Socialismo: pasado errado y futuro equivocado

Dios quita y pone reyes, unas veces a través de los hombres, otras  la ley natural del envejecimiento los inhabilita y se destronan por voluntad propia como el caso del papa Benedicto y en otras como en el proceso de Hugo Chávez, una enfermedad los atrapa y se los lleva al sepulcro. Siempre existen desacuerdos sobre todo en los dictadores que nunca tienen la intención de dejar el trono y aun van a la sepultura con la idea de seguir gobernado.

Los muertos me ponen triste, animales o humanos, de cualquier edad, sexo  estatus social u origen étnico. Solo dudo en aquellos cuerpos mutilados cuyo sufrimiento es casi insoportable y aun así pido la intervención de Dios.

Pero los que mueren en la opulencia, encima del trono, rodeados de fama, poder y riquezas, acompañado de sus seres más queridos y con los mejores servicios médicos del mundo no me preocupan mucho. Más me preocupan los que mueren en el desamparo, en las cárceles producto de una huelga de hambre por la necedad de un gobierno, en un atentado automovilístico  por algo tan humano y cristiano  como exigir pacíficamente libertad y derechos para todos. Los que han muerto ahogados en el estrecho de la Florida o en el tren de aterrizaje de un avión y que conste no escribo sobre un país capitalista  sino socialista.

El socialismo por su esencia no soluciona los problemas del hambre y la pobreza ni aunque se lo propusiera con  seriedad, porque no es capaz de crear insumos, solo reparte lo creado, organiza la miseria, controla la sociedad en base a sus necesidades, condiciona la servidumbre a la existencia. Si el capitalismo crea un mercado de valores donde el individuo tiene un precio, el socialismo fiscaliza al individuo al precio de una idiota ideología política y lo cuelga de su dependencia.

Bastaría que los ciudadanos de los  10 países capitalistas más desarrollados del mundo donaran 10 dólares mensuales para erradicar la pobreza en la tierra. Un país socialista no lo podría hacer sin agregar una necesidad más a los donantes.

El proceso que venía desarrollando el Presidente Chávez en Venezuela era monitoreado por el gobierno cubano, similar al implantado en Cuba donde el paternalismo se utiliza  como medio de mantener el poder, lo que a largo plazo des concientiza, corrompe, irresponsabiliza al ser con la sociedad.

El camino del sacrificio como forma y método de prosperidad económica se sustituye por el facilismo sin escrúpulos ni limites en las consecuencias. El fruto del trabajo honrado, decente y honesto queda relegado a una apariencia, un montaje político-social fuera de una ética de respeto consecuente con la condición humana real.

El fraude socialista programa la pobreza, desnaturaliza lo más humano y cristiano del hombre, que se cambia por un materialismo horrendo y miserable; no solo llega a la miseria económica, sino también a la espiritual como ha sucedido con Cuba. Eso no lo quisiera ni para Venezuela, ni para América.

Por eso hoy, cuando hay miles de hipócritas cubanos, incluyendo al Estado,  preocupados por el petróleo de Venezuela más que por el dolor de la familia de Hugo Chávez. Cuando hay un populismo enardecido encabezado por unas poderosas Fuerzas Armadas, dispuestas a implantar por la fuerza las ideas del líder. No siento aprensión por su muerte, quizás Venezuela  se halla librado de una maldición y América de un castigo. Descanse en paz señor Comandante  Presidente y que ese Dios que es incompatible con el Marxismo- Socialismo-Comunismo o como quieran llamarlo  le perdone en nombre de Cristo que dijo: perdónalos señor no saben lo que hacen. La bondad no se condiciona a la servidumbre.

Esta entrada fue publicada en pol)itica, social y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Socialismo: pasado errado y futuro equivocado

  1. El socialismo es la negación de la condición humana.

  2. Hermano su forma de reflejar sus sentimientos me impacta, por la sinceridad pero con el humanismo que siente, lo admiro, y me deja sin palabras, Cada dia lo admiro mas, y respeto y mucho su intelecto, y sobre todas la veracidad de lo que plantea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s