Indultar hoy para encarcelar mañana.

Nuevamente el presidente Raúl Castro alude sobre los efectos de la corrupción y sus pretensiones de disminuirla, o de lo contrario destruirían, ese concepto anacrónico, obsoleto y desnaturalizado de su esencia, creado para la justificación del poder llamado revolución. Me veo obligado hoy a mencionar ciertos hechos en mi pasado que determinaron mi radical posición, donde la modificación del socialismo como sistema social, la considero con seguridad, no solo irreparable sino insostenible e incompatible con las necesidades cada día creciente del ser humano. La praxis seguida de la meditación me ha dado cierta seguridad por experiencia para no aceptar este nuevo engaño del poder, en reformas, cuya esencia solo encierran egolatrías presidenciales ocultas en viles mascaras de justicia, descubriendo, inventando, y experimentando nuevas formas de explotación y o extorsión para aplicar al desposeído pueblo, que por ingenuidad, cobardía y mediocridad se ve en la necesidad indigna de aceptar o por lo menos someterse a ellas. Pro 27:7 El alma saciada desprecia el panal de miel; mas al alma hambrienta todo lo amargo es dulce.

¿Cual es la razón tan poderosa como para calificar de engaño el proceder dictatorial, y sostener que todo el objetivo del gobierno es mantener el poder y no avanzar hacia un régimen de justicia libertad y derecho?, ¿será el egoísmo personal, o una razón de predisposición por los daños causados a mi amado pueblo y en su nombre?

En la década del año 80 aproximadamente en el ultimo quinquenio comencé a pedir una entrevista con el máximo líder del gobierno,( los detalles son insustanciales), ya en los finales se me invito a que expresara los motivos por los cuales solicitaba una entrevista con el presidente, en algún momento del año 89 al 95 entregue personalmente el primer análisis sobre la sociedad cubana, en las oficinas del consejo de estado situadas en la Plaza de la Revolución. uno de los aspectos mas señalados y explicados era sobre la irresponsabilidad y la corrupción, después de detallar las formas y los métodos corruptos que se iban extendiendo como una cultura de vida y no recuerdo si en ese o en otros análisis entregados posteriormente, resumía la degradación social en freses como: la corrupción esta a la puerta de los círculos de la infancia, hoy los niños y niñas que se encontraban en esos momentos al resguardo de las educadoras, aceptan la corrupción fuera de todo tipo de escrúpulos, con la ausencia de cualquier rasgo de decoro, como una necesidad de existencia tan normal como el pan de cada día, podemos exportar médicos y maestros pero nos veremos en la necesidad de importar dirigentes y policías, tenemos que hacer una revolución dentro de esta revolución y crear un mini partido de gente preparada para nuestro tiempo, fue otra expresión, mas tarde asqueado de tanta inmoralidad y de mi propio actuar sin poder soportar la culpa, ya que compraba la gasolina para trabajar en mi auto sustraída al estado, y no del sobrante de un ómnibus sino producto de grandes negocios de gente de carneces rojos en los bolsillos, tuve el atrevimiento de denunciar en esas mismas oficinas el trafico de combustible calificándome yo también de corrupto a pesar de que solo era un receptador. Después del año dos mil entregue decepcionado por el curso tan denigrante de la sociedad y la generalización de la indolencia ante tal depravación, la última acusación y utilice la frase que hoy utiliza el presidente Raúl Castro: la corrupción va a acabar con la revolución.

