?QUIENES SON LOS TERRORISTAS?

La noche ha terminado.la piel quemada se ha refrescado,los vestigios rojos del amanecer asoman en un espasmo de estertores del ultimatus a la vida,pronto saldra el sol,el naufrago ya no tiene esperanzas,aferrado a su maltrecha balsa ya no ora suplica a DIOS,el dolor lo consume,la desesperacion es ya un gemido,el desfallecimiento una panacea sublime,flota ya no en el agua,sino en los brazos de la muerte.No va a morir de cara al sol la piel del rostro enllagado arde demaciado,pero si de cara al cielo,con sus ultimas fuerzas se acomoda sobre el ataud flotante,en un rapido bregar de recuerdos aparecen al alcance de la mano sus pequenos hijos,su esposa diciendo adios su madre limpiandoce las lagrimas,mientras su padre cierra los punos impotentes,alza su mano en un ademan involuntario y rosa sus rostros con el ultimo adios.Arriba en el cielo las blancas nubes son arrastradas por el viento navegando en el fondo azul dal infinito trono de DIOS.Detras de una nube se le antoja ver un pajaro de colores indefinidos,sus enormes alas reflejan alucinaciones el pajaro se hacerca es la muerte se dice,ya viene a buscarme,la nube despeja,las alas del pajaro se reducen ahora es un punto negro con configuraciones geometricas,pero el naufrago ya no cree en realidades sino en espejismos,va a cerrar los ojos resignado al ultimo minuto de la vida,pero a sus oidos llega un sonido intermitente,primero es casi un susurro,luego se hace un ronquido,mas tarde es distinguible el ruido de un motor,en un esfuerzo supremo habre los ojos,el pajaro perdio sus enormes alas y el avion cruza a raz de mar sobre su cuerpo dejando caer una bolsa blanca,el naufrago no se mueve.llora.En la cabina entre el mar y el cielo,los hermanos al rescate trasmiten las coordenadas a los barcos,latitud vida,longitud salvacion,grado corazon,punto de encuetro AMOR.El naufrago se ha desprendido de los brazos de la muerte.
Es la misma hora en que la piel quemada del naufrago se ha refrescado,una hora indefinida para la historia,la misma noche tambien,una noche inagvertida para la historia y eternizada en la memoria del naufrago,perdon,perdon por haberme equivocado,pudo ser una nocche antes o una noche despues o cientos de noches antes o cientos de noches despues,lo cierto es que ya los aviones no estaban en el cielo.
El angar estaba bien oculto en la base aerea,dentro una oscuridad sepulcral confundia la armazon de duro aluminio hierro,plastico y decenas de aleaciones indeterminadas,con un mostruo fantasmal creado a la imaginacion del terror fuera de limites concientes,afuera el soldado aburrido e indiferente se batia en duelo con el tiempo de existir en una capacidad errada y superflua. Cerca de los angares estaban los dormitorios de los pilotos sonar imposibles einar en los espacios del viento, todo aun era quietud, debajo de tontas estrellas abrazadas por tintineos de nostalgia y anoaranzas. Despues de la informacion el presidente dueno ordeno, ordenar a otro que puede ordenar no mas alla de la orden dada hasta llegar al final de quien tiene que obedecer, la base altero el silencio, el soldado dejo de ser indiferente, las luces del angar se encendieron, el fantasma se hizo monstruo  se destacaron debajo de sus alas los potentes cohetes amaestrados al deseo del hombre que cabalga sobre otr hombre, los suenos imposibles de los pilotos se fueron entre las totnas estrrellas, la danza macabra del Lago de los cisnes rozaba con labos de susto el cuerpo esbelto y sensual de Alicia Alonso, el escalofrio izo temblar a la primera bailarina mientras a la cabina subia el oficial de alto rango, ya ducho en la manipulación de la muerte, esta orden no la podría cumplir un joven donde la filantropía maternal estuviera aun presente, el asesino debía estar graduado y haber ejercido su profesión.

Ya no sé si es la misma hora, la misma noche, el mismo naufrago, el mismo avión, el mismo cielo, o el mismo yo  escribiendo, pero debió ser lo mismo, o casi lo igual, o casi cien antes, o cien después, para la muerte las diferencias se igualan, o se extinguen, puede ser confusión de los vivos.

La ciudad de Miami es bella, entre sus luces a color, infestada en un confort placentero y dichoso. Los espías no han dormido, disfrutando más allá de la belleza el confort y el placer miamense, el néctar delicioso y embriagador del oportunismo. Han enviado el mensaje, el avión de rescate saldrá a la hora de salvación, va artillado con cañones y cohetes de esperanza en mensaje de papel y palabras, “la carga es peligrosa y mortífera”.

