Derechos humanos

Es la mañana del domingo veintitrés de octubre del año dos mil once. La mujer lleva una de sus gemelitas colgada a cada mano, y transita rumbo a la iglesia, el auto de la policía que la sigue se le acerca, se detiene, desciende una mujer con el uniforme verde olivo, el traje con que Fidel bajo de la sierra seguido de los barbudos, se le coloca delante, y le obstruye el paso.

No iras a la iglesia, sube al auto; le ordena con autoridad y desdén.

Las pequeñas niñas rompen a llorar, casi gritan presas del terror, las abundantes lagrimas le ruedan por las rosadas mejillas, nerviosas se aferran indefensas a la madre también indefensa, las palabras del chacal vestido de verde vuelven a herir la mañana, ahora están llenas de sarcasmo e ironía.

Tus niñas lloran, sube, no iras a la iglesia, hoy tu Dios esta dormido, tu plegaria no lo despertara, la mujer alega compasión mientras mira a su dos angelitos gemir desesperadamente, el dolor se le anuda en la garganta, luego lo traga, le baja hasta el pecho, penetra, parte en mil pedazos el corazón y se le entierra en el alma, entonces grita: Ese llanto será cobrado por justicia, no por venganza, una sonrisa burlona aflora a los labios del chacal verde olivo, que se regodea en su heroica y patriótica hazaña. En la calle, la vida parece transcurrir normal, la gente pasa y miran la escena discretamente, nadie se atreve a inmiscuirse, demasiados problemas tienen para buscar el sustento diario, a unos el miedo del medio siglo incrustado por la dictadura, en el genoma como carácter hereditario, los paraliza, otros están ausentes de la realidad de Cuba, el estricto control sobre los medios de comunicación y difusión, se encargan de falsear la realidad, y ocultar bien estos hechos, un señor se detiene por un instante, y hace un gesto desaprobatorio, pero no dice nada, de su boca solo sale un pichis y echa andar de nuevo, en una esquina un perro sarnoso, alza la pata trasera y sombrea la pared con un grafitis. La mujer no sube al auto, se resigna ante la fuerza del poder, desanda el trayecto a su casa.

La mujer es Katia Sonia esposa del sacerdote Ricardo, una de las damas de blanco yendo a la casa de DIOS, esta es Cuba, la Cuba que reclama en las naciones unidas derechos humanos, la Cuba que reclama al mundo cese del embargo, la Cuba que reclama libertad para los cinco inocentes espías, que fueron a luchar en contra del terrorismo del derecho, y se olvidaron de este terrorismo sin derechos, Cuba, de cientos de médicos, de miles de maestros, Cuba de círculos de la infancia y escuelas especiales, Cuba internacionalista, Cuba libre e independiente, pero que si esos médicos, maestros, infantes y aún los imperfectos, no le sirven al poder, están excluido de la categoría humana, seas, niño o niña, adolecente, joven o anciano, hombre o mujer, vivo o muerto. Mañana se cumplirá un aniversario mas de las naciones unidas, ¿que ironía? y el canciller Bruno Rodríguez Parrilla, estará en su cómoda silla, reclamando derechos y representando a la Cuba de Katia Sonia y sus niñas que sollozan, pero ese llanto no llegara a escucharse, desgraciadamente, los aullidos de los chacales verde olivo lo impedirán y la humanidad absorta en su concupiscencia no prestara atención, hasta que estos niños y niñas que gimen no mueran o se pierdan junto a sus padres.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Derechos humanos

  1. lamanofranka dijo:

    Excelente y contundente mensaje. Este son el tipo de artículos que se deben hacer llegar a la mano de cada cubano para despertar al pueblo de su modorra a través de la vergüenza.Independientemente de la idea política que se tenga la vergüenza debe ser un arma poderosa para luchar por la injusticia.

  2. mishabonito dijo:

    Katia Sonia es la coordinadora del CID. Una gran mujer conuna extraordinaria capacidad de trabajo y pasión.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s