La dignidad nos hará libres y la emigración seguirá haciéndonos esclavos.

IMG_1579 IMG_1583 IMG_1588 IMG_1589 IMG_1590 IMG_1591 IMG_1593 IMG_1594 IMG_1596 IMG_1598 IMG_1600 IMG_1601 IMG_1602 IMG_1603airporto aeropuesto cuba victoria
Una pregunta de retos: ¿Qué opina usted sobre la emigración cubana actual?
Primero debo aclarar que yo no le llamaría emigración, prefiero llamarle expulsión, destierro. Y esta forma de desnaturalizar a la persona humana, ni es única de Cuba, ni corresponde en Cuba solo a la “revolución”, viene desde el gobierno hispano, quizás nos dejaron esa herencia. En la dictadura de Batista se acentuó, la gente pasaba hambre y se implanto cierta censura.
Lo que sucede con la “revolución” es que la emigración se ha hecho interminable y masiva a medida que ha avanzado el proceso socialista, a pesar de que nadie muere de hambre, van a la escuela y tienen asistencia médica.
La mayor parte de las emigraciones masivas ocurren por desastres naturales o artificiales como los ocasionados por la concupiscencia desmedida del hombre; guerras o confitos sociales donde los gobiernos se adueñan del poder, desintegran la democracia y de estados de derechos se convierten en dictaduras y le hacen la vida imposible a las minorías. Intentan aplastarlas dejándolas en el limbo de la existencia social. Esto es una característica básica de los regímenes totalitarios de enfoque socialista basados en el Marxismo con la teoría de la propiedad privada como causa principal de las injusticias sociales.
Esa es la razón más poderosa de la emigración y de los problemas de Cuba: La conversión de la propiedad privada en propiedad estatal o del poder, bajo los demagógicos términos de propiedad del pueblo o propiedad social.
Cuando Fidel Castro por medio de las armas se adueña del poder, siendo apoyado por la inmensa mayoría del pueblo creyendo en el restablecimiento de la constitución del 40, se desata la venganza bajo términos de “justicia revolucionaria” y en nombre del pueblo, entonces se incentivan los instintos migratorios hacia Miami que el poder de los castros ha utilizado muy bien para librarse de la oposición y de todo lo que le estorbe en el disfrute del poder.
Los primeros emigrantes son voluntarios, por temor a ser alcanzados por la venganza. Más tarde llegan las expropiaciones, intervenciones, robo con fuerza por parte del estado. Poca o ninguna indemnización para las víctimas y siempre bajo los términos impuestos por el poder. La mayor parte de los que bajaron de la sierra o que participaron en la lucha armada se apoderaron de propiedades que no les pertenecían incluyendo capital. La persecución a la clase rica y media con vistas a la exclusión social por mantener supuestas ideas capitalistas, se propago con despiadada crudeza junto a la discriminación religiosa abierta. El dolor de la fe y la pérdida de los patrimonios familiares utilizando sutiles, coercitivos y perversos métodos mediante el chantaje, la amenaza y la represión activa, dejaron muy pocas alternativas, mas, cuando se obligó a tener solo el pensamiento “revolucionario”(fidelista). O huyes o te esclavizas. Entonces la salida ya no era emigración, se había convertido en expulsión.
Al poder le ha convenido todo el tiempo la escapada. Los libra de la oposición y les ha dejado el beneficio inmediato de las propiedades, y luego, a más largo plazo la obtención de capital mediante las remesas y otros negocios sucios a espaldas del pueblo. Capital que debido al control absoluto y centralizado de la economía por el Estado, de cualquier forma va a las manos del poder.

En 1965 se autorizo la salida por el aeropuerto de Camarioca produciéndose la primera expulsión masiva. Dos mil setecientos cubanos huyeron hacia los EEUU, después al apreciar los resultados positivos para la “revolución” se firma el Memorándum de Entendimiento. El primer acuerdo entre ambos gobiernos. Esta vez la cifra ascendió a 250 000 personas en 8 años que ya pertenecían a una segunda generación. Muchos de los que escaparon en esta fuga, aun después de años de “revolución” no habían ni pensado tan siquiera en partir al exilio. Ya existían en los EEUU unos 600 000 cubanos expulsados de su tierra.
En años posteriores la política de totalitarismo impuesta por Fidel Castro y el Partido Comunista basada en la propiedad Estatal sobre los medios de producción. La falta de libertad y la violación de derechos. La imposición de una sola forma de vida y de pensamiento. El bloqueo económico interno en todos los sentidos niega el desenvolvimiento del ser social. La masa de descontentos, y ya no porque estaban vinculados a la oligarquía o contrarrevolución afectada por el régimen, se incrementa. El estado con poco que ofrecer y sin medios ni métodos justos que no sea la fuerza para contenerla, está al borde de un conflicto civil de grandes proporciones.
En 1973 Nixon finalizó el acuerdo del Memorándum. La entrada de la comunidad en 1978 con el contacto directo y la información real de la vida en Miami, nutre del convencimiento que el régimen solo funciona para el poder que goza de todo lo que le niega al pueblo, o se hacían cambios en la política de gobierno o explotaba la olla.
Fidel Castro no iba a ser cambios en la política, nunca ha estado dispuesto hacerlos, opto entonces por hacer explotar la olla con crueldad vengativa. Después de los acontecimientos de la embajada del Perú abre las puertas a la expulsión masiva y la condiciona a sus propósitos políticos y su guerra personal contra los EEUU sin importar lo que sufra el pueblo. Más de ciento veinte mil cubanos fueron lanzados al mar. Las embarcaciones que venían de EEUU a buscar a sus familiares son obligadas a transportar cientos de personas que no tenían ningún parentesco en los EEUU. Muchos reos por delitos comunes son sacados de las prisiones y amenazados en duplicarles las condenas si no aceptan el destierro. El conflicto que esto podría provocar con los EEUU no es preocupante, lo más importante es el realce de su figura política e incentivar la campaña contra los EEUU evitando el estallido social inminente, y en eso lo convierte el tirano conduciéndolo a su vez en una cruzada popular del pueblo contra el pueblo. Se desembaraza de 120 000 cubanos que se convertían aun sin ser políticos en una fuerza de oposición. El 40% eran negros producto de la solapada discriminación.
El éxodo del Mariel no se puede decir que ocurre en el momento más crítico del sistema, todo lo contrario, era el de mas auge en el desarrollo del campo socialista. Esta crisis logra los acuerdo migratorios de 1984 pero que no satisfacen las expectativas del Castro gobernante, porque son algo selectivos, como es lógico y justo, se tiene el derecho a emigrar pero el país en cuestión donde se pretende residir no tiene la obligación de aceptar, pues entonces sería una invasión forzosa.
En el periodo del 84 al 90 emigran legalmente más de 7000 personas de las 100. 000 acordadas. En este periodo la olla social vuelve a tomar presión