El náufrago exhausto se acerca al paquete lanzado desde el cielo busca los pomos de agua y bebe. El oficial piloto desde la cabina revisa mediante los controles el funcionamiento del ofensivo mil veintitrés, los cohetes aire-aire o aire tierra, o aire mar, menos aire cielo están listos para cumplir la gran y arriesgada misión de combate, se regocijan satisfecho de su poder, mientras va guiando el aparato al final de la pista. Han transcurrido más de cincuenta años después de la segunda guerra mundial, el fascismo parece ser un cruel recuerdo del desajuste sanguinarios de la ambicion y el poder, la guerra fría del comunismo parece haber pasado a la historia los EE.UU no están en guerra contra Cuba (pero el estado de Cuba si está en guerra contra los EE.UU) sin embargo tenemos un avión de características ofensivas sobre la pista para cumplir una misión de combate. Todo está listo para matar.

El sol ha franqueado el límite de los sueños, apago las luces de la ciudad y acurruco con decencia matrimonial el tintineo de las estrellas, soplo una existencia maternal sobre el viento dormido y derramo cantos de sirenas sobre azules destellos de ternura mágica. Debajo de los aviones invisible a lo sublime, un río de lagrimas acariciaba cuerpos en el fondo de un océano desesperado y aterrorizado, el espejismos de la muerte titubeo en el crepúsculo de ordenes espías y esbirros, pudo ser por ese misterio de misericordia bochornosa asociado a la conciencia desfallecida, o por calumnias a las nubes desnudadas con besos de la tierra, para lagrimas del cielo.

No esperaban tanto los dos pilotos que habían salvado cientos de vida, cientos de náufragos como aquel, acomodado en el ataúd flotante ya en brazos de la muerte, no esperaban tanto volando sobre la muerte para la vida en sus indefensas avionetas sobre aquel silencio azul, lleno de paz y consuelo, se comunicaron uno al otro regocijados en el alma de los niños. La última vista de su Habana trastornada de miseria se descubrió en el horizonte trepitante de nostalgias escondidas entre su vejes prematura y despiadada, una lagrima invisible rozo la cúpula de los edificios y barrio las calles llenas de inmundicia y basura revolucionaria (Excremento de ratas). No esperaban tanto, pero nunca ignoraron el peligro como tampoco lo ignora mi atrevida pluma, solo que el peligro es placer cuando se hace lo correcto y el miedo aterrorizado huye del hombre como una rata asustada. Siempre estamos al alcance de la barbarie sin límites de los tiranos y dictadores que gobiernan, un cohete deshumanizado apunta a nuestros cuerpos sin momento fijo de despegue.

El mig veintitrés de combate recibió la orden del presidente que ordena, al otro que también ordena y al piloto que ordenado se le salen los  “Cojones” mientras aprieta el botón rojo admirado de su “valentía” el mortífero proyectil sale de debajo de las alas de la poderosa máquina dejando una pequeña estela blanca a la despreocupación del viento, el gran piloto lo ve partir directo a la avioneta que al impacto se despedaza como un terrón lanzado contra un muro y cae al agua en vuelta en estertores de humo y vorágines de metales salpicados de sangre.

El gran piloto de guerra esta alegre, ríe goza de su arte, disfruta el poder dado por el tirano, se frota las manos y espera ansioso la orden para desintegrar al otro, no hay preocupación, la artillería es solo de su lado del otro nadie responderá no hay defensa.

Un avión que cae sobre las azules aguas de un mar asustado, una habana petrificada como último adiós en pupilas despedazadas por la metralla, Cinco Espías que festejan con una botella de ron su gran hazaña, un piloto de guerra, sobre un avión de guerra disfrutando su destrucción, el ordenador de todo, el presidente junto al otro también presidente y primer ministro de la FAR asiendo una orgía vampiresa, cientos de brazos de difuntos alzándose en el fondo del océano para recibir otros dos cuerpos entre ellos unos niños esperanzados en no morir asoman sus caritas en gemidos de sus padres. La historia impávida e indolente se disuelve por el estrecho de la Fflorida, noventa millas de muerte, un Hidro- cementerio, también “una virtud revolucionaria.

Los espías son anti terroristas el presidente, el ministro de la FAR, el piloto y el avión son anti terroristas. El avión de rescate, y su piloto, el naufrago, los cuerpos en el fondo del océano incluidos los niños y yo por escribir somos terroristas.

Quien tiene oídos que oiga, quien tenga ojos que vea, quien tenga palabras y se atreva a usarlas que hable y quien tenga cerebro propio que piense: “QUIZAS PUEDAN DESCUBRIR EQUIVOCACIONES Y SABER EN VERDAD QUIENES SON LOS TERRORISTAS SEÑALENLOS EN LA FOTO Y PERDONENLOS SI PUEDEN”.Esperen ciento setenta horas.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s