Soy bloguer he resucitado-

 

  Día jueves 12 Mayo 2011.

 

El derecho convertido en doctrina política.

 

“La vida no tiene precio y por el honor perderla es duplicarla”.

 

Bienaventurados sois cuando os vituperen y os persigan, y se dijere toda [clase de] mal de vosotros por mi causa, mintiendo. Mat 5:11

 

Arriba aun se reparten adioses temporales las estrellas, el aire fresco absorbe la pereza de la noche, siento el maltrato de los años en algunas articulaciones, hago algunos ejercicios y despierto de no estar dormido. Voy al estaque de los peces y me echo agua sobre el rostro hasta sentir que el frescor penetra, me agrada hacerlo rodeado de esta tranquilidad y siempre pienso en el alivio del infectado de lepra en el estanque de SILOE donde se lavo y salió sanado. Hoy es un día especial, pienso. A las 09 am será la vista del juicio a Yoani, por la reclamación al decomiso de su libro en la aduana del aeropuerto y asistiré si DIOS lo permite. Elijo de la escasa ropa la más adecuada, no por presentación, sino por circunstancias. Toda esta muy usada, es reciclada de esa donada por otros países después de ser usadas y ya la utilizo desde hace años. La cuido mucho debido a las pocas posibilidades de obtener otras, en lugar de lavarlas después de usarla las coloco al sol y esto le quita el mal olor. Me decido por la más ancha, en estos eventos son usuales las represiones por parte de la dictadura, y no quisiera quedar desnudo públicamente en estos trances de violencia desmedida. No he participado en ningún acto donde me hayan magullado, pero siempre pienso que puede ser hoy. En realidad no siento miedo y no puedo dilucidar si lo deseo o no, las emociones fuertes me hacen sentir más joven y el riesgo me causa una especie de placer, no me vuelco mas a el, por obediencia y temor de DIOS. Temo estar viejo, no muerto.

Hoy no tengo tiempo de escuchar el noticiero, desde luego, el de las estaciones de onda corta como radio Neverlan, radio nacional de España, Francia, radio Martí o la voz de AMERICA y otras, pues los noticieros de la isla o no dicen la verdad o solo parte de ella después de manipularla y someterla a la censura en base a lo que entiendan que perjudica al régimen y el pueblo no debe saber. Sorbo un añejado trago de café compasión de una hermana, recojo la ak 47 y la coloco por dentro de la camisa debajo del brazo derecho al estilo de los detectives de filmes policiales, paso por donde mi madre y le doy una caricia. Hijo cuídate mucho, yo no soy boba, se en lo que tu andas y este mundo no lo arregla nadie; la oigo decir como otras veces y comprendo el instinto maternal que la conduce a ello. Salgo casi cuando ya el sol comienza a alumbrar devorando las sombras rezagadas de la noche. Atravieso por la empolvada calle, saludando a olvidadizas personas , ensimismadas en sus cálculos de latrocinio o en los laberinticos caminos de las necesidades consagrados ya desde el primer señuelo de la mañana a la miseria espiritual, frente a la escuela se arremolinan algunos niños uniformados, muchos acompañados de sus madres sofocadas por la monotonía de las horas , adornados sus cuellos con las obligatorias pañoletas pioneriles, símbolo del adoctrinamiento y la manipulación de los pueriles e ingenuos pensamientos infantiles, todos bajo la sumisión medrosa de sus padres privados de la dignidad en una secuencia parecida unos años atrás, en base al sometimiento de la voluntad, y la dependencia del proceder del estado para apenas sobrevivir. Les dejo una mirada de desconsuelo mientras experimento una repugnancia revolviéndome el vacio estomago.

 

El Globo en estos últimos años se ha estado impregnando de una innaturalidad amorfa y desabrida o por lo menos así lo percibo. Poco antes de la parada me veo obligado a lanzarme en una cerrera de persecución al destierro para alcanzar el ómnibus, donde la amabilidad de alguien que grito más la del chofer, logró un aterrizaje donde los adioses no derramaron lagrimas de desesperación. Casi por cartomancia alcance un asiento, creyendo que aun estaba en la lucha de los sueños, azuzado por togas oscuras enarbolando látigos, y dejando en filigranas eólicos las estulticias ingrávidas de una mañana que se antojaba ser tan precoz como el escape a la existencia de una libélula. Una mirada superficial basta para concebir en los rostro una marcha en desacuerdo con el destino, pero real a la involución que a veces se me antoja ver marchar a las generaciones “revolucionarias”, excepto una joven con el uniforme amarillo inherente a algunos grados superiores al de los pioneritos de primaria, que no cesa de martirizar el idioma español invocando obscenidades tan desprovistas de objetivo como pienso va siendo o será su vida dentro de unos años. En la inmediata parada descienden dos mamas con varias de las víctimas del adoctrinamiento, y agradezco a DIOS no haber caído en esa trampa del destino.

 

Entre discordias solilóquiales de imprescindible alimento neuronal desciendo en Boyeros, cuando ya han pasado varios minutos después de las 08. Un negro delgado y sonriente me interpela sobornando el saludo con una exclamación precisa: Tanto tiempo con carro y ahora a pie; me dice. Le miro esbozando una sonrisa de formalismo, porque no lo asocio con un rostro de conocidos allegados, pero así me ocurre con muchos en los trayectos que hago y salvo alguna excepción pocos o ninguno pudiera hacerlo por desprecio. Así es mi hermano, ahora soy también de los que no tienen nada, digo esto, como si alguna vez hubiese tenido mucho. ¿Qué, vendiste el carro?. Me dice. No hice negocio con DIOS, considero que no vale la pena explicarle.

 

El vuelve a sonreír sin comprender. La calle esta corrompida, hay que aguantarle humillación al policía, al inspector, improperios a otro chofer, al mal educado cliente y encima de eso los impuesto irracionales, para satisfacer los intereses de un estado parasito, pero todo no queda ahí, para mantener el trabajo y el carro estas obligado a la ilegalidad y ser parte del latrocinio y el desfalco. Utilice esa vía para acabar de criar a mis hijas por ser una de las menos corruptas según yo la aplicaba. El hombre se aleja, ya no escucha, sin dudas no me hace caso, como muchos otros piensa que estoy un poco loco, pero en realidad eso no es lo que me molesta, sino la pasividad y el estoicismo con que los cubanos aceptan la denigración, la sumisión con que se dejan arrastrar a la degradación y la admiten con pasmosa indiferencia. Quizás sea cierto y este un poco loco; pienso. La razón es tan relativa como el silencio entre las especies.

 

Los ómnibus pasan repletos a esta hora de la mañana, durante los 50 años de dictadura ha sido así, logro subir en el segundo entre el relajo de empellones desorganizados y olores de colonias de tercera confundido a veces con otros efluvios marginales propios de los suburbios. Corremos tras la sombra de imaginaciones alocadas por un espacio de destiempo perseguidos por la demencia de automóviles ancestrales excomulgados de vaticinios. En una fuga vertiginosa cruza la pared de prefabricado donde se mostraban mitades inferiores de cuerpo humanos y cubanos señalados al final con la logotipo de la juventud comunista, únicos con cabeza en toda la pintura. Ahora la han pintado de blanco, colocando un letrero en negro que dice “POR LA REVOLUCION TODO”, pero aun debajo se pueden descubrir las figuras, reafirmando la verdad de una generación mutilada de su parte superior, incluyendo el cerebro.SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC

 

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s