Soy bloguer he resucitado

 

 

El hombre no tiene tiempo para escuchar sermones, ha atrapado el tiempo en muros de tinieblas.

Día Martes 1ro de octubre

El domingo 29 comenzó en la iglesia adventista del 7mo día de Santiago de las Vegas una semana de conferencias sobre la historia de Cristo y el encuentro con Zaqueo, el cobrador de impuestos. El martes asistí a una de las predicaciones. Cuando llegue eran las 20 horas y en la iglesia solo habíamos unas pocas personas.

Entro un señor en una silla de ruedas, le faltaba una de las piernas, con gran agilidad abandono la silla y se colocó frente al piano, las notas musicales abrazaron el silencio y me apretaron el alma. Recordé la mujer amada.

Una de las jimaguas se acerca y me dice: tío, como se llama lo que toca? Un piano mi amor. ¿Te gusta esa música?-le pregunte; si, pero pobrecito le falta una pierna.

Poco a poco los bancos de la iglesia van siendo ocupados por los que buscan una solución para sus vidas y mantienen una esperanza después de transitar por este trágico mundo. Es una noche lluviosa con estrellas escondidas detrás de las nubes. Ven a Jesús; dice el cartel que hay encima del púlpito, pero muchos no vendrán, no por la lluvia, sino porque para ellos las estrellas detrás de las nubes no les interesa, puede que no existan, los afanes de la vida ocupan todo su tiempo.

Baja del árbol, Zaqueo, esta noche posare en tu casa: le dice Cristo. Así comienza el sermón. El pastor pronuncia las palabras que retumban dentro de la iglesia como un estampido, luego dice: ¿quién era Zaqueo? ¿Qué le podría haber impedido a Zaqueo bajar del árbol y acercarse a Cristo?. ¿Qué nos podría impedir a nosotros bajar del árbol?. Zaqueo casi se precipito a tierra

Luc 19:1 Habiendo entrado Jesús en Jericó, iba pasando por la ciudad. Y sucedió que un hombre llamado Zaqueo,[1] que era jefe de los publicanos, y rico, procuraba ver quién era Jesús, pero no podía a causa de la multitud, pues era pequeño de estatura. Y, corriendo delante, se subió a un sicómoro[2] para verlo, porque había de pasar por allí. Cuando Jesús llegó a aquel lugar, mirando hacia arriba lo vio, y le dijo:

–Zaqueo, date prisa, desciende, porque hoy es necesario que me hospede en tu casa.

Entonces él descendió aprisa y lo recibió gozoso. Al ver esto, todos murmuraban, diciendo que había entrado a hospedarse en casa de un hombre pecador.[ Entonces Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor:

–Señor, la mitad de mis bienes doy a los pobres; y si en algo he defraudado a alguien, se lo devuelvo cuadruplicado. Jesús le dijo:

–Hoy ha venido la salvación a esta casa, por cuanto él también es hijo de Abraham,[4] porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

Zaqueo era un respetado y rico publicano jefe de los cobradores de impuestos, pero ¿cómo había obtenido su riqueza?. Robando hermanos. Zaqueo era un ladrón que se apropiaba de lo que no había trabajado.

Zaqueo era un hombre pequeño y se había tenido que subir a un árbol para poder ver a Jesús.

Son las 19 con quince (7:15 pm, escribo la hora militar porque Cuba es un país gobernado por militares) 45 minutos antes de salir para la iglesia. Un camión entra por la callecita donde tengo aparcado el auto que conduzco. Un grupo de cinco personas bajan unos pesados sacos, luego se reúnen en un parquecito situado en la salida del terraplencito, con poco recato se reparten las ganancias del robo, están alegres. Uno de ellos sostiene una botella de ron en las manos. Ya es normal que estos denigrantes actos sucedan en cualquier parte de Cuba. ¿Cuán lejos de Dios estamos? Me pregunto. Si Cristo viniera hoy. ¿Cuántos cubanos nos salvaríamos?

