Soy bloguer he resucitado

 

Un minuto después…………..

Nadie pone en oculto una candela encendida, ni debajo de un almud; sino en el candelero, para que los que entran, vean la luz. Luc. 11: 23

El secuaz cayó de bruces sobre la tierra y rompió en llantos, había tocado a una casa sin puertas, clavo los dientes sobre un crisol del martirio y detuvo el viento en el mismo instante que se quedaba sin vos, la arena de un desierto rojo le segó la última mirada antes de desaparecer. Miércoles 7 de agosto 2013 a las 14 horas y 55 minutos

Diario y soliloquio. O aceptas el don o la locura.

Estaba entre los 14 y los 16 años, cursaba estudios secundarios pero no conocía los libros. Cuando la profesora de español en octavo grado puso como requisito para cursar su asignatura leer un libro y hacer un resumen sobre el, fue la primera vez que entre a la biblioteca y busque el libro más corto que había. La vuelta al mundo en 80 días de Julio Vernes, el único libro que leí en los 6 años de bachillerato. Pero nadie escapa a la sentencia de su espíritu que tarde o temprano se cumple como condena o virtud, todo lo que hagas para escabullirte es inútil, al final te atrapa como la tela de una araña, suave, flexible, tierna o como una trampa para cazar osos cruel y desgarradora, de cualquier forma quedas prendido sin remedio y se convierte en tu sombra. Fue a esa edad cuando por varias noches un misterioso sueño se prendió en mi cerebro y se repetía una y otra vez. La alucinación me indicaba que tenía que escribir algo desconocido, cuando despertaba después de haberlo escrito dentro de lo soñado, lo buscaba en la memoria y quedaba desorientado de la realidad. A la tercera noche tome una libreta y la coloque abierta a mi lado y quede dormido con un lápiz en la mano derecha. El sueño volvió y sentí que escribía algo o por lo menos era mi percepción. Cuando desperté convencido de que esta vez sí había atrapado el sueño tome la libreta emocionado y por supuesto no había nada escrito , las hojas estaban en blanco y el sueño no volvió más, pero en la parte de atrás de mis libretas comenzaron aparecer fantasías poéticas y meditaciones que escribía mientras los profesores impartían la clase. Un día me sorprendió una profesora de español. Era una bella Eva de piel indiada cuya esbelta figura sobrepasaba los límites del asombro. Una ola de fuego me subió al rostro, debí ponerme rojo como un tomate o verde como una lechuga, la beldad que estaba delante de mí al ver tanto susto volteo la hoja y sonrió. Nunca más permite que algún profesor tomara una de mis libretas. Cuando tocaba la revisión siempre decía que la había olvidado. Desde entonces no pude dejar de escribir sobre todo tipo de cosas y en todo tipo de hojas.

Unos años después se adhirió el espejismo de un anciano con una barba y un pelo largo y blanco frente a una mesa escribiendo. Se apreciaba siempre a una altura considerable entre la tierra y el cielo por la parte donde sale el sol, acompañado de un amanecer azulado con reflejos naranjas. Al principio no le hice caso, aquel era un anciano y yo era un joven de negra barba y un pelo castaño y revuelto que no tenía nada que ver con aquella alucinación. Pero ahora me voy pareciendo cada día más a ese anciano.

Cuando termine el 10mo grado e ingrese en la Academia Naval supe lo que eran los libros y el amor también, entonces la escritura, los libros y el amor se aferraron a mi espíritu como única forma de existencia de mi yo real. La adrenalina que se acumulaba dentro de aquella prisión la descargaba en el tatami o lanzándome a las profundas aguas de la ensenada que guardaba impávida en el azul oscuro los secretos de mis fantasías.

SONY DSC SONY DSC

Esta entrada fue publicada en económica, militar, pol)itica, social. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s