La realidad que ocultamos

El panorama de Cuba es tétrico y desolador, la trampa de la reformas no contaba con la perdida de voluntad generalizada y el envilecimiento de una generación sin respeto ni responsabilidad por la sociedad en que se crearon, asimilando valores equívocos e incapacitados ante la razón de la libertad y el derecho, son ineptos a la evolución. Por una parte unos cierran los ojos, y sueñan con la mejoría, elevar su nivel de vida, sin importar atraerles mas miserias a otros, se alejan de los razonamientos sociales y deciden colgar el cartelito del verdulero de Václav Havel , en su negocio, el incentivo a la doble moral ahora sale del marco estatal hasta el privado, haciendo renacer el apoyo al poder, muchos de los que hablaban mal del gobierno ahora el timbiriche, la ponchera, el restorán, la pizzería, o el hostal le han sellado la boca, comprado la dignidad o vulgarizado la moral, si maldecían antes, ahora bendicen, aunque sean los mismos malditos quienes les otorgan el nuevo período de servidumbre, no les importa cuanto le aportaran al mismo estado que los sumió en tan deplorable situación, y que a largo plazo los hará mas indignos y miserables.

El capital obtenido producto de la corrupción hoy se puede invertir con todo el respeto prodigado por las reformas, y como el sistema ha contraído una cultura de corrupción generalizada, todo estará protegido por la ley. Muy pocos de esos que han decidido vivir en la verdad serán cuentapropistas. Los que fabrican hostales, pizzerías, restaurantes, paladares, han comprado vehículos y formados sus pequeñas empresitas han adquirido el capital sustraídos a los que de sol a sol han dejado sus vidas en los campos de Cuba, al los pobres y humildes que por millares seguirán suplicando resignados por las sobras del poder, esa falsa idea, de que se ha robado al estado, es solo una justificación para engañarnos y trampearnos entre nosotros, se le ha robado a la parte del pueblo mas infeliz y desvalida, el estado no produce, cuando te robas la gasolina esa le ha podido faltar a una ambulancia o a unos trabajadores que van a ordeñar las vacas para los niños a los hospitales, o ha cualquier otro centro de trabajo de los cuales dependen otros desdichados. Cuando te robas la comida no se la robas a ningún general o dirigente, le va a faltar al mas desvalido, al lugar donde estudia tus hijos, al hospital donde puede estar tu familia, o al mismo compañero de trabajo, ese techo de fibrocemento que le vendes a otro por que obtienes una ganancia mejor que el salario, por tu incapacidad y valor para el reclamo, se lo has quitado a un infortunado, el 90% de los que han prosperado en este país ha sido quitándole al mas desposeído y con el menos trabajo posible, ni aun el capital proveniente de los E.U esta limpio de corrupción he indignidades en el mas del 80% de los casos, y cuando proviene de manos honestas y honradas, que se que existen, al ser invertido sin reclamar o exigir el derecho para los débiles he indefensos, lo contaminan con la deshonra y lo ponen en función de la injusticia. Seria imposible que un capital corrompido no genere una consecuencia similar. Árbol malo no dará nunca buen fruto.

La magnitud de depravación sicosocial afronta hoy limites incalculables, la mediocridad generalizada formando parte de una cultura de existencia ha crecido, lo impúdico de la conciencia aflora desde los primeros años de percepción de la realidad, cuando se forma el carácter de los infantes, así podría tratar de resumir la conclusión de uno de los fines de años mas fatales de Cuba conducida por la dictadura y la incapacidad de los dictados para zafarse de una de las peores crisis espiritual de una nación. Los métodos y formas educacionales han fracasado en su didáctica de conducir el talento y las virtudes a la condición de servidumbre debajo del látigo de la necedad y la estupidez del poder político sin reconocer la necesidad de la libertad para el uso concreto de la razón humana, alejamos la justicia de la verdad y la perversidad de la mentira ocupa los tronos de la inteligencia, superamos a Tartufo en todo su esplendidez de maldad ingenua, aferrándonos desfallecidos y sin voluntad a la naufraga panacea indescubrible del socialismo, porque por esencia de la capacidad humana no existe. Tenemos por condición el podrido fruto del enfermo árbol del corrupto y corruptivo poder absoluto, sin Dios y sin fe, sin voluntad y sin esperanzas, resignada, la generación se arrastra por los mezquinos caminos del desamor, elogiando como conquista la aborrecible conducta del ostracismo y la autocensura, condición mas baja que la de esclavo, hemos alcanzado la torpeza del saber del zascandil y la locomoción del zombi, nuestras escuelas y universidades, perfeccionan el calculo de la estafa a todo tipo de valores, la suma de ganancias inescrupulosas y fraudulentas, el lenguaje de la vulgaridad con la ética de la traición, la hipocresía y el desdén por quienes respetan con decoro el uso del pudor, se entregan títulos bajo el negocio licito de la venta de indulgencias por indignidades a precio de indigentes, sin la responsabilidad del futuro, condecorándose la aberración del carácter prostituido a la vileza, han fabricado científicos con escoria de la condición humana, cuya ciencia atenta tanto a la naturaleza como la peor de las epidemias o el mas desastroso de los cataclismos, se educa en el conocimiento del culto a la astucia banal de lo mezquino como relación social, sin el compromiso obligado a la conducta moral incondicional al respeto por la dignidad, detrás de cualquier programa educacional el gregarismo tiende sus tentáculos de servilismo condicionado a las razones del poder determinado por posiciones políticas. Algunos prostíbulos se ruborizarían de vergüenza ante una clase de ética o cívica en uno de nuestros centros educativos. Como dice Ingenieros: no sienten la raza, la patria, la clase, la familia, ni la amistad aunque saben mentirla muy bien para explorarla mejor, entorpecen entonces con su actuar el ejercicio de las virtudes. Hasta aquí la cita. Engendran una sicología de voluntad censurada a la capacidad del pensamiento profundo y lucido que posibiliten la creación de valores, infectan, parasitan devoran la transparencia social como una larva sediciosa, en una vida absurda el pasar de la historia precipitando su desaparición.

