Denuncia

 

Testimonio de Ada Maria López Canino, activista y directora de la biblioteca independiente José Martí perteneciente a la Red de Bibliotecas Cívicas Reinaldo Bregado Bretaña.

El jueves 22 de agosto cerca de las tres de la tarde me bajo del ómnibus p-16 en la calle 23 cerca del Coppelia, me detiene un policía vestido de verde olivo y pide mi carnet de identidad, se lo muestro. Pienso que era algo de rutina, después de confirmar el carnet dice: Así que tú eres Ana María la dama de blanco que se dedica a llevar a sus niñas menores a despedir y recibir a opositores y disidentes que salen del país.

Esto me toma por sorpresa, pues la verdad no lo esperaba, pero le rectifico: no, mi nombre no es Ana sino Ada y no soy dama de blanco.

Me responde después de verificar mi carnet con el puesto de mando. Usted está poniendo en riesgo la vida de sus niñas, parece que no las quiere tanto. No tiene miedo que se las desaparezcan como las cuentas pendientes que suceden a cada rato y repite: Parece que no las quiere mucho cuando las está poniendo en riesgo. Tuve deseos de cogerlo por el cuello, pero no sé, algo me detuvo. Puede que allá neutralizado mis manos el temor que sentí por mis pequeñas o tal vez Dios contuvo mi ira. Después me dice: parece que estas metiéndote en cositas complicadas y no estás teniendo presente que las consecuencias de los actos de los padres los pagan los niños. Tenga mucho cuidado. Me devolvió el carnet y me dijo cambia el carnet pues está en mal estado. Puede continuar.

Esbirros, matones asalariados, cobardes inescrupulosos, castrados, cuatreros, quizás el calificativo correcto no aparezca en ningún de los denigrantes apelativos con que se pueda nombrar la bajeza humana. De esto esta nutrido la policía política, la PNR, los órganos de represión y cuidadores de la ley. Representan la “revolución” y la “revolución” se ha convertido en un antro de corrupción, desde el que está abajo hasta el que está arriba gobernando. Quien no la practica la permite. Una amenaza más a una madre enferma e indefensa. Asqueroso, burdo, aberrante.

Vengan amenácenme a mí, yo soy el que las lleva. Yo soy quien promueve ideas anticomunistas, anticastristas, antisocialistas, yo soy uno de los que promueve ideas “contrarrevolucionarias” porque la “revolución” secuestro la libertad, encerró el derecho y asesino la justicia. Estas niñas van a despedir amigos, patriotas, hermanos pero no con un sentido político como el adoctrinamiento que practica el poder desde los primeros años escolares. No se obligan a pertenecer a una organización pioneril de matiz político, ni se le coloca una pañoleta en el cuello con la consigna. “pioneros por el comunismo seremos como el Che” no se les inculca el odio hacia nadie, ni se les induce a la violencia al hermano, no se les enseña, ni a golpear, ni a matar sino amar como Cristo amo al hombre.

Esta entrada fue publicada en militar, pol)itica, social. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Denuncia

  1. Así trabajan los castristas. Carecen de principios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s