el cuido de una rosa y se burla del avaro y el poderosos en medio de un desierto. El uniformado parece que comprendió el ridículo de su actuación y no dijo más.
El barbudo del cáncer en la garganta intenta explicarme quien es, ahora se amplía más se levanta del asiento y hace gestos de cómo lo proyectaron contra el pavimento y uno de los policías le coloco la bota sobre el cuello, pero debido a que no articula la voz yo sigo sin entenderle nada y aquello me pone intranquilo sin saber qué hacer. Alguien me presta un lapicero y se lo entrego para tomarle los datos y saber quién es. Los escribe en una de las proclamas y me los entrega, entonces logro saber su nombre; se llama Julio A Guzmán Rodríguez conocido como el capitán Hemingway. Yo le doy mi teléfono asegurándole que al otro día recogeríamos su testimonio en un video, pero él sigue queriendo que lo entienda y la impotencia de entenderle me confunde tanto que quien intenta escribirle en el papel soy yo. Él me toma de los hombros y obligándome a que le mire los labios entiendo que me dice: yo no soy sordo. Burlándome por dentro de mi torpeza le digo con una sonrisa: A verdad, tú lo que no hablas.

Me sacan del grupo y me trasladan nuevamente al interior del recinto hasta un cuartico donde suelen efectuar el cacheo. Rodeado de policías me ordenan colocar todo lo que traigo en los bolsillos sobre la mesa, depositó decenas de monedas de 20 centavos, el esbirro de civil se ríe. Luego me colocan de frente a la pared con los brazos en alto y las piernas en esparranca, solo falta que me palpen los testículos y lo que cuelga en el medio. Siento asco que un hombre me este tocando, pero eso no les basta, me ordenan quitarme los zapatos y las medias, pero eso tampoco les basta. Voltea la media al revés- me dice uno- . Esto es ridículo- le dije- ¿ A que le tienen miedo?. Nosotros no tenemos miedo –me contesta el que está detrás de la mesa con ese tono machista propio del cubano que cagado de miedo sigue vociferando que no tiene miedo. No hay uno que diga que se fue a los EEUU porque no tuvo valor para reclamar el derecho y la libertad a la dictadura. Siempre dicen que eso no fue por miedo. Que si tuvieran miedo no se hubiesen lanzado al mar. Mi respuesta es fácil: no es lo mismo ocho o 20 horas de miedo que vivir con miedo o convertido en parias toda la vida, además, la seguridad que después de ese corto tiempo te libraste de la opresión por toda la vida cubre el miedo.
Sé que el registro es un intento de humillación y por unos instantes siento el deseo de negarme y que ellos lo hagan si quieren, pero debo obedecer las autoridades y necesito saber hasta dónde llegan, en algún momento me negare.

Uno por uno los han ido llevando hacia una oficina para tomarnos declaración y levantarnos acta de detención. Algunos no aceptan, alegando que es lo mismo siempre. Una y otra vez en cada ocasión que nos traen arrestados nos entrevistan sobre el arresto, algunas veces levantan un acta de detención intentando justificar la detención arbitraria y obedecer formalmente la ley de procedimiento penal, que no nos señala en su contenido como violadores. Pretenden justificar el arresto atribuyéndolo a un supuesto escándalo público, pero quienes verdaderamente ocasionan el escándalo son ellos y los que el gobierno presiona a las provocaciones represivas, que a pesar de que gritan y golpean nunca son arrestados, porque son ordenados y protegidos por las más altas instancias del poder bajos las órdenes directas del general de ejército y presidente del gobierno de Cuba Raúl Castro Ruz.

