Judas con sotanas.

 

Villanías de un cardenal o de una iglesia.

 

No es de extrañar la posición de la Iglesia Católica destacada en la revista Especio Laical. La historia del catolicismo está plagada de los más atroces y crueles actos concebidos en la tradición humana. El enterramiento o la quema de cuerpos vivos de cualquier edad o genero, descuartizamiento en infernales maquinas de tortura, aislamiento en lúgubres mazmorras hasta la extinción de la vida. El papado es una cultura de perversidades, degradación y luchas de poder. La traición y los asesinatos, empleando los más siniestros métodos y formas para consumar ambiciones ególatras muy alejadas de Dios, han sido una práctica usual. No lo digo yo, lo recoge la historia.

 

En nuestra isla contamos con Hatuey conducido vivo a la hoguera donde lo quemaron, y más tarde la incompasiva exterminación de los indios.

 

Dentro de este infierno de maldad plagado de una ideología satánica enmascarada tras el cristianismo aparecen sacerdotes que bendicen asesinos y maldicen cristianos. En la viña del señor hay de todo. Qué más da entonces que el cardenal Jaime Ortega Alamino trate de asegurar tesoros para las polillas apoyando a una dictadura más o una menos. Qué más para mantener la ostentosa vida de los sacerdotes y cardenales en un pueblo que ha sido lanzado al abismo de la perdición practicando todas las villanías del Diablo para lograr alimentarse. No es la primera vez que el cardenal ha frustrado la realidad de la libertad, haciendo de intermediario entre un desvergonzado poder cuya más alta distinción es conducir a la miseria a los humildes y desposeídos hasta de las esperanzas, pero no para hacer renacer esperanza, sino para condicionarlas a un tiempo más de explotación por un poder totalitario que solo cede bajo la presión de la sociedad.

 

El tiempo ha demostrado que no hay ni alternativas ni entendimiento con las dictaduras comunistas. De otra forma todavía los países del imperio comunista europeo estuviesen sufriendo el abuso de poder a que fueron sometidos. Es iluso, absurdo y demasiado demagógico pedirle ahora al poder las bondades hacia el pueblo que nunca le nacieron. Si han llegado “reformas´´ no ha sido por la voluntad del poder, sino por el sacrificio, la abnegación y el valor demostrado por tantos opositores dentro y fuera del país, expuesto siempre al riesgo de las prisiones y el peligro de la muerte.

 

Expresa el prelado que “Cuba tiene muchísimo que cambiar, pero los protagonistas de esos cambios no pueden ser los centros de poder de ciertos países fuertes e influyentes´´. En eso estamos de acuerdo, pero mucho menos puede ser el poder que nos ha sumido en la miseria material y espiritual más grande que se reconoce en la historia de Cuba, tampoco puede ser una Iglesia prostituta sometida a los poderes terrenales más que al poder de Cristo, una iglesia que no enfrenta al lobo que ha arremetido despiadadamente contra su rebaño diezmándolo y alejándolo de la salvación. Una iglesia que suplica la justicia teniendo el poder de Dios para lograrla.

 

La salvación no es por obras sino por fe, pero quien no obra no tiene fe. Es hora de que la Iglesia se quite el antifaz y destroce con la cruz el látigo del poder.

 

Sabemos que el socialismo, comunismo, castrismo, o como quieran llamarle, es incompatible con el Cristianismo. Por su esencia niega la existencia de Dios y ni siquiera ha permitido la libertad religiosa de la doctrina cristiana que ha sido controlada por el poder del Estado obedeciendo mandamientos de hombres antes que cristianos.

 

Lindas palabras, bellísimas, las del ilustre cardenal, actuar como “amigos que nos acompañan y no como jueces que nos juzgan´´ pérfido patriotismo el de aquellos que toman de alfombra a la patria y de ídolos a los traidores que la han masacrado convirtiéndola en lodo, basura y corrupción. Judas con sotanas, cardenales con piel de serpientes y sacerdotes con tarritos ocultando una guadaña detrás de la caridad y la misericordia. Lutero aun está en las llamas y la inquisición viste una sotana blanca.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en económica, pol)itica, religión, social y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Judas con sotanas.

  1. Es hora de tener a la iglesia,,,, con sus imerfecciones de aliada….construir puentes….

  2. nelson machin viera dijo:

    Qué excelente eres hermano!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s