Soy bloguer, he resucitado

Diario y soliloquio.

“Conozco a los amigos por que cuando llegan primero a la meta antes de la gloria voltean el rostro para ver donde he quedado, sin dudas ellos me conocen también”.

Son pasadas las 22horas del día lunes 9 de Abril del 2011.El ómnibus atraviesa la ciudad agotada y sumida en la penumbra de las pocas farolas del alumbrado público, el trafico ha disminuido como es usual ya a esta hora, es rápido el desplazamiento. Las luces cruzan atropelladas en ambos sentidos como luciérnagas perseguidas por otras luciérnagas, tratando de alcanzarse y sobrepasarse en una competencia de alocada carrera sin una meta que conciba triunfo. Soy un anacrónico en este claustro de destinos imaginarios donde casi todos asisten a reglas y formalismos propios del tiempo y la cultura de grupos y categorías sociales, pero el anacronismo no es solo exterior, por dentro transita uno inadaptable peor que el exterior y ya concebido a malformaciones de desordenes sicológicos desfasados del presente que incapacita para razonar. Desplazo la mirada por los rostros agotados listos para impactar es la lucidez del gran Morfeo asociado en estos tiempos con el barquero Jenofonte para repartirse las ganancias del cruce en el solo sentido de ninguna promesa. El final es chocar con el mío reflejado en el pulido cristal que divide la noche en dos mitades repartidas sin justicia, estoy asombrado de estar y no estar dentro de todos estos cuerpos amorfos y desabridos. Un poco asustado me vuelvo y después de aceptar una negativa femenina ocupo un asiento de esos que te hacen pensar en ir hacia un destino diferente al buscado , quedo de frente a dos oficiales de las FAR y me extasió en contemplar sus oropeleras estrellas relucientes al reflejo de las luces de iluminación, colocadas cuidadosamente en las umbrelas del pulcro uniforme verde olivo, donde además de destacarse la insignia de la fuerza aérea encima del bolsillo izquierdo se recalcan una serie de rectangulitos de variados colores que no entiendo sus significado, termino por depositar la introvertida mirada sobre sus bien acicalados rostros, queriendo gravarles para el recuerdo esta casualidad de cruces trocados. Sostienen una animada conversación, quizás programando los destinos de la nación en base a la fuerza. Me digo, que pensaran si les confieso lo que soy y de donde vengo y le agrego la muerte de Juan Wilfredo Soto asesinado prácticamente a mano de varios policías , noticia que invade hoy todos los periódicos y noticieros del mundo menos los nacionales a pesar de haber ocurrido el hecho dentro del territorio, la cobardía no permite la publicación, que los estoy acusando con la mirada, de cómplices, para ser juzgados por la historia y que termino de colocar una desafiante carta abierta dirigida al presidente del poder que ellos representan.

Le miro los gruesos y fuertes brazos adornada la muñeca con un reloj que a mí se me antoja hermoso, bien ajustada la manilla símbolo de estar bien provistos sus refrigeradores, en hogares donde el hambre ha escapado a las tripas de los humildes. Luego cambio la vista hacia mi brazo donde el orient de esfera azul, regalo de mi hija buena, la que expulsaron al país de los malos para seguir siendo buena, baila como una ula ula en la cintura de una adolecente. He adelgazado, las necesidades aprietan por el cuello como para el estrangulamiento, me percato de que hoy ha sido un día de trabajo, pero he desayunado, almorzado y comido, gracias a DIOS y a mi hermana. A veces vuelo los turnos, y siento agotamiento físico, es entonces cuando mi espíritu se fortalece en incomprensible y casi irracional poder.

Vuelvo hacer vagar la mirada por los cuerpos arrimados unos a otros y me pregunto, si se merecen lo que yo y otros hacemos por ellos , la respuesta es, ellos no, pero yo si, siempre el egoísmo del yo ocupando espacios vacios del creernos justos, soy yo el que necesita que ellos existan, así cobardes y llenos de inmundicia para cubrir un poco las mías, no son ellos los culpables de mi forma de actuar sino yo por querer hacer lo que ellos no hacen, de cualquier forma sobre mi esta el mas inmerecido acto de misericordia hecho por el hombre más grande de la humanidad, la muerte en la cruz del CRISTO redentor.

Los oficiales son corteses, le han cedido el asiento a dos señoras, con una amabilidad guajira poco usual, entonces pienso que quizás aunque le diga todo lo pensado no tomen represarías contra mí y si algún día sus armas me apuntan, no disparen, en resumen, no sé hasta donde estarían dispuestos a llegar, quizás un oficial así piloteaba el mig 23que le disparo los cohetes a las indefensas avionetas de los hermanos al rescate derribándolas sobre las azules aguas de donde habían rescatados tantos desdichados náufragos cubanos a punto de perder la vida o uno parecido ordeno golpear al enfermo cuerpo de SOTO, para que más tarde se le escapara el último aliento en el preciso día de las madres entregándole como regalo a la que le dio la vida su propio cadáver para que el obsequio de flores resultara a la inversa en el más doloroso sufrir de los padres, asistir al funeral de alguno de sus hijos. Siempre pienso que el hombre es como un sarcófago cerrado, en este mundo de vampiros con vestiduras blancas y alas de ángeles.

El ómnibus ha devorado la distancia hasta Boyero en pocos minutos. Los dos ofíciales continúan en su animada charla mientras yo desciendo para dirigirme a una nueva espera de tiempos calculados en teoría de probabilidades. Voy complacido, desahogue parte de mi impotencia por internet ,estuve en casa de Omaida planeando algo sobre el trabajo de la biblioteca y la revista en proyecto, además pude comentarle algo y darle algún consejo como creo deben, resolverse las divergencias o las malas interpretaciones dentro de la oposición para unir y no dividir, dándole margen al poder para de nuestras grietas crear abismos, algo que a ha estado sucediendo con frecuencia debilitando nuestras fuerzas. A veces carecemos de la humildad requerida y nos conduce a la anti dialéctica y la poca receptividad, distorsionando la realidad de los objetivos, cuya cumbre debe ser hacer reconocer al poder los errores de gobierno, violando los derechos y las libertades fundamentales del pueblo en general y del individuo en particular, además de todo esto llevo en la carpeta dos panes de 5 pesos que me garantizaran el desayuno y el almuerzo.

Son pasadas las 23 horas cuando atravieso el desierto parque de Calabazar con su iglesia empotrada al silencio y sus santos momificados guardados dentro hasta el día del juicio, no tardo en llegar al espacio más placentero de todo el trayecto, Una alfombra lunar se esparce como neblina por el campo embriagando el pulular de estrellas grávidas de fulgores. Desde este punto la ciudad parece un universo triste y desconocido enrejado en espacios de imaginaciones que se prenden a la brisa cumplida de nostalgias con una esperanza mas colocada en la cuna de espejismos sin límites de existencia.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s