Yo siempre acepto la entrevista. Es uno de los momentos en que expongo a los actuantes mi posición y le demuestro su violación y el delito que cometen como agentes del orden actuando basados en la fuerza del poder y no en la razón de la ley, violando los artículos 241 y 244 de la ley de procedimiento penal vigente, además de la DDHH. Cuando les hablo, quedan callados o buscan absurdos argumentos donde prima la estupidez. Saben que cometen una detención arbitraria pero se justifican con el cumplimiento de una orden superior. La orden del castrismo dada después de Fidel haber ascendido al poder por medio de las armas en 1959:“Todo pensador diferente es un enemigo de la revolución y hay que exterminarlo por cualquier medio, cuando no acepten la intimidación, el soborno o la compra, puede emplearse la exclusión social, el destierro, la expulsión del territorio nacional, la tortura física y psicológica, el presidio y hasta el asesinato si es preciso”.
La joven que me atiende es la misma que una ocasión anterior intente explicarle la violación que estaban cometiendo. Nos saludamos como dos viejos conocidos.
¿Que, ya estudiaste la ley de procedimiento penal, encontraste lo que te decía sobre la llamada por teléfono?. -Le digo mientras me siento-
Sí, pero te sigo diciendo que no es obligatorio dejar al detenido que hable él, sino, que nosotros somos los que debemos comunicarles a sus familiares la detención y la situación del detenido.
Te pregunto: ¿y proceden así ustedes? . Queda callada y no responde, solo entorna los ojos. Me percato que no tiene valor para hacer uso de la ley y cumplirla, es como los demás, autómatas sin identidad, ni convicciones, ni dignidad, que solo cumplen orden. Me suavizo, ya ha reconocido una parte que no cumplen
Quizás yo haya interpretado mal y sea como dices, ustedes son los encargados de comunicar la detención. No dice nada más, ni yo tampoco. Termina el acta y se la firmo. De cualquier forma es una evidencia de mi paso por el lugar y si algún día adquieren dignidad e identidad propia quizás se rebelen y cumplan y hagan cumplir la ley.

Las nubes negras se han desplazados y ahora nos cubren arriba. El calor ha disminuido y una brisa fresca con olor a humedad bate desde el sur. Algunas gotas de agua se desprenden de las nubes y comienzan a hacer pequeñas y oscuras manchitas sobre el asfalto. Los guardias reciben la orden de trasladarnos hacia el camión junto con los demás para protegernos de la lluvia. Allí está el anciano menudo de cabello y bigote banco, le han puesto una cura blanca donde le habían arrancado la piel del antebrazo para que no siguiera sangrando. Pido un lapicero y anoto su nombre: Jorge Arrufe Carbonel. Ahora en el camión estamos casi todos. El hombro de Miguel se ha enrojecido como si la sangre estuviese a punto de brotar. Andresito cuenta que uno de los policías le dio un puñetazo en el pecho y El joven Darío que lo estrangularon hasta dejarlo sin conocimiento. A todos les oriento que se están tomando testimonios de los atropellos y son muy importantes sus declaraciones, les indico donde deben presentarse y al barbudo del orificio en el pecho le digo que me contacte, que yo iré con él para testificar sobre su indolente atropello. Liban Moran que está a mi lado también les indica su casa para tomarles testimonios con su cámara y dar la información a algunas agencias noticiosas a las cuales él le sirve de reportero.
Deja de lloviznar y volvemos a los bancos, ya han pasado las 17 horas y del alto mando han recibido la orden de liberarnos, a algunos los llevan en los autos patrullas y los mas vamos en el camión. A la altura del puente del Capri detienen el camión y nos dejan a mí y a Ángel Duvier. El oficial que viene al frente del pelotón me llama a la cabina y me entrega el teléfono, regreso a la parte trasera y grito con todas mis fuerzas: abajo la dictadura. El oficial de la cabina se baja y vuelve atrás buscando de donde había salido el grito. Le miro al rostro y le digo: yo fui quien grito. Los del camión se quedaron mirando, quizás en la mente de alguno circulara la idea de agredirme y solo esperaba la orden para lanzarse sobre mí, pero no lo hicieron, ahora no estaba esposado ni tampoco tenía porque ser dócil. El oficial al mando no dio la orden y tampoco lo hizo, regreso a su puesto en la cabina. Ángel Duvier me alentaba a irnos, no creo que por miedo pero no le agrado mi reacción. Comprendí que ya no solo busco enfrentar a estos poco hombres, sino provocarlos y que comprendan que hay hombres con pocos miedos y muy difíciles de intimidar.
Bajamos el puente y subimos a un ómnibus hasta el entronque de la Cujae, de allí seguimos caminado hasta la casa de mi hermana. Encuentro las niñas cuidadas por su hermano y me preguntan por su madre, ellas ya saben bien lo que le hacen.
No se mis amores, pronto regresara – le digo-. Unos minutos después mi hermana llama, la dejaron en el puente de 100 y viene caminando. Cuando llega le pregunto cómo las trataron.
Me enseña las marcas de las esposas en las manos y me cuenta que estuvo mal, la presión le subió y la doctora tuvo que suministrarle medicamentos. Ni aun así la esbirra uniformada me quería quitar las esposas, la doctora tuvo que ponerse fuerte y obligarla amenazándola que si no tenía que sacarme del lugar. A Tamara la golpearon fuertemente, a otras más leve. No nos quitaron las esposas durante todo el tiempo, fueron varias horas de tortura.
El fiscal se retorció como una serpiente, eructo y unos gusanos enormes cayeron sobre la mesa. Unos de los abogados defensores se saco un ojo y lo lanzo contra el cadáver. La madre lo atrapo en el aire, lo convirtió en rosa y lo deposito en la balanza. Los perros entraron a la sala y se comieron a un niño que lamia el piso. Finalizo esta etapa con la justicia escondida detrás de la puerta.
Final de una página más de mi obra maestra “Soy Bloguer, he resucitado”.

