No es hora de esperanzas

Escucho varias autoridades de la Iglesia Católica hablar de esperanzas puestas en la visita papal, serán sus palabras manifestación de ingenuidad o tontería, mediocridad o resignación, miedo o prudencia, miseria del alma o lastima para los humildes, pero no razón de justicia, la hora de la esperanza quedo atrás, en la generación perdida, mencionar esperanzas es burla a la dignidad, ofensa al pudor, negación al honor, humillación al amor, desprecio por los sufridos sumidos en la servidumbre sin amparo, obligados prácticamente a perder la salvación, es tomar a estos niños que nacen y engañarlos con el señuelo, de que si te comes esta pésima comida, cuando seas grande papá te comprara un avión, sin poderle obsequiar ni una bicicleta, es abominación a la condición humana de libertad dada por Dios, es uno de los mas desfachatados desprecios por los valores de la conciencia y la filantropía. Las esperanzas se tuvieron en 1997 cuando la visita del papa Juan Pablo, hasta yo las tuve, hoy hay que tener exigencias, seguridades, obligaciones del papado por seguir a Cristo en defensa de sus ovejas y del estado en entregar los derechos y la libertad, los templos cristianos están contaminados, llenos de inmundos negociantes, de traficante sin escrúpulos, de corrompidos cambistas y vendedores y cuando Cristo encontró así el templo de Dios actuó, no dijo, tengan esperanzas. Mat 21:12 Y entró Jesús en el Templo de Dios, y echó fuera todos los que vendían y compraban en el Templo, y trastornó las mesas de los cambiadores, y las sillas de los que vendían palomas;

Mat 21:13 Y les dice: Escrito está: Mi Casa, Casa de oración será llamada; mas vosotros cueva de ladrones la habéis hecho.

Cuba entera es una cueva de ladrones y el emisario cristiano tiene poder.

Hace 15 años llego un papa y dejo una palabra: Que el mundo se habrá a Cuba y que Cuba se habrá al mundo, entonces eran esperanzas, para 15 años, me pregunto,¿ si son las mismas de las que hablan las autoridades católicas, o estas serán otras esperanzas para que los que se las crean mueran de esperanzas en los próximos 15 años.

Lo que cumienza con fraude dificilmente termine con tranzparencia, la situacion de muchas familias cerca del Cobre se estan mejorando nunca le habian prestado atencion a esto, los reos les entregaran algun habituallamiento, y les suministraran mejor alimento durante varias semanas, algunas calles se arreglan apresuradamente,  antes y algunos dias  despues de la visita, esa ha sido siempre la historica labor de la revolucion y su presidencia, el engano, el sucio juego con la mentira para ocultar la verdad, ha sido tanto que la penetracion los les ha calado la mente hasta ser ellos una gran mentira, pero al papa podran enganar pero no a DIOS, cuidado

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a No es hora de esperanzas

  1. Raul dijo:

    Creo que si hay Esperanza. La palabra de Dios es como espada de dos filos que penetra el alma del seer humano que es el que al final hace los cambios necesarios. Juan Pablo II, mensajero de la Paz, sembro esa palabra en la nacionalidad cubana y algo cambio. Bienvenido a Cuba, Pastor y cabeza de la iglesia universal

  2. Sin palabras. Dekaisone, Agustín, usted lo ha resumido todo.

  3. Loretta dijo:

    la verdad es que una cosa es la esperanza y otra la realidad,el pueblo cubano esta parado en el tiempo y si es q se han conocido algunos hechos de los disidentes en la isla es debido al pequeno pero efectivo progreso de la tecnologia alla,porque cosas como esas han existido durante toda la historia y q? nada ha pasado,solo abusos y mas abusos,por eso la gran mayoria solo huye,como yo,pues no tienen armas lo suficientemente poderosas como para derrotarlos,no me considero cobarde solo realista,la vida es corta y hay que vivirla,cuandomorimos el dolor pasa y los demas siguen gozando,que papa ni que ocho cuartos,ese es otro cuento mas para mantener entretenidos a los cubanos con alguna noticia como siempre

  4. Ricardo Domínguez dijo:

    Se que es difícil hablar de esperanza ante quienes carecen de ella por vivir en una nación que hace más de 50 años está bajo una de la peores dictaduras del mundo entero.
    Pero desde mi humilde Uruguay y sin ser un religioso empedernido, sino un católico práctico, -y con mucho respeto-, creo que tus conceptos hacia la Iglesia católica no son acertados.
    Pero si mal no recuerdo, Carlos Marx fomentaba entre sus seguidores, el ser anti religioso, porque según él “la religión es el opio de los pueblos”, porque predisponía al hombre a tener esperanza y Fe en Dios, y en que algún día todo se solucionaría. Marx, de acuerdo al Manifiesto del Partido Comunista publicado en 1848, quería cambiar un sistema de vida hacia el que él proponía, algo parecido al que Uds viven, y si no se conseguía por la Dialéctica, deberían hacerlo a través de la lucha armada.
    Jesús por el contrario fomenta el amor y la solidaridad entre los hermanos. En este caso por la violencia, las armas, y la crueldad del asesinato, la Iglesia no puede aceptarlo.
    Por eso, las esperanzas puestas en la visita papal, no serán palabras de ingenuidad o tontería, mediocridad o resignación, miedo o prudencia, miseria del alma o lastima para los humildes. La hora de la esperanza no ha quedado atrás. Todo lo contrario, la gente sin odio, sin resentimiento, sin sed de venganza puede usar libremente su inteligencia y pensar en el pronto cambio que tendrá Cuba, cuando comiencen a morir todos estos dirigentes de avanzada edad.
    Quiere decir, cuando empiecen a desaparecer esta lacra directriz, debe encontrar a un pueblo educado, con fe y esperanza de vivir en libertad, bajo el imperio del derecho que lo da un régimen democrático.
    Conozco a muchos cubanos muy dignos, con honor y con ansias de superarse que viven en su país y otros que están en el mío con grandes valores de conciencia y filantropía. El Papa no tiene un ejército para invadir la isla y terminar con el comunismo en vuestra Patria, pero el solo hecho de su presencia y mensaje de Dios, hará tomar conciencia en muchos compatriotas cubanos que a través de la violencia y el odio nada se conseguirá, pero su palabra también en todo el mundo será oída, como lo fue oída hace 15 años en la visita del anterior Papa.
    Estimado Agustín, quién esto escribe está viviendo en un país libre y democrático, pero gobernados por terroristas tupamaros, muchos de ellos entrenados en tu Cuba por Fidel y el Che que querían exportar “su” revolución al mundo.
    Aquí cuando quisieron hacer lo mismo, los derrotamos, los encarcelamos y después de una Dictadura militar se los perdonó con la consigna de vivir en paz y sin rencor, dejándolos salir de las cárceles. Muchos cambiaron y otros no, pero estamos vigilantes a sus intentos desestabilizadores. Esto es un país democrático-republicano y aquí otra vez, no se harán los vivos, porque además ya están igual que los Castro: son ancianos y se les termina la cuerda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s