Eliecer Ávila y la enfermedad de la demagogia.

.

Un léxico culto, facilidad de palabra y fluidez de pensamiento, lógica de razonamiento, cultura política, calculo de impacto en la retorica, capacidad publicitarias , preparación académica, atrevimiento sutil en la critica, eso y otras reservas percibo en el joven Eliecer, también una obsecuencia solapada, demagogia y escape a compromisos colectivos a pesar del convencimiento del error, conservadurismo y conservación, indecisión al pragmatismo demostrativo del fracaso y el barbarismo del sistema, pero no es solo él, en estos últimos tiempos son muchos otro cuyos nombres están vinculados a la cultura, la ciencia, el deporte, la política estatal, y sobre todo la prensa, los encaminados hacia estas débiles posiciones sin asumir compromisos, a pesar de poseer suficiente capacidad y preparación, no puedo precisar si se escudan o se falsean en el individualismo, pero utilizan esta indecisa y mediocre forma de enfrentar el sistema, obviando definirse, apartándose sutilmente de la disidencia o la oposición y a la ves apartándola, a pesar de verse en la necesidad de apoyarse en ella, como si no comprendieran que esa oposición con errores y fracasos, ha sido quien ha mantenido viva la llama, no de la rebeldía, sino del patriotismo que es mas sagrado, no soy disidente, ni opositor, declara él y muchos mas, soy un independiente, la medianía, cualidad de los mediocres, de los temerosos, de los indecisos , de los dobles sociales , de los escépticos actuando como los enajenados mentales , inteligencias socavadas por el ostracismo , o se es, o no se es, eres o no eres, estas a favor o en contra, con el pueblo o con el estado, por una razón exclusiva y decente de la verdad o por el lujo de especularla, por la pacotilla o por las miserias de los desposeídos, conmigo o contra mi, las medias posiciones conducen al fracaso de la inteligencia y no detienen la genialidad, sino la hacen retroceder, se puede ser independiente no individual. Su lucidez sostiene la ingenuidad de creer en la razón de la bondad ante las dictaduras y los imperios. No critico elogio, pero el hábito no hace al monje.

Mat 12:29 Porque, ¿cómo puede alguno entrar en la casa del hombre fuerte, y saquear sus alhajas, si primero no prendiere al hombre fuerte; y entonces saqueará su casa?

Mat 12:30 El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no coge, derrama.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Eliecer Ávila y la enfermedad de la demagogia.

  1. juan perez dijo:

    Eliecer no es el unico que no esta afiliado a un determinado grupo politico, ejemplos sobran incluyendo a Yoanny, aunque tambien es cierto que el respeta y apoya que existan estos lo cual creo que es lo mas importante. Pero te digo mas en sus pocas intervenciones puedo asegurarte que el ha hecho 100 veces mas por el cambio que tus escritos aunque estes afiliado a un grupo politico

    • agustinv dijo:

      Cada uno hace lo que su capacidad y su preparacion le permite, la mia llega hasta este punto, pero detras de mi sentimiento y la exprecion esta mi apoyo, yo doy lo que tengo, pero no es bueno subestimar la monedita de la viuda, un abrazo hermano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s