la radio: bocina del poder

La radio cubana cumplió el 22 de agosto 90 años de su fundación. Siempre las equivocaciones y los errores de conceptos, las demagogias y los engaños. La radio cubana se detuvo en el tiempo en el 1960, hoy cumple solo 38 años de su fundación, porque después del 1959 dejó de ser cubana para convertirse en la radio del poder, en la radio de los Castros y su Partido Comunista al servicio de sus egolatrías hegemónicas de emperador. Así como el periodismo cambió la ética por la indecencia, la dignidad por miserables prebendas, los valores y principios del respeto a la verdad por la  vileza de adular  sin escrúpulos al poder a cambio de  migajas de libertad, la radio lo ha hecho peor, porque no todos leen un periódico, un panfleto político o un libro, pero me atrevería asegurar que todos por lo menos una decenas de veces han escuchado la radio.  Ejerciendo con toda impunidad ha colocado un decorado de progreso al fraude, una corona de honra al chantaje político, detrás de la cacofonía  política articulada se esconde la frívola traición de los ineptos y de los esclavos serviles al amo que gobierna. De espaldas al hombre humilde de honra y honor, da curso y cultiva la desvergüenza turbia  del cinismo, antes que la transparencia lúcida de la realidad en que nos hundimos como pueblo y nación.  Tras la neblina sonora de la voz de un elocuente locutor se pronuncian con solemnidad las vilezas del poder sumido en la aparente  compasión por el pueblo de adentro y de abajo, mientras que lo exprime y lo usa como un guiñapo culpando al imperio, al embargo o al capitalismo de sus miserias. Sublimes palabras como un verso que se declama hacen llorar a las víctimas mientras que el criminal disfruta su crimen. Lo más sucio de los poderes totalitarios no creo que sea la desfachatez con que gozan las mieles del poder, sino la prevaricación con que articulan la palabra en nombre sus pueblos.

De la política de esta mutante comunista están sobrecargadas las horas radiales, desgraciadamente abochorna llamarle radio cubana cuando de Cuba solo se habla lo que el poder mediante el partido comunista autoriza a decir.

Si de traición a los humildes, con y para los cuales fue hecha la Revolución se juzga, la radio ocupa el segundo lugar en el banquillo por fraude a la patria.

En el pasado algunos locutores y profesionales de la radio pudieron sufrir en su ingenuidad  el sutil   engaño  de la Revolución, hoy el ocultar, tergiversar o callar  verdades los convierte en un esbirro más, tan igual al oficial uniformado que lleva la pistola y  ordena golpear y encarcelar y al  agente que cumple la orden de lastimar al hermano tan cubano como él. Es igual de corrupto y parásito que el ladrón revolucionario robando  y disfrutando de los bienes que no le pertenecen.

En el mundo de las redes sociales la palabra cabal es justicia, quien no la articule así prevarica como el  fiscal que condena a muerte a un inocente y esto ya no es un problema de política sino de razón humana. Felicidades a la radio cubana.

Así que la fe es por el oír, y el oír, la palabra de Dios”. Romanos 10.17

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a la radio: bocina del poder

  1. Jose Luis dijo:

    AMEN!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s