Una babosa con garras.

.

Recientemente el dictador de guantes blancos Ricardo Alarcón se refirió muy molesto a la posición asumida por Holanda, condicionando las relaciones con el estado cubano, en base al respeto de los derechos humanos, la democracia y la libertad. Los dictadores, y los esbirros que le sirven incondicionalmente al sistema, no evolucionan, si las fuerzas sociales, y el valor de los pueblos sometidos no los obligan, viviendo como parásitos, prendidos al poder son ineptos para renovarse positivamente a los transformaciones de las fuerzas productivas, sus relaciones de producción y la consecuente alternativas de las relaciones sociales; durante años este gran representante del pueblo en base a los intereses del estado y el poder, ha estado manipulando las relaciones con los diferentes estados, limitándolas en el comportamiento de dichos estados con los E.U, una condición extraterritorial e injerencista, y no precisamente dirigida al cumplimiento de los derechos humanos, que poseen carácter universal, y siendo responsabilidad de cada gobierno asumir su cumplimiento, sino al ejercicio del poder absoluto y la consagración de la dictadura. En cada ocasión que los distintos gobiernos, incluyendo los E.U han pretendido mejorar las relaciones con Cuba, pero asumiendo la defensa de los derechos del pueblo de adentro y de abajo, que por condición humana le corresponde, y el poder le niega, las vanas argumentaciones de pretender con ello el exterminio de la revolución, por tal compasión por los humildes, salen a relucir, y se colocan como grilletes en las manos de los que sufren por años tal alevosía, ¿es que acaso la existencia de la revolución esta basada en la violación de derechos, la inexistencia de la democracia y el sometimiento de la libertad a la ideología de un partido?, ¿es que acaso la justicia social se sustenta en la servidumbre?.

El cuestionamiento del representante de la asamblea nacional de Cuba es aberrante y humillante a la nación cubana, y ofensivo, no solo al estado holandés, sino a cualquier estado en cuya ética de representación social, está como más alto galardón el respeto incondicional por los derechos humanos, sin duda esta babosa con garras, que no tuvo siquiera palabras razonables y lógicas, mucho menos dignas, para responder a un estudiante universitario, el por que no poseía la libertad para viajar, intentando argumentarle con una respuesta estúpida y mediocre, de que el espacio se abarrotaría de aviones, sigue consagrando a Cuba al aislamiento por la incapacidad, la falta de valor, honor y dignidad del estado cubano para existir en un estado de derechos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s