Sodoma o Gomorra

Livio se fue de viaje y dejo en custodia a sus amigos lo más preciado de su vida. No era un hijo, ni una mascota ni siquiera un electro domestico de esos que la gente tanto idolatra en Cuba. Su “niña de los ojos” era una mata de marihuana. Es muy doloroso leer estas palabras, pero así comienza un escrito de Yoani Sánchez, una de las persona que más admiro y que Dios mediante estoy obligado por convicción y dignidad a rendirle inmensa gratitud y respeto. En el sentido personal nunca podría ni tan siquiera igualarla, ha estado y está por encima de mí en capacidad intelectual, instrucción académica, inteligencia, responsabilidad con la nación cubana, la libertad, el derecho y la democracia, pero soy un hombre incapaz de dominar la filantropía, el altruismo y esas tan lindas virtudes humanas que nos condenan irremediablemente a sufrir en el alma propia la herida en el alma ajena.

La Gacela, cómo la bautice el primer día que tuve la dicha de conocerla y me lo grave entre lágrimas y bochorno para identificarla con la esbeltez natural consagrada al efluvio de la transparencia me ha dejado confundido con la sensibilidad que trata a uno de los flagelos mas denigrantes de la condición humana. Llamar “María” a la marihuana. María, la madre de “Dios”.
¿Será que el salir de Cuba y tener contacto con otros pueblos libres y democráticos nos embriaga hasta el punto de dejarnos después con una resaca tan fuera de la realidad que vivimos como para entorpecer la inteligencia?
Somos un pueblo que no tenemos cultura alcohólica, ni tan siquiera tenemos cultura para escuchar música o comportarnos educadamente manifestando sin imposiciones respeto por el prójimo. Desgraciadamente estamos muy alejados de la cultura de esos países cuyo desenvolvimiento social en términos de libertad y democracia les ha creado una profunda responsabilidad sobre la sociedad independientemente de los propósitos personales.

De que la marihuana se está convirtiendo en un problema para la juventud es visible. De que la corrupción generalizada de instituciones jurídicas y cuerpos gubernamentales responsables del orden social ha permitido que la maléfica yerba gane espacios también es perceptible, pero la afirmación de que es una presencia familiar en la vida de cualquier cubano me confunde. Ha incurrido- y no en cualquier familia-, sustituida en muchas ocasiones por el infernal vicio del alcohol para llenar vacios de miserias espirituales conformando una horripilante decadencia de valores que arrastra a la nación hacia un abismo y alimenta el corrupto estado en que nos ha sumido un sistema Satánico que le rinde culto al Diablo. La modernidad también incurre en debatir asuntos de la vida muy aberrantes que por amor a ella ni siquiera se debían nombrar.

Quien emplea una droga -un estilo muy utilizado en el mundo de la farándula- para ayudar al desenvolvimiento del talento no es más que un inepto carente de dignidad incapaz de ser creativo con los dones dados por Dios y tiene que recurrir a limosnas dadas por Satanás, que al final lo convierte en un esclavo, mendigo de vicios y miserias.

Hoy veía a través del noticiero como los soldados Bolivianos arrancaban los arbustos de coca y el viceministro de defensa social Felipe Cáceres anunciaba la disminución de su cultivo en un 26%, un humano y compasivo gesto hacia la salvación de la humanidad.
Escuchar la palabra legalizar la marihuana es ya de por sí un gravísimo desenfreno de la misantropía. Cuba, nutrida de calamidades, de deformaciones morales y una ética sometida a lo perverso del ostracismo, donde los niños no tienen leche o una merienda lógica que llevar a la escuela. La palabra legalizar la marihuana es un disparate, se debía sustituir por exterminar, exterminar el consumo de marihuana conjuntamente con la dictadura ya que la maldad humana no la podemos exterminar.

Si ya de por si el alcohol y el cigarro es un problema conjuntamente con algunos fármacos que la inconsciencia ha permitido que se trafiquen con un objetivo muy contrario para el cual se han fabricado. ¿Qué sería de estos restos de nación si algún estúpido de estos que nos gobiernan o de los que nos gobiernen en el futuro se le ocurriera legalizar la marihuana en estas circunstancias y permitir que estos aun bellos campos con la fragancia del marabú y la esbeltez de las palmeras, escasos ya en el cultivo del boniato, la calabaza, la yuca, la malanga el arroz y el frijol, se poblaran de la maléfica hierba?. Sería la última maldición que podría caer sobre esta desdichada isla para exterminar los ya mutilados restos de alma de este sufrido pueblo.

Es una gran desdicha que lo más preciado en la vida de Livio haya sido una mata de marihuana. Pobre Livio rodando hacia ese oscuro abismo del infierno, y pobre Cuba si las ideas de Livio se materializan.
Mat 24:9 “Entonces os entregarán a tribulación, os matarán y seréis odiados por todos por causa de mi nombre. [8]Muchos tropezarán entonces, [9] y se entregarán unos a otros, y unos a otros se odiarán. Muchos falsos profetas se levantarán y engañarán a muchos; y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.

La legalización de la droga, puede legalizar capitales obtenidos de la corrupción, legalizara corporaciones logradas con la sangre de inocentes víctimas, pero no servirá de antídoto para el veneno que esparce.
Qué lástima del mundo, y que dolor. Matrimonios homosexuales, vicios basura y poder, la libertad confundida con las bajas pasiones. El hombre listo para el canibalismo. Hombres que por devorar hombres ganan coronas y son elevados al podio de la grandeza humana.
“Azufre y sal, abrasada está toda su tierra; no será sembrada ni producirá, ni crecerá en ella hierba alguna, como sucedió en la destrucción de Sodoma y de Gomorra, [7] de Adma y de Zeboim, las cuales Jehová destruyó en su furor y en su ira. Más aún, todas las naciones preguntarán: “¿Por qué hizo esto Jehová a esta tierra? ¿Qué significa el ardor de esta gran ira?” Entonces responderán: [8] “Por cuanto dejaron el pacto de Jehová, el Dios de sus padres, que él concertó con ellos cuando los sacó de la tierra de Egipto; fueron a servir a dioses ajenos, y se inclinaron ante dioses que no conocían y que ninguna cosa les habían dado. Por tanto, se encendió la ira de Jehová contra esta tierra, para traer sobre ella todas las maldiciones escritas en este libro.
Jehová los desarraigó de su tierra [9] con ira, con furor y con gran indignación, y los arrojó a otra tierra, como hoy se ve”. Deu 29:23-28

Esta entrada fue publicada en económica, pol)itica, religión, social y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sodoma o Gomorra

  1. Yadira dijo:

    La idolatria es algo real, no es un secreto custodiado por angeles. Es la Patrona de los males que arrastra a la humanidad hacia el foso de los leones para dovorar la espiritualidad santa de las personas. La droga es una de sus hijas y podria ampliar este comentario basandome en lo que ya fuimos advertidos a traves de la Palabra, el capitulo o el propio verso. No me estraña que hoy en dia a lo malo quieran llamar bueno y a lo bueno lo quieran tapar porque no es combeniente. Dios conoce la hora. Me agrada que asi sea para pagen todos segun sus obras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s