Publicado en militar, pol)itica, social | Etiquetado , , | Deja un comentario

La caravana del terror amplía su impunidad.

Son las 08 con 30 minutos del domingo 7 de Junio. Estoy en casa de mi hermana y bajo a la calle con las intenciones de comprar pan para el desayuno. Una patrulla de la PNR con dos policías uniformados y un esbirro de la Gestapo castrista ya me esperan a unos metros de la salida y no me dejan realizar la acción. Durante los días anteriores había sido advertido para que dejara de asistir los domingos al parque Gandhi.
Sostengo una conversación con el sicario de la dictadura, que después de utilizar varios sucios y perversos métodos de persuasión para que no asista a Santa Rita, incluyendo la amenaza sutil, me ordena que me vista para que lo acompañe. Soy introducido en la patrulla bajo órdenes expresas de los mandos superiores y después de transitar por varios lugares de las afueras de la Habana soy abandonado en la autopista central a unos 20 km de la ciudad con la amenaza de que no puedo ir a Santa Rita el próximo domingo.
104_0401 104_0402 104_0403 104_0404 104_0405 104_0406 104_0407 Debido a que el movimiento Damas de Blanco se ha mantenido marcando la diferencia entre un justo y digno acto de justicia y unas denigrantes relaciones entre los gobiernos de Cuba y los EEUU,plegadas al deseo dictatorial del gobierno castrista. La tiranía de Raúl Castro ha hecho todo lo posible para desintegrar el movimiento, utilizando sobre sus miembros y demás personas que apoyan o se presentan al lugar todos los métodos de represión posibles; chantaje, soborno, amenaza sutil directa e indirecta, calumnias, intentos de descalificación mediante difamaciones, perversos actos de repudio por turbas carentes del más mínimo ápice de dignidad y torturas psicológicas.
Habiendo fallado y viéndose imposibilitada de acallar sus voces, desde el día 17 de diciembre del 2014, en que Obama anuncio el restablecimiento de relaciones entre la dictadura y el gobierno de los EEUU sin condicionamiento con el respeto por los DDHH, han recrudecido la violencia y la tortura directa sobre sus cuerpos físicos como último recurso.
Cada domingo después de ser arrestadas violentamente todas las personas pacifistas de ambos sexos que concurren al lugar, son conducidas crudamente esposadas hacia centros penitenciarios donde son mantenidas con las esposas apretadas por varias horas. Ahora también se ha agregado para muchos, la detención al salir de sus viviendas, para, después de ser amenazados ser abandonados en lugares apartados de la ciudad.
A los pocos periodistas independientes que nos atrevemos asistir al lugar, después de ser arrestados, las imágenes que logramos tomar con nuestros móviles son borradas con la intención de que el pueblo no las conozca y que no salgan al exterior.

Publicado en militar, pol)itica, social | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Bases para una constitucion

