Dictaduras, límite de la razón, violencia.

 

La violencia es el extremo de la necedad, la manifestación de la incapacidad, el sepulcro de la inteligencia, la negación de la sabiduría y sin justificación, deshumaniza a quién o quienes la ejercen primero y cómo involucra a un grupo primero, después a un pueblo y más tarde a naciones. El caso más reciente es Libia, un hombre adueñado del poder por tiempo indefinido, negando derechos universales, aplicando la fuerza más que la razón para gobernar con el principio ególatra de los dictadores, ordenan y no escuchan, no sirven a los pueblos sino que son servidos por ellos, amos absolutos de la riqueza y el poder, se agencia la potestad de determinar sobre otros los derechos y las libertades que a todos concierne por la condición humana, eligen como dioses quién tiene que matar y quién tiene que morir. Sin duda a ninguno le importa la justicia, ni ejercen la misericordia sobre el género humano antes que su realización personal. La aparente bondad sobre los pueblos gobernados es solo el residuo del ejercicio de su egolatría, es un subproducto, no un producto del respeto al género humano. Todos tienen tiempo para recapacitar en base al amor a los demás, pero ninguno lo hace antes que otro poder superior los obligue, esa es la historia. Al dictador Kadaffi se le facilitó tiempo y oportunidad para la reconciliación y respondió con la violencia, muerte y destrucción a su pueblo, a su país, dueño del poder y de las armas, no cree en el tiempo. Ahora la ONU ha intervenido (bastante tarde, por cierto) y se conciben como víctimas de agresión, de intervención en los asuntos internos de la nación, porque la nación está concebida a su deseo, no a la necesidad de justicia del pueblo. Los culpables son los imperios extranjeros, no la injusticia nacional engendrada por la forma de gobierno,asi se expresan. Cuba es el ejemplo más indolente y confundido de dictadura de América y del mundo, no es su esencia privar de la vida, sino del espíritu, doblegar las voluntades, traicionando la filantropía, por supuesto, el estado cubano, no el pueblo, niega la intervención en Libia, todos sus medios de prensa lo presentan como una violación a la soberanía, intervención en asuntos internos de un estado, mal ejercicio de la justicia de los organismos internacionales dedicados a ella. A la vez, esos mismos medios de prensa ocultan la persecución a que son sometidos los pacifistas discrepantes del sistema, la represión atroz y despiadada por parte del estado descargada sobre las damas de blanco, solo mujeres que, de la forma más pacífica de protestar, piden , suplican por la liberación de sus seres queridos, sometidos a injustas prisiones, pero no basta con eso: se ha desatado una gran campaña en contra de los voceros de la realidad de Cuba, convirtiéndolos en terroristas, así como sus plumas, sus cámaras, sus teléfonos celulares y sus libros en armas de destrucción masiva. De esta forma son las dictaduras quienes engendran la violencia entre sus pueblos. Sucedió hace décadas, sucede ahora en el Medio Oriente y sucederá en Cuba, en Venezuela, en Nicaragua, en Bolivia y en todos los países donde los hombres se adueñen por tiempo indefinido de los pueblos mediante el poder. Lamento que las organizaciones que intentan administrar la justicia en el mundo actúen después de las masacres. No se debía consentir en el mundo, bajo ningún motivo y para nadie, un período presidencial de más de cinco años, el tiempo de nacer un niño y asistir a la escuela. Desapruebo la violencia, pero acuso a quien primero la ejerce. Nadie pide pan sin tener hambre, ni pide agua sin tener sed, ni paz sin desearla, ni justicia teniéndola, ni libertad disfrutándola. Las violaciones de los derechos de los pueblos no son asuntos internos de una u otra nación, sino de la humanidad.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s