GENERACION PERDIDA

ME preguntaron a que me refería cuando mencionaba generación perdida, es una pregunta difícil con una respuesta inefable, una extensión de irracionalidad con el limite de la capacidad, que le de el razonamiento de cada persona sometida a la presión de su percepción mediante el juicio, cuyo final puede hacer parecer el concepto relativo he inabarcable, la palabra perdido estará definida por tres razones que se mesclan o se entrelazan como un laberinto determinando una sola consecuencia; la de no estar capacitados para ejercer el pensamiento propio e independiente. La primera caracteristica para tratar de concretar una definición, es el arraigo generalizado de la miseria espiritual, la segunda es la indiferencia por el orden social y la tercera la frivolidad hacia el amor, son indefinibles las razones con respecto a la realidad, ya que esta se percibe deforme y amorfa producto del uso desmedido del poder. Se levantan o los levantan con el deseo de no levantarse, se han dormido como si estuviesen despiertos, no han dormido, respiran la desilusión de no existir por que sus motivos no se habían tomado en cuenta, tienen la indiferencia de los embriagados después de la euforia, quitan de sus ojos con arenas desérticas la escoria de la noche, les parece raro el alba, van y descargan su inmundicia de la cual se han nutrido, recogen sus necesidades y se asombran de existir, desayunan sus deseos y ansias infinitas, las mismas de hace cien años, muerden el vacio de su esperanzas sepulcrales y buscan la pena de un estoicismo eternal, generación perdida es esta sin razones para estar despierta, no tienen ideología definida, no son religiosos ni ateos, no son zurdos ni derechos, no hablan ni permanecen en silencio no piensan ni dejan de hacerlo, son ladrones y fiscales jueces y estafadores, médicos y brujos, existen sin haber existido y mueren sin haber vivido, todos sometidos a la inconformidad, pero resignados al no reclamo, pobre generación. Lo peor es el despojo de la condición humana que arrastra y el desvalijamiento de la pureza con que nutren su concupiscencia.

Los últimos dos tercios del siglo sirvieron a la historia para crear generaciones indefinidas, de características poco marcadas a la estatura de la capacidad de pensar con lucidez y presteza, mi país es un gran ejemplo donde se han desarrollado tres generaciones que terminan sumergidas en el fracaso. La primera nace antes del 1959,en la década del 40, sin una definición exacta de tiempo, es la más aceptable en su existencia, con intereses marcados y la esperanza puesta en el futuro, se mueven con la presión del conocimiento del alma hacia sentimientos ególatras, pero lucidos al desarrollo de la fraternidad, y un espacio de relaciones receptivas, que aunque limitado concibe la libertad como razón existencial y no un mero patrón exhibicionista, después del 1959, desaparece como generación y se pierde en la historia absorbida por el fanatismo presuntamente socialista de verdad absoluta y el marxismo como panacea para la humanidad en cualquiera de los parámetros que la rigen, económico, social o político. La segunda pudiéramos colocarla a partir de la década del 50, es un subproducto de la primera, una escoria del avasallamiento y el ostracismo, los desperdicio del poder materializado en una marioneta que concibe la existencia como tal a pesar de percibir la vida latente, los miedos, las inhibiciones, el desfasaje de la conciencia con la lógica de la razón la desmarcan de la historia, y a la vez la definen en la involución por el estatismo que representan, no deja huellas sociales definidas, se sustenta en la mas terrible de las banalidades: las circunstancias definen por encima de la conciencia, por encima de la justicia, por encima del derecho, por encima de los principios, por encima de los sentimientos inclusive del amor, las marcas que dejan en el lo económico, social y político son aborrecibles, amorfas, anacrónicas y tan indignas, que solo conducen a la perdición, realmente, esta para mi es la generación perdida por que además de haberse desintegrado, en separaciones y aislamientos de todo tipo permitió hacerse victima del poder, reconocimos la realidad y nos atamos unos a otros por que el terror prevaleció mas que el honor, el decoro y la dignidad. Queda aún otra generación erigida sobre esta con un conocimiento desterrado casi de la condición humana, y una filosofía de conceptos errados sobre valores

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s