Es difícil la Cuba futura sin Paya pero también lo es sin Harold Cepero

Después de averiguar sobre la identidad del joven muerto al lado de Paya, encontré en martinoticias.com del 31 de julio, una foto y un extracto biográfico escrito por el Monseñor Antonio Rodríguez Días rector del Seminario San Carlos y San Ambrosio.

Harold Cepero Escalante, natural de Chambas un pueblecito cerca de Morón en Ciego de Avila, contaba solo treinta y dos años al morir, pero que valor y decisión, a los 22 años y cursando estudios universitarios se atrevió a desafiar el sistema educacional firmando el proyecto Varela, demostrando así que la Constitución solo funciona para los sometidos incondicionalmente al poder y que la educación no es para todos por igual, expulsado de la universidad, su sensibilidad por el ser humano lo lleva al abrazo del cristianismo, ¡Qué grandeza de alma! Después del primer año, como escribe el Monseñor Rodríguez descubre que su vocación no era sacerdotal, era otro el llamado de Dios. Debía ir más allá de la resignación Católica Cristiana o de la posición Católica con respecto a la sociedad ¡qué grandeza de alma! Siempre al lado del desamparado y el humilde, para compasión y no para lástima, para cubrir al desnudo, dar pan al hambriento y vista a los ciegos y no esconderlos tras la sotana y la cortina del socialismo.

Estaba dispuesto a cualquier sacrificio, se fue a criar puercos y cocinar para los hogares de ancianos, ¡Qué grandeza de alma! “Hombre de campo que pasaba la mayor parte de sus vacaciones trabajando en la finca de sus abuelos, sembrando aguacate, cortando la yerba o asistiendo el parto de las cerdas” ¡Qué grandeza de alma! Hasta aquí podríamos pensar que estamos ante la presencia de un campesino. Sin embargo todo esto venía acompañado de otra gran sensibilidad: el gusto por las artes. Disfrutaba del ballet, de la ópera y del rock, de la plástica y de la literatura, en especial los temas políticos, hablaba con perfección el inglés mostraba su alegría hacia el Griego Clásico. “Así cursó los tres de filosofía, hasta su primero de teología y se fue al mundo de la política desde su fe cristiana, sin vivir de ella como antes no había vivido de la Iglesia” ¡Qué grandeza de alma!

No sé si por discreción o por olvido, por consecuencia humana de la grandeza o por la triste vanidad a que nos somete la civilización, tampoco quiero descubrir la razón ni la culpa de todos que es mi propia culpa. En los periódicos y las revistas, en la información que ha estado a mi alcance y los conversatorios, poco o nada ocupa en la memoria Harold Cepero o quizás percibo que su luz de estrella fue atenuada detrás del deslumbre de Osvaldo Paya, el sol que moría.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Es difícil la Cuba futura sin Paya pero también lo es sin Harold Cepero

  1. Willy Ruff dijo:

    Felicitaciones, amigo Agustín, extraordinario artículo en homenaje a Harold Cepero.Un abrazo desde Chile.
    Willy

  2. El castrismo ha aniquilado y aniquila a los mejores hijos de Cuba. Instinto criminal y desprecio hacia toda persona capaz de amar, de pensar y de creer en un futuro mejor.
    Ustedes persistan porque son la esperanza de su patria.

  3. Jorge Jorge dijo:

    Armiene tu eres muy puta para hablar aqui.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s