La democracia no es el deseo de los hombres que gobiernan sino la justicia de y sobre los pueblos gobernados en base a todos sus derechos.
Constitución para Cuba. Bases institucionales.
Esta constitución está fundada sobre la base de la no violencia y para ello se fundamenta en el principio de la erradicación de las armas que solo han servido para destrucción de la humanidad. No existe arma que no se haya fabricado para quitar la vida, ni pensamiento que tienda a la paz empuñando o haciendo empuñar un arma. El hombre primero utilizo un arma para defenderse de las fieras, después esa arma lo convirtió en la fiera más asesina que habita sobre la tierra.
Artículo 1ro: Dios es el creador del universo y la vida, como tal debemos respetarlo. El cristianismo y la religión tienen total espacio de libertad para su ejercicio sin restricción ni regulación alguna por parte del Estado.
Artículo 2do: La república de Cuba está obligada incondicionalmente a cumplir por encima de cualquier edicto gubernamental o disposición interior de la presidencia y el gobierno, tanto en la guerra como en la paz, los 30 artículos de la Declaración Universal de los DDHH, plasmados en la Carta Magna por las UN. Toda su independencia y soberanía tiene como limitación estos derechos.
Artículo 3ro: El hombre no es dueño de la vida de ningún otro hombre, Dios da la vida y es el único con derecho sobre ella.
La pena de muerte no existirá ya más. En la mayor parte de los casos no ha servido para ajusticiar sino para asesinar a otro semejante.
Artículo 4to: Instituciones como las FAR y los órganos de Seguridad del Estado serán desintegrados y queda terminantemente prohibido la creación y el uso de algún ejército por parte del gobierno, también como la fabricación, uso o tráfico de armamento pesado o de grueso calibre por el territorio nacional incluyendo nuestras costas. Solo se permitirá el uso de armamento ligero y en casos excepcionales a una policía debidamente entrenada y sensibilizada con la cultura de la vida y el respeto incondicional por la condición humana. Esta quedara como única fuerza para controlar la seguridad ciudadana. Todos los recursos del ejército y las instituciones armadas pasaran a cumplir funciones económicas y sociales. El personal o ciudadano cubano no prestara servicio ni se mezclara en ningún conflicto bélico en el exterior que no sea en función de servir en instituciones humanitarias voluntarias siempre que no traigan como consecuencia la desintegración de su familia.
“Creo que la democracia auténtica sólo puede originarse en la no violencia. La estructura de una federación mundial sólo puede erigirse basándose en la no violencia, y la violencia debe ser totalmente desechada de los asuntos mundiales” Mahatma Gandhi
Artículo 4to: El periodo máximo para cualquier miembro de un órgano legislativo o de gobierno, desde el más insignificante hasta el más alto, como la presidencia de la república solo contemplara un periodo de cuatro años sin derecho a reelección.
Artículo 6to: Los recursos naturales no renovables (hidrocarburos y minerales sólidos) extraídos del interior de la tierra, serán reducidos a la mínima expresión y los renovables elevados al más alto grado de utilización racional evitando con carácter obligatorio su uso o explotación indiscriminada.
La extracción de recursos del interior de la tierra deja espacios vacíos que necesariamente son ocupados por otros elementos de diferente densidad y peso específico, eso provoca desequilibrios entre las fuerzas endógenas terráqueas que al estabilizarse causan terremotos y maremotos. En nuestra isla las construcciones, no están fabricadas para resistir movimientos sísmicos, esto, además de su deterioro por el tiempo. Cientos de viviendas después del 1959 están construidas por la presión de las necesidades ausente de las civilizadas razones de los avance de la ciencia. Un fuerte movimiento telurico seria catastrófico para Cuba.
Artículo 7mo: El gobierno de la república de Cuba está obligado a establecer y mantener relaciones con todas los Estados y Gobiernos democráticos y que mantengan un Estado de Derecho. Nada podrá oponerse a esta determinación.
Artículo 8vo: Se establecerá un día de cada mes para el descanso general, en que se detendrán todos los procesos que contaminen el medio ambiente, un día de vida a la naturaleza, solo se mantendrá en acción lo imprescindible para la vida.
Las violaciones de los DDHH colectivas sobre los pueblos son llevadas a cabo por Gobiernos Castrenses bajo constituciones cuyos derechos apenas tienen valor constitucional. O como en la Constitución Cubana; están sometidos a los propósitos políticos controlados por el poder por encima de las razones de la justicia. Estas constituciones anti-democráticas he impuestas por el populismo sustentado en el miedo y basado en la dependencia del ser social del poder o del Estado, son sostenidas por los ejércitos y los órganos de represión bajo nombres tan aparentes como Seguridad del Estado o fuerzas para la seguridad nacional destinadas aparentemente para defender la soberanía nacional y la independencia, pero que en realidad solo sirven incondicionalmente al poder. En manos de estas fuerzas descansa todo el poderío militar que en última instancia no permiten el ejercicio de la independencia o la libertad, sino la praxis de la opresión solapada en el mantenimiento de la paz cuando en realidad son sustentadores y ejecutores del despotismo gubernamental. Si en las constituciones de los Estados se ordenara como primer artículo constitucional los 30 art de la DDHH para estricto e incondicional cumplimiento y además se extinguieran los ejércitos que son en última instancia los que sostienen las dictaduras y los sistemas totalitarios, agregándole un periodo de gobierno de solo 4 años sin derecho a reelección. ¿Qué % de posibilidades quedarían para existir estas?
Las dictaduras son sostenidas por la fuerza de los ejércitos, sin ellos sería muy difícil que se concretaran
¿Para qué ha servido el ejército en Cuba después de la independencia de la Metrópolis Española que no sea para pérdidas de vidas cubanas, la mutilación de cuerpos también de cubanos y el dolor repartido por toda la isla, sumándole el causado a personas muy ajenas a nuestra nacionalidad?
El sostenimiento y la manutención del ejército en Cuba sobrepasan un tercio del producto interno bruto. Pertenecen a las fuerzas no vinculadas directamente a la producción y son las de mayor consumo de recursos. Además de arrastrar a otras entidades productivas a la pérdida del tiempo útil de producción. Ningún provecho le ha dado al pueblo de Cuba las FAR que no sea la vanagloria al presidente que los ha preparado para matar y matarnos unos a otros. El presidente se enaltece con el llanto y la sangre derramada por la patria.
Pregúntese: ¿Quién con el verdadero objetivo de la justicia y la paz puede oponerse a que exista una constitución así, no solo para Cuba sino para toda la humanidad? A Gandhi ni a Mandela les hicieron faltas las armas, ni los ejércitos y les transformaron la conciencia a los más grandes generales e hicieron inútiles a los más poderosos ejércitos. La humanidad se consume en la violencia y el egoísmo entre gobiernos con discursos de paz. Vuélvanse al amor y encontraran la paz.
¿Por qué Cuba es el único país de América donde la constitución no contempla la representación de las minorías en la sociedad civil?
¿Por qué Cuba es el único Estado del continente americano donde los pensadores diferentes a la ideología comunista, suponiendo que sean las minorías no se les está permitido participar del gobierno y permanecen sometido a la discriminación y la exclusión social?
¿Por qué Cuba es el único país del continente americano donde el gobierno no permite la legalización de instituciones y sindicatos independientes?
¿Por qué Cuba es la única conformación social de América donde por decreto e imposición gubernamental no se permite el ejercicio de la educación y la medicina privada, la formación de centros educacionales cristianos y otras formas educativas donde los padres puedan elegir la educación de sus hijos?
¿Por qué todo el sistema educacional cubano está basado y conformado en el marxismo-leninismo y el materialismo como doctrina direccional de la vida y el individuo para ser definido como ser social?
¿Por qué el gobierno de Cuba es el único de América donde solo se concibe la legalidad de un solo partido político y está considerado como delito la formación o la participación en otro?
¿Por qué en Cuba la condición política define la condición social y humana?
¿A caso todo esto no compone el derecho a la vida y los derechos inalienables fundamentales inherentes a la condición humana?
¿Por qué Cuba es el único país de América que tiene que conservar un tratado de emigración de 20 000 visas anuales de familias cubanas para irse a vivir definitivamente a los los EEUU?
¿Por qué los EEUU tienen que mantener una obsoleta ley de ajuste para los cubanos que arriban ilegalmente a su territorio exclusivamente para los cubanos incentivando la emigración a través del riesgo de la vida?

