Continuacion Por encima del poder se siente el bien.

Debo estar sintiendo una sensación similar a la de un General regresando victorioso de la batalla. Con la diferencia de que a los generales le sigue una tropa de soldados, y su gloria descansa sobre muertos que agusanan la conciencia y corrompen el alma. Yo ni he matado ni mataré y la tropa que me aplaude está enterrada en mis recuerdos del pasado junto al canto mañanero del sinsonte y el guajiro.

Suspendo por precaución el gesto risueño que se dibuja en mis labios. Observo la pantalla de la computadora sobre la mesa cubierta por una funda gris o descolorida, el ventilador, que ordenó traer el oficial girando con armonía como si persistiera en un gesto de negación constante, mientras removía una corriente de aire viciado del calor acumulado durante el día. Subo la mirada por las paredes de color insípido, descubriendo un fallo geométrico en el ángulo de unión donde faltó o se usó mal la plomada y la escuadra, y luego me quedo mirando hacia la puerta custodiada por el agente y por donde cada cierto tiempo asoma un uniformado con una o dos estrellas blancas en la solapa. Me mira e intenta sonreír, preguntándome cómo me siento. Le respondo: “bien”, y sonrió. Pero sabiendo que ni leyendo este relato sabrán el alcance de ese bien mío porque para ello tendrían que sentir este misterio de justicia que llevo dentro.

Yo siento el bien de ser libre dentro de un calabozo, de ser hombre, de liberarme de cargas de la conciencia para el ultimo día de existencia esbozar la sonrisa de la paz. El bien de estar frente a ellos sabiendo que me pueden encerrar de por vida, desaparecer o asesinar y no tener ni el más mínimo temor. El bien de sentir a mi lado la fortaleza de dos ángeles custodiándome y la convicción de que no estoy allí porque ellos sean tan poderosos sino porque Dios lo ha permitido para su gloria. Vuelvo a sonreír henchido de felicidad, siempre observando la puerta con la precaución de no ser sorprendido y que en sus mediocres lógicas calcularan un desequilibrio mental.

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Continuacion Por encima del poder se siente el bien.

  1. Estimado Agustin, y permitame, aunque no lo conozca en persona, llamarle estimado; he estado leyendo algunos de sus posts, y esta serie relato sobre su detencion y viaje al juicio de Carromero. Quiero darle las gracias, con profunda admiracion y con toda honestidad, por haberme transportado con sus escritos a una especie de estasis emocional, algo dificil de lograr en mi pues hago de todo menos leer, y mucho menos emocionarme, en esta vida.

    Leyendole senti envidia, y podra sonar extraño, y hasta hiprocrita y falso, pues yo no vivo en Cuba hace ya varios años y no pienso volver, ni pienso luchar alla, y solo planeo dedicarme por entero a mi familia y a mi por el resto de mis dias. Sin embargo, senti al leerle la misma sensacion que he sentido con otro muchacho cubano de nombre Eliecer Avila, ambos, han logrado transmitirme la sensacion de cuan libres son, alla, aunque los encarcelen y los estigmaticen, y eso me da envidia, y un poco hasta de remordimiento. Cuanto dolor le hubiese causado a mis padres, cuantas canas, cuantas preocupaciones e histerias hubiese visto en mi casa si yo hubiese optado por esa libertad de la que ustedes, aun en la carcel, ya disfrutan!!! Leyendolo a usted, y a Eliecer me digo a veces que creo que hubiese valido la pena.
    Hasta escribiendo esto me siento una especie de … mentiroso, de penco o de alguien que no tuvo determinacion y ahora, seguro, comienza a envidiar a los que la tienen. Que le puedo hacer ya?.. Muchas gracias Agustin!!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s