¿Quiénes serán las próximas víctimas?

 

Los últimos dos presos de los 75 encarcelados por el delito de ejercer sus derechos en la, desafortunadamente, ya famosa primavera negra del 2003 han sido “liberados”. Las leyes que se encargaron de ejercer tal injusticia permanecen vigentes y los fiscales ejerciéndola, las celdas están vacias con las puertas abiertas. Me pregunto quiénes serán los sustitutos, cuáles serán las próximas víctimas del despiadado castrismo con la total impunidad que le concede el poder. ¿Será Yoanis Sánchez, la valiente y humilde muchacha de Cayo Hueso o su esposo, el periodista desobediente a la degradación humana engendrada y fomentada por el régimen, o la risueña maestra Claudia Codelo, o el mestizo nieto o bisnieto del primer cimarrón Dimas Castellanos, o la Eva esperanzada en el paraíso de la palabra libertad Miriam Zelaya, o el otro Orlando después de Tamayo, buscador de gatitos abandonados por la ciudad, o el licenciado en el derecho inexistente y al cargo Vallín, por exigirle respeto a la sociedad a la ministra de justicia, o Omaida Padrón por permitir el incremento del conocimiento mediante uno de los proyectos de bibliotecas cívicas o Laura Poyán junto a las demás damas de blanco por amar a sus familiares, oJorge Luis Perez Antunez por desobedecer una constitución cuyo primer artículo es una burla a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, o Osvaldo Payá por el Proyecto Varela, lleno de reconciliación y perdón, o Dagoberto Valdés, por atreverse a proponer y casi asegurar que aún hay un minuto más para la reconciliación, la paz y la convivencia, solo debemos aceptar la regla de oro, o a Laritza, o Katia, o José Alberto y para no seguir mencionando nombres, esos que nos hemos atrevido a reclamar esos derechos que nos corresponden por condición humana? No sé cuántos ni cuáles estamos a las puertas de las celdas, las leyes están vigentes y los fiscales vestidos. Hoy los dispuestos duplican o triplican la cifra de la primavera negra. Con las excarcelaciones no se ha hecho justicia, ni siquiera se ha reconocido la injusticia cometida, el delito de prevaricación no ha sido juzgado, el juego cíclico de la prisión, la expulsión, el destierro y la muerte sigue al antojo del poder, está vigente, se ha paleado la injusticia, no se ha eliminado. No nos confundamos ni se confunda la humanidad, mientras exista esta constitución, la libertad, el derecho y la justicia se convertirán en esposas, grilletes y mordazas con posible metamorfosis a destierro y asesinato.

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s