No he escrito estos testimonios hoy con la ambición personal del elogio, o el intento de demostración de una capacidad de filosofo frustrada, o en busca de estimación o reconocimiento, todo lo hecho ha sido producto de mi idiosincrasia, sentido de justicia, concepto de dignidad y necesidad de responder a mis propios códigos de honor, con la responsabilidad consiente del amor, virtudes y dones dados por nuestro creador y el mas alto reconocimiento ya lo tengo, haberlo ejercido bajo cualquier circunstancia. Pero si tengo el objetivo, de que como estuve seguro siempre con la ayuda de DIOS que un día todo saldría a la luz, para desenmascarar el fraude del altruismo revolucionario y de la falsa bondad del gobierno hacia el pueblo, hoy estoy seguro, de que un nuevo fraude nos absorbe, la presunta lucha contra la corrupción enfocada por el presidente es pura demagogia, un programa circunstancial debido en su mayor parte, a la debilidad económica y política del sistema, tratando de buscar el apoyo nacional e internacional, para la recuperación de capital, con vistas al fortalecimiento del poder, mas que todo: la corrupción, no se combate con los corruptos y por desgracia, desde el mas insignificante, hasta el ministro han visto destruirse la condición social, y humana, delante de sus ojos Cuba como nación, Patria y pueblo se ha convertido en escoria, y quienes no han participado directamente en lo inmundo, teniendo la obligación de impedirlo, lo han permitido con el mas burdo y detestable de los estoicismo, los pocos hombres y mujeres dignos que se han alzado para intentar limpiar las calles de los podridos frutos del enfermo árbol de la revolución, son excluidos, apaleados, reprimidos, encarcelados, asesinados o desterrados, por la misma escoria de la revolución, ordenada por el mismo presidente que pretende hacer justicia y castigar la corrupción, argumentando para ello el vil, mezquino y abominable pretexto, de ser pagados por una potencia extranjera, acusándolos de mercenarios, como si el patriotismo se le pudiese colocar una etiqueta de precio como se ha hecho con el internacionalismo, o se encontrarse a la venta en uno de los miserables mercado hechos por la revolución y mendigados por el pueblo.

Mientras en un discurso carente de sensatez y lucidez el presidente destaca ser implacable con la corrupción y castigar a los corruptos, como si hubiese estado todos estos años ausente del país, otros, que aunque hallan sido sancionados por arbitrarias leyes bajo el injusto proceder de un sistema de justicia sumido al control del poder y no a la equidad, son excarcelados o exculpados a pesar de consciente mente haber aceptado la denigración del delinquir antes de exigir, concibiendo lo inmoral antes que lo honorable. Si bien es cierto que han existido condenas que no debieron existir nunca, también es cierto que el mayor % de los considerados delitos ocasionaron desordenes sociales y perjuicios a personas inocentes, porque el robo, la malversación, la extorsión, la inmoralidad, la violencia, el fraude, la droga dicción, el soborno, la estafa, aunque pretendan inculcarle un concepto relativo, tienen el absoluta esencia del mal y son intolerables he injustificable en cualquier sociedad. ¿Cuál es el objetivo del discurso y las excarcelaciones? Tendrán las acciones el contenido de la bondad, el altruismo y la real voluntad de avanzar hacia un estado de derecho y justicia o será un placebo para alargar un poco mas la agonizante dictadura? Se buscara una relación de paz y justicia con el pueblo o una relación de comercio de capital con la comunidad exterior?,¿ será la necesidad de una justificación para ganar la voluntad del vaticano ante la hipócrita actuación de la pasada visita papal con la abierta y descarada desobediencia a sus consejos, o una manifestación de verdadero amor al humilde?. Siendo esto último, yo no lo creo, pues, si así fuera se abolieran las obsoletas leyes que dan curso a las condenas, se legitimaran veraz-mente y sin someter a ninguna condición los 30 artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, abolir la causa, no el efecto, pero no como concesiones misericordiosas inmerecidas, sino como derecho obligatorio por condición humana.

Hay otra pregunta de mal presagio cuya respuesta asume un reto con la historia,¿ se pretenderá dejar plazas vacantes para ser ocupadas después de la visita papal, por luchadores civilistas como ocurrió en el pasado?

Ningún reo me acuse de indolente, no creo que exista mayor pesar para mi que la falta de libertad, a todo aquel violador de la ley, no lo conduciría a prisión, sino a resarcir tres veces los daños con la observancia perenne de la sociedad, para mi la mayor grandeza de Leonardo Davinchi no fue el famoso retrato de la Mona Lisa, sino el comprar jaulas de pájaros para abrirles la puerta y darles libertad sin esperan recompensa.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s