Los gusanos están en el poder.

Estas palabras me salieron de lo más profundo de mí ser al ver el documental “Gusanos”. A pesar de haber estado presente como participante en el encuentro sobre los Derechos Humanos, dentro no pude percatarme de la magnitud de los hechos cuyo contenido son los que me obligan a dirigirle esta carta abierta al señor presidente de la república general Raúl Castro Ruz.

Las imagines dicen lo que los gobiernos no se atreven, las imágenes acusan lo que parte de la comunidad internacional no solo calla, sino lo que apoyan indirectamente unos estados, y otros como los países asistentes a la CELAC directamente. Estos últimos comprados por la asistencia médica esclava y otros servicios que brinda el gobierno cubano.

Los acontecimientos del día 10 y 11 en Cuba no tienen mucha diferencia a las primeras manifestaciones que se produjeron en decenas de países antes de que después se efectuaran grandes masacres contra el pueblo. Cuando decenas de cadáveres quedan en las calles destrozados por la metralla del poder es entonces cuando los organismos internacionales se deciden a tomar serias medidas, pero ya es tarde, los muertos no resucitan y los culpables no son solo los que ejecutaron o dieron órdenes, somos todos los que miramos y no hicimos nada. Entonces, la justicia, aunque envié a prisión a los criminales es incapaz de lograr la justicia.

No creo que haya ser humano en el mundo, ya sea de izquierda, de derecha, de centro, aun de la ideología más reaccionaria que pueda existir en estos momentos, 60 años después del holocausto, que pueda aprobar la utilización de los niños y adolecentes como instrumentos directos de la política del estado, colocarlos como escudo ante la impotencia de la razón sobre la justicia y el derecho para el pueblo que el gobierno no puede enfrentar. Creo que un ser humano que apruebe este acto perverso y ruin no posee ni la más remota idea de lo que es dignidad, mucho menos humanidad y condición humana. ¿Cuál es la diferencia, podría preguntarme, en enviar a un adolecente o un niño armado a combatir y la de conducirlo a un acto tan abominable y denigrante a los valores humanos como un acto de repudio?.

Les quitaron el día de reyes y le entregaron a cambio de la inocencia lo ignominioso, lo mezquino, lo más misantrópico del género humano: el odio hacia otro ser humano, hacia otro hermano y también cubano. La viva y latente imagen del anticristo.

Si cobardes y traidores a la pureza infantil son quienes ordenan, no menos lo son quienes ejecutan y el pueblo que lo permite. Víctimas inocentes de la mentira y el engaño son los niños, y víctimas consientes de la cobardía y la concupiscencia son los padres que contribuyen a la desnaturalización de la infancia.

Usted, señor presidente, casi a la misma hora que engañaba al mundo con un hipócrita discurso de tolerancia, diversidad y respeto por los que piensan diferente, ordenaba arremeter precisamente contra esos que piensan diferente. Le admitiría, en defensa de su poder, aun que nos reprimiera como lo ha estado haciendo durante todos estos años, aun eso aunque es injusto, tiene una lógica para mantener un poder tiranico, pero el escudo infantil no. Sé que quien decide y ejecuta esto es capaz de cualquier cosa, desde ordenar un asesinato hasta someter un hombre a las más horribles torturas, pero es más soportable eso que callar. Aquí le envió mi número telefónico, para que no tenga que ordenar a sus esbirros buscarme. Dígame la hora y el lugar a ver si tengo el valor para decirle estas mismas palabras de frente que es como me gustaría y no porque usted sea mi enemigo. Un enemigo merece respeto cuando no es sucio, bajo y traidor. No obstante, por el bien de todos y para todos no espero eso, sino que ordene inmediatamente y se comprometa mundialmente ante todos los padres y los niños cubanos que no van a ser utilizados mas como instrumentos políticos del poder. Dios no los va a perdonar porque de los niños es el reino de los cielos.

Y cualquiera que hace tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgase al cuello una piedra de molino de asno, y que se le anegase en lo profundo del mar. Mat 18:6

Saludos: Tl 53236344

Esta entrada fue publicada en militar, pol)itica, religión, social y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los gusanos están en el poder.

  1. Segismundo dijo:

    . Relacionado con la cita que nos trae de Mateo, hay otra que no se a quien corresponde, pero está en los Evangelios : en cierta ocasión en que Jesús se disponía a hablar a las gentes, fue rodeado por unos niños, sin duda atraidos por la curiosidad. Los Discípulos trataron de alejarlos del Maestro para que no lo interrumpieran. La respuesta de Jesús fue “dejad que los niños se acerquen a mí. Cualquiera que hiciese daño a uno de estos pequeñuelos, me lo hace a mí”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s