Revolución sin demagogia=jicotea sin carapacho.

Dentro de todas las virtudes de la revolución una de las mas arraigadas es la demagogia, ha llegado tan profundo en la sociedad que se ha hecho participe de la educación familiar, no ha nacido con ella, pero se ha cultivado, y abonado con el nutrido estiércol del poder. Después del 1959 el cálculo echo por el presidente Fidel Castro descubrió o aplico mejor dicho la vieja argucia ,di al pueblo lo que quiere escuchar en base a sus deseos y necesidades y dejara de pensar, la euforia les enajenara el pensamiento, se auto privaran de la voluntad y rendirán culto al poder, este principio muy aceptado para gobernar, mas las diatribas hacia los E.U ha surtido tanto efecto en la nación, que hoy le es imposible al gobierno dejar de utilizarlo. Por ejemplo en el último discurso del presidente Raul Castro hizo algunas referencias sobre ciertas discriminaciones, por esencia injustas, y violadoras de derechos humanos, que se han venido practicando a través de todo el tiempo de gobierno de el y su hermano, sutilmente y obviando la responsabilidad directa intenta pretender, además de las reformas, desmontar barreras ideológicas, sicológicas y extremistas hacia el libre fluir del pensamiento, la comunicación y la equidad en las relaciones sociales, pero sin el amparo de leyes protectoras que acojan estos supuestos progresos, lo que indiscutiblemente, no encierra justicia, ni una voluntad hacia el bien común. La prueba mas eficiente y concreta la tenemos a solo unos días después, la brutal agresión a que son sometidos las damas de blanco y un grupo de disidentes en el Oriente del país, donde es golpeado el menor de solo 14 años, hijo del opositor Rogelio Tabio. La represión violenta contra los que exigen su derecho públicamente no cesa, gozando de toda la impunidad y protección por parte del régimen y del propio presidente que según los hechos o miente o no es obedecido, siendo burlado pública y descaradamente por sus subalternos en caso de que no mienta. Hace algunos días hacia referencia el periódico Granma, que la oposición interna de Cuba, más los comunicadores libres apoyada por el gobierno de los E.U, pretendían activar una especie de rebelión similar a la ocurrida en los países del oriente, pero la realidad en el actuar del gobierno es la que materializa tal afirmación, pues hechos como estos, son los que logran en verdad la rebelión de los pueblos, cansados ya de que los usen para justificar el poder en enfrentamientos de hermanos contra hermanos. Todo parece indicar que nos conducen a los extremos para tratar de probar la violencia desmedida, como en Libia y Siria. Las diferencias entre nuestros pueblos son notables, no solo culturales sino también en el nivel de vida y la libertad, a ellos los conduce la dialéctica dinámica de las sociedades, a nosotros la necesidad de existir como nación, bajo la premisa obligatoria ya, de coexistir como un estado de derechos y una cultura de libertad.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s