Es un derecho la emigración y una obligación el patriotismo. ¿Cuál de los dos deja de ser justicia cuando se ejerce?
La emigración nunca será una solución a la pobreza, tampoco un logro en el progreso de la humanidad, sino un símbolo de decadencia y desigualdades.
No puede sentir orgullo el país al cual se emigra ni el país del cual se emigra, mucho menos el emigrante de su condición de usurpador de una patria ajena.
El progreso real de la patria y el patriota no está en la ida o huida permanente hacia una patria extranjera, sino en su regreso.
Solo el amor al prójimo justifica la emigración, ningún beneficio personal es razón suficiente para ser emigrante aunque por condición humana tengamos ese derecho. De otra forma es, después de desechar a Dios la más grande de las ingratitudes humanas.
Para llevar cabo una constitución semejante e implantar un estado de derecho en Cuba donde ningún gobierno exterior determine sobre los intereses de la nación como ha sucedido hasta ahora debemos sensibilizar al pueblo hacia tres principales razones.
1ra- Recuperar la convicción patriótica y la nacionalidad. No la formalista a la que nos da derecho el gobierno, sino la profunda a que nos da derecho la dignidad, hacernos nuevamente y en verdad ciudadanos de la nación cubana responsables de una ciudadanía. Recuperar nuestra identificación.
2do- Llevar a la conciencia del ciudadano que Cuba como nación esta dentro de Cuba, que su libertad y el establecimiento de un estado de derechos esta aquí dentro, no en el exterior. Dejar de pensar que la solución a nuestros problemas están en los EEUU. Eliminar los tratados de emigración política (excepto en caso de peligro inminente para la vida) conjuntamente con la ley de ajuste. La solución no es marcharse de Cuba, sino regresar a ella.
3ro- Centrar todos los recursos dentro de Cuba en base a una nueva constitución con el ejercicio de todos nuestros derechos, mas que enfatizarnos en cambios de dirigentes políticos que al final conducirán a la nación por el mismo camino de la revolución de Fidel Castro.
Todas estas razones se sustentan en la eliminación del miedo. Bloguer Agustín Valentín López Canino

Publicado en social | Deja un comentario

No se detiene la carabana del terror en Cuba

Día domingo, mayo 25, año 2015. Una de la tarde.IMAG1764 IMAG1765 IMAG1766 IMAG1767 IMAG1768 IMAG1769 IMAG1770 IMAG1771
Le entrego el teléfono a Arturo Rojas con la intención de que haga unas fotos para la prensa y se comunique con mi amigo Reinaldo Escobar. Yo soy muy conocido entre los esbirros de la policía política y siempre me apresan al comienzo de la operación sin que pueda hacer mucho para divulgar información. La prensa internacional acreditada en la isla no se atreve a acercarse donde hay represión, los periodistas independientes que Raúl quiere eliminar estamos obligados hacer el trabajo de la prensa en general.
Termina la reunión en el parque Gandhi. Hoy no han asistido ni Rodiles, ni Moya, ni Roca, a los tres los han arrestado desde las primeras horas de la mañana. Berta esta para el exterior.
Salimos por la calle 26 rumbo a la parada de 28 y tercera. Los rayos del sol caen perpendiculares sobre las aceras. El calor hace sudar los cuerpos. Los activistas hombres se adelantaron seguidos del grupo de Damas de Blanco, las dos paradas estaban vacías.
Camine por el borde de la vía sin quitarle la vista a mi hermana que va delante. Todo parece normal pero de pronto se convierte en una vorágine de ruidos de autos y chirridos de gomas pegadas en el pavimento. Primero aparecen los autos de civil. Dos de ellos se detienen a mi lado y se tiran hombres como fieras enfurecidas. Uno de los sicarios castristas me toma del brazo izquierdo, le tiemblan las manos, no miro, no me interesa verle el rostro. Todos son esbirros.

Después de los autos de civil le siguieron los carros jaulas y los autos policiales, y por último los ómnibus. El esbirro que me había tomado del brazo me empujaba hacia la bataola donde los uniformados de la policía arremetían con ferocidad contra damas y activistas. Delante de mi tres policías uniformados y uno de los esbirros proyectaron al corpulento Aurelio Andrés González contra el pavimento. Dos de ellos casi encaramados en su espalda y torciendo sus manos lo presionaban de cabeza contra el costado de uno de los ómnibus, mientras otro le golpeaba con el puño por el abdomen debajo del costillar derecho.
Haciéndome chocar entre la gente de uniformes y civil el esbirro me desplazaba por dentro de todo aquel desastre de “revolución” y de sus “revolucionarios”.

Otro señor grueso de barba blanca fue tomado por el bajo de los pantalones y proyectado también contra el pavimento. Los militares de la brigada especial le doblaron la cabeza como si fuera a besar la tierra. No pude ver más. Dos policías me alzaron casi en peso y a empellones me subieron a un carro jaula que estaba detenido en medio de la calle. A Aurelio y al señor de la barba blanca también los subieron a empujones y golpes después de mí. Veía al barbudo delante de mi respirar con dificultad. Un ronquido anormal como de bufidos de un carnero degollado dejaba escapar de su pecho. Por unos instantes creí que se iba a infartar pero luego me percate que el hombre tenía hecho una traqueotomía y respiraba a través del orificio abierto a nivel de la glotis y por eso le hacía incrementar el sofoco.

La puerta del carro jaula se abre de nuevo y delante de mis pies choca contra las planchas de hierro del piso el rostro de Jorge Arufe cuyo cuerpo ha sido catapultado desde el exterior por varios de los matones. La mitad del cuerpo de la cintura para abajo le cuelga hacia fuera y debido a las manos esposas a la espalda le es imposible incorporarse y por unos instantes permanece en esa posición hasta que logro incorporarlo, entonces no puedo soportar más y de mi pecho brota un grito con todas mis fuerzas. Asesinos. Muchos de los matones me miran desde abajo pero ninguno hace ademan de golpearme.
El señor del hueco en el pecho con las manos esposadas a la espalda sigue jadeando con sus conmovedores estertores, entonces entre todos logramos quitarles las esposas plásticas buscando que estabilice su respiración. El hombro de Jorge comienza a tomar un color sanguinolento.

La furgoneta parte y se aleja de donde continúan esposando, golpeando y subiendo a los vehículos a las Damas de Blanco y los activistas. La Caravana del Terror comienza su viaje de costumbre.

Quien va sentado a mi derecha lleva un móvil y hace una llamada dando a conocer los nombres de los que vamos arrestados. Cuando termina le pido el móvil, y llamo a Reinaldo Escobar para informarle de los acontecimientos, pero no puedo comunicar.

El señor del cáncer en la garganta, que aún no se su nombre ya está respirando normal e intenta comunicarse conmigo pero como no articula la voz le entiendo muy poco, por los gestos creo que me quiere explicar cómo le lanzaron contra el pavimento le apretaron por el cuello y se le encaramaron encima.
Yo lo vi señor- le digo escalofriado intentando evitar el esfuerzo que hace para explicarse- veo el paño manchado que cubre el orificio en la garganta y me pregunto cómo puede haber un ser humano y cubano que maltrate hombres y mujeres enfermas así sin que esos seres humanos hagan ningún acto violento. No encuentro respuesta humana posible.

Delante se oye la advertencia de las patrullas desocupando la vía con la intención de hacer cruzar lo más rápido posible la Caravana del Terror para que el pueblo no se percate de lo que sucede. Unos minutos después estamos entrando a la cárcel del Vivad. Deben de ser cerca de las 15 horas y el techo del furgón despide fuego hacia nuestras cabezas. El robusto Aurelio pide que nos coloquen a la sombra pero nadie hace caso, entonces con el puño del brazo derecho golpea el techo con fuerza y llama la atención de los policías que se acercan enfurecido y lo bajan cayéndole encima como energúmenos dispuestos a devorarlos si es preciso. No veo nada del otro lado pero escucho las palabras de Aurelio diciendo que no le golpeen y su cuerpo chocando contra la carrocería del furgón. Oigo un esbirro uniformado cuando exclama: le voy a dar un solo golpe.

Terminan con Aurelio. Vuelven al furgón y preguntan por el teléfono. Nadie responde y uno de los agente de la policía política que viste de civil ordena a uno de los arrestados bajarse para registrarlo. Aprovecho y aconsejo al dueño del teléfono: creo que es mejor que le entregues el celular, cuando nos liberan te lo devuelven, en un final allá adentro no te sirve de nada y ya has comunicado los nombres de los que venimos arrestados. De cualquier forma, cuanto te cachean te lo van a encontrar, a mí el domingo pasado me hicieron quitar hasta las medias y voltearlas al revés.

Vuelven y ahora lo bajan a él, después al arrestado del hueco en el esófago. Pasados unos minutos al esposado con las esposas de metal y por ultimo a mí. Me colocan con las manos sobre el techo del furgón y me cachean como les han hecho a todos. Me pasan a la habitación acostumbrada donde ya hay varios de los detenidos. Entro al cuarto donde un oficial de la policía política, negro y de rostro simpático está pidiendo calma, pasividad, respeto y silencio.
No puedo contenerme y le digo: ustedes son los violentos, los irrespetuosos, se están comportando como asesinos mucho peor que los militares batistianos, porque aquellos mataban a luchadores armados y violentos que también los podían matar a ellos, eran revolucionarios terroristas y nosotros somos pacifistas, nuestras armas son las ideas, la palabra articulada declarando verdades, buscando no ofender, los teléfonos y las cámaras con las imágenes de lo que ustedes ordenados por el partido comunista de los Castros hacen. Declaramos la parte oscura de Cuba que siempre le han ocultado al mundo.
– Cayese o hable bajo- me ordena el esbirro pero sin enfurecerse. Los policías que están detrás observan esperando la orden de lanzarse contra mí.
Alzo más la voz y le digo: No me callo, si quieres me cortas la lengua o me metes un tiro, a mí solo me calla Dios.
Tengo suerte, el oficial no da la orden a los policías de callarme, da la espalda y se marcha y deja a otro joven fortachón en el lugar con varios policías custodiando la puerta. El esbirrito me mira sin inmutarse, sostengo su mirada fría por unos instantes mientras sigo hablando pestes del sistema, al fin cambia la vista y yo me voy cansando de tanta palabra hasta que detectando que nadie me enfrenta me callo.
Traen a un señor delgado y pequeño de cabello y bigote blanco. Debe tener casi setenta años. La camisa de cuadro que lleva puesta esta manchada de sangre. Las esposas le han arrancado la piel en varios lugares de los antebrazos. Otra vez menciono la palabra asesinos. Los jóvenes policías que están afuera con sus trajes veteados de sudor miran desorientados, uno de ellos baja la mirada hacia el piso. Nadie intenta, ni responderme, ni callarme. Otro de los arrestados dice: a ninguno de los cinco terroristas encarcelados en los EEUU los trataron de esta forma tan deshumanizada y cobarde. Tampoco nadie le responde. El esbirrito fortachón mira en silencio.
Ha pasado una etapa más de mi obra maestra. El muerto con sus carnes descompuestas dibuja en el techo la palabra justicia. El fiscal se corrige en la silla de cuero con la balanza dibujada en el espaldar y la madre sostiene el candelabro de la inquisición, mientras el bobo de mayo deja correr su baba verdosa por la mesa donde está la mandarria de las sentencias.
Una página más de mi obra maestra: Soy bloguer he resucitado. Continuara.

Publicado en militar, pol)itica, social | 5 comentarios

La caravana del terror.

Ayer domingo 17 fue otro día de represión y abuso de poder en Cuba. Fueron arrestados violentamente decenas de pacíficos luchadores por los DDHH. Las Policía Nacional uniformada conjuntamente con la policía política, MININT y defensores del castrismo arremetieron violentamente contra Damas de Blanco, activistas y periodistas independientes después del acostumbrado desfile que se realiza los domingos pidiendo la libertad de los presos políticos y el respeto por los DDHH.
Cada domingo después de la marcha, cuando estos pacifistas se dirigen a tomar los ómnibus de regreso a sus hogares les tiene preparadas las tropas militares, son arrestados violentamente, se les maltrata de palabra y obra, se les golpea y se les conduce esposados a centros penitenciarios donde se tienen por varias horas.
Después del 17 de diciembre de 2014, en que el presidente Obama le dio la oportunidad a los Castros de satisfacer los objetivos de su “revolución” el presidente Raúl Castro ha ordenado mano dura contra los que buscan y reclaman un estado democrático y de derecho para la isla. Las tropas represivas se presentan y sin hacer distinción de personas por sexo, edad o condición física le caen encima, siempre varios miliares contra una, les clavan las esposas en las manos apretándolas todo lo más posible, las suben a carros jaulas, autos IMAG1731 IMAG1732 IMAG1733 IMAG1734 IMAG1735 IMAG1736 IMAG1737 IMAG1738patrullas, camiones de policías y ómnibus urbanos destinados para el operativo, dentro, muchos después de ser vituperados y maltratados han sido golpeados con las esposas puestas, sin distinción de sexo o condición física.
Varios periodistas extranjeros que han tenido el valor de acercarse para tomar fotos y testimonios, han sido también víctimas del maltrato. Entre ellos se encuentra un italiano, una norteamericana y una asiática. Según se ha podido averiguar las imágenes de sus cámaras han sido borradas. La prensa internacional acreditada en el país no se acerca. Por métodos directos o indirectos se le tiene prohibido hacer su trabajo en estos lugares donde se reprende.
Antes del 17 de diciembre no se había dejado de reprimir a los pensadores diferente a la ideología gubernamental, pero después de esta fatal fecha para Cuba, la condición en que se realiza los arrestos ha buscado lastimar corporalmente a toda victima intentando atemorizarlos por el dolor físico. Cada domingo la caravana del terror que pronto podría convertirse en la caravana de la muerte atraviesa la ciudad de la Habana que indolente observa cómo se malgastan sus recursos económicos mientras la ciudad se pudre de todo tipo de corrupción. Quien escribe no ha sido un simple espectador sino una víctima más de estos atropellos, los ha vivido en carne propia y los seguirá viviendo hasta el último día en que no exista más dictadura o le llegue la muerte.

Publicado en militar, pol)itica, social | Deja un comentario

Todavía retumban sus histéricos gritos y coléricos actos

Todavía retumban sus histéricos gritos y coléricos actos

Publicado en social | Deja un comentario