Subo al auto a las jimaguas y a mi hermana, también llevo a una señora en estado de gestación. Por lo menos su feto no refumara en las cuatro horas que estará buscando de Dios, tengo la esperanza que quizás se nutra de fe y venza el vicio del cigarro. Es injusto, el niño aun no ha nacido. ¿Cuántos le hacemos daños a los que aun no han nacido? Me pregunto. Sobre el parabrisas caen unas gotas de lluvia como si el crepúsculo derramara lágrimas.

El pastor continúa. Baja del púlpito. El micrófono le brilla en las manos. ¿Es malo tener dinero, es inhumano ser rico? Pregunta. No, al contrario, un buen nivel económico ayuda en nuestras vidas. Lo que sí es malo, muy malo, abominable, perverso, ruin es obtener la riqueza robando, estafando, mintiendo, adulterando, traicionando, abusando del más débil, quitándole al más desvalido. Me estremezco con las palabras del pastor. Ya la iglesia está bastante concurrida, afuera la lluvia ha arreciado, por la calle corre el agua turbia de inmundicias engendradas por la ciudad. Vuelvo a recordar a la mujer que aun amo, el lunes la había invitado para que viniera con su niña, pero su lugar está vacío.

Dice el pastor: Zaqueo bajo del árbol, mientras la gente pensaba: ¿como Jesús va a cenar con un ladrón?

Hace algún tiempo: dice el pastor, pastoreaba una casa en Pinar del Rio, al frente había una bella mansión con un moderno auto aparcado a un costado, se me ocurrió invitar a su propietario a un sermón; me dijo: pastor mire todo lo que yo tengo, no necesito de Dios, para mi Dios no existe. El señor era un comunitario que viajaba constantemente de los EU a Cuba y viceversa. Unos meses después se acerco una señora a nuestra casa culto y me dijo: pastor puede usted orar por el señor de enfrente.

-a! él comunitario, le dije.-

-si pastor está muy mal.

-claro oraremos por él.

Hace unos días el hombre murió. Se salvaría? De que vale tener tanto si se pierde el alma.

Cuenta el pastor Bullón que en una ocasión una señora le pidió que fuera a su casa y le hablara a su marido de Dios. El pastor accedió. Cuando comenzó a hablarle de Dios el marido lo interrumpió. Mire pastor, le dijo: a la única persona que le permito hablar de Dios en esta casa es a mi esposa, y eso porque es mi esposa, salga por donde entro haga el favor.

El hombre era rico, poseía varios negocios importantes por los cuales recibía grandes ganancias. Unos años más tarde volví a ese lugar y la señora quiso que los visitara para que le hablara al esposo de Dios. Señora por favor, dígale a su marido que si quiere oír de Dios que venga a la iglesia. Cuenta el pastor que la señora se echo a llorar. Pastor él no puede venir, unos meses después de usted visitarlo tuvo un accidente y perdió toda la movilidad, todo lo que poseíamos se fue en la tragedia. Tiene que ir a verlo. El hombre al regreso de una de sus orgias se había volcado.

Una niña se acerca a mi lado y vuelvo a pensar en la mujer que amo y su indefensa criatura. Cargo a la nena y le toco la suave piel de sus manitas, dentro el alma se derrite mientras miro el cartel sobre el pulpito. “Ven a Jesús” y doy gracias a Dios por estar allí.

Zaqueo bajo del árbol, ceno con Cristo y prometió dar la mitad de la riqueza que poseia a los pobres y al que había perjudicado le devolvería cuadruplicado lo sustraído.

¿Cuántos Zaqueo ahora mismo están sobre el árbol, y a cuantos no les interesa subir para ver si Cristo los ve, ni tampoco bajar para cenar con Cristo?, me pregunto mientras el pastor rectifica los mandamientos que muchos falsos profetas dicen que no tenemos necesidad de cumplir.

Seco las gotas de lluvia sobre el parabrisas para poder ver el agua turbia de inmundicias que cubre los huecos de las calles. Un gran regocijo conforta mi alma. El feto no ha fumado y las jimaguas abrazaron a Cristo. Las luces de la carretera dibujaron la silueta de la mujer amada y su niña colgada de la mano. Me confundí en un adiós cuando quede atrapado por el sueño después de las 23; Hora militar por supuesto. Cuba despierta y dormida es una dictadura militar. SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC SONY DSC

 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s