En el campo de la medicina los principios hipocráticos se han confundido con los hipócritas, pudiendo aliviar un dolor, salvar una vida, o controlar una epidemia con la bondad de un brujo o un hechicero.

Dentro de la jurisprudencias la justicia es un subproducto de la ley y la ley un residuo de concupiscencia sin el mas mínimo pudor al respeto por el derecho propio, ni por la violación del ajeno, directa, como en los casos de estado basados en el poder o indirectamente como consecuencia y reacción del proceder cotidiano de enfrentarnos unos contra otros y no unos por los otros.

El cristianismo más allá del legalismo convencional, enturbia la santidad pero no por naturaleza pecaminosa sino por la miseria de la fe, conformando un alma medrosa y aterrorizada, esclava y resignada al hombre terrenal, donde los frutos del espíritus contienen la esencia de Satanás con la sombra de la cruz para no ver el rostro de Cristo ni las heridas de sus manos.

La economía pretende reformarse con las mismas bases y la misma infraestructura que la deformaron, tratando de variar formas de explotación despreciando los contenidos productivos, impidiendo por todos los medios el fluir de la riqueza, el fortalecimiento de las fuerzas productivas y la evolución de las relaciones de producción, Primero se produce la repartición estatal por el control burocrático y luego se procede a la producción. Como primer objetivo esta fortalecerse el poder y luego con los desperdicios hacer prosperar la sociedad, para poder lograr el imposible, como dijo un periodista ruso: querer lograr un estado rico y fuerte con un pueblo pobre, debilitado, desposeído, y mendigo de derechos, por esencia del sistema.

Para no extenderme mas con la verborrea de los demagogos, y remitirme a lo mas vulgar, las imágenes de nuestra deterioradas calles, sucias, mal olientes, contaminadas con basurales y vectores atentando contra la salud personal y del medio ambiente, dividiendo nuestro barrios marginales, no ha cambiado, sigue circulando este diciembre, mas que el pasado cientos de vehículos depredadores de la pureza del aire y activadores del calentamiento global, nuestros campos siguen en usufructo gratuito al burocratismo y la deshonra del trabajo, la clase corrupta asciende mientras la honrada y honesta, que yo le llamo pueblo de adentro y de abajo, va mas a la miseria, esto activado por el espíritu del latrocinio, la malversación, la estafa, el fraude, el negocio y la dilapidación de los recursos del pueblo, mas acentuado cuanto mas alto es el nivel o la responsabilidad social para con la justicia, la vulgaridad, la falta de ética prima en todo como costumbre o tradición, todo ello en una generalización sin precedente, pues quien no ejerce, consiente o se hace victima. De los derechos inherentes a la condición humana, sin condicionarlos al estatus político, no se ha alcanzado, ni uno solo, los pocos ciudadanos que son capaces de reclamarlos son apaleados en las calles, expulsados del país, excluidos o detenidos al antojo del gobierno. Así finaliza un año mas en esta isla maldita, mientras el mismo partido con su panacea de socialismo y su doctrina dictatorial se dispone a gobernar un año mas sin intenciones de exorcizar.

No se olviden, por favor de mi cámara rota, agradezco cualquier ayuda que no sea monetaria, esa cámara que ya has repuesto por otra mejor, yo la necesito amigo, no es un problema personal.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La realidad que ocultamos

  1. Pingback: Thought of the day | Babalú Blog

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s