Caminos elegidos. 3ra parte caminos de libertad

 

Emigración: camino de libertad sin destino, naufragio,desesperación y muerte: precio de la escapada.

El pueblo de Israel, que es igual a decir el pueblo de Dios emigró de Egipto. El Creador los condujo a “la tierra prometida que fluye leche y miel” para librarlos de la esclavitud a que había sido sometido por mas de doscientos años. La emigración es una costumbre humana, siempre con la esperanza de una Tierra Prometida. Erróneamente en la mayor parte de los casos cuando emigramos creemos que vamos por el camino de la libertad porque nos libramos de algo que nos ha estado oprimiendo o sometiendo. Las guerras, los cataclismos ocasionando hambrunas, las pandemias, las grandes sequías haciendo inhóspitas extensas áreas de tierras, y las dictaduras, son causas de que los hombres, o los pueblos emigren. Pero de todas la menos justificable y la más aberrante, que denigra la condición humana, es la emigración provocada por las dictaduras, y los necios, torpes y despiadados gobernantes que las conducen. El miedo ya sea por instinto o por razonamiento es una característica propia de los seres vivos que en la mayor parte de los casos los protege contra daños físicos y espirituales. El miedo es el arma mas poderosa de los dictadores, lo siembran, lo cultivan en las masas de los pueblos, se lo inoculan y lo vician, se lo arraigan, lo hacen parte de la cultura, de lo cotidiano, se aprende a vivir con el miedo, se bebe miedo, se come miedo, se duerme con el miedo porque llega a meterse en el cuarto, en las sábanas, en la cama, en el baño y en todo lo relacionado con la propia vida.

Paredón, Paredón, Paredón” era una orden, un grito escalofriante de la Revolución recién comenzada: Paredón y Presidio, muchas son las anécdotas, mucha es la sangre derramada tras las murallas de la Cabaña bajo las órdenes directas del Che Guevara, Raúl y Fidel Castro, dueños de la vida y de la muerte de los habitantes de Cuba. En apariencias se hacía justicia, en realidad se asesinaba al hombre y a la justicia, también la libertad era víctima de los verdugos y del presidio.

La primera estampida fue por Camarioca. Los mejor preparados, los más inteligentes, los más progresistas y también los que más hacían funcionar la economía del país, privados de la libertad y de sus bienes eligieron la escapada. Más bien una expulsión, las necias dictaduras y sus fanáticos dictadores expulsan con indolencia a los ciudadanos. Abandonaron sus casas y sus bienes, la niñez de muchos quedaba sumida en el silencio de espacios de un nunca volver, la tristeza y las nostalgias alzando más que la mano el corazón en un adiós desesperado encerrado en una maleta que se lloraría al abrirla. Fue el camino de libertad elegido en la década del 60 de la mayoría que no aceptaban el poder de los comunistas, un grupo pequeño tomo o siguió con las armas en la mano, se alzaron o quedaron como rebeldes en las montañas del Escambray, mas tarde se lanzo a una gran parte del pueblo contra ellos hasta masacrarlos más que vencerlos.

Esta emigración forzada ha continuado durante 62 años, primero de gobierno monárquico de Fidel Castro y ahora de su hermano Raul. Sin distinción de raza, sexo, edad estado mental o estatus social el cubano privado de los derechos humanos y la libertad se ha lanzado en éxodos suicidas y desesperados, en el tren de aterrizaje de un avión, en la cisterna de un barco, en un neumático de tractor inflado, en un rustico bote, el riesgo no se mide, no se calcula, hijos que no volverán a ver a sus padres porque perecerán en la boca de un tiburón o serán tragados por el destino en una tierra extranjera, madres que lloraran un amargo llanto cada día preguntándose un porqué sin respuesta, hermanos, tíos, sobrinos nietos, abuelos y amigos esperando un dia marcado en sus vidas durante muchos años de desesperación, un rostro conocido o ya desconocido, en algún aeropuerto de Cuba, de Norteamérica o de cualquier otro lugar en el mundo, para dar un abrazo más que todo al tiempo que nos extingue. El sueño Norteamericano atrae la emigración de cualquier parte del mundo, pero al cubano no le interesa mucho el sueño del norte sino despertar de esta pesadilla del castrocomunismo por eso la emigración se realiza hacia cualquier país el hecho de que se haya seguido mas la ruta de los EU radica en su cercanía y la colonia de cubanos que aun antes del 59 existía haciéndose más nutrida después del 1959. Triste este camino de libertad.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Caminos elegidos. 3ra parte caminos de libertad

  1. janczeck dijo:

    Recuerdo aquellas movilizaciones y en los barrios la turba dando gritos: Paredon,paredon, al vecino,al familiar,al companero de trabajo,al companero de estudio,no se escapo nadie,el comite haciendo la tarea de contar todo lo que tenias en la casa y que debia aparecer para poderte marchar,a cortar cana porque te ibas del pais y eso era lo que merecias,cerradas las casa y tu en la calle esos ultimos dias y el pueblo:paredon,paredon,tenemos lo que nosotros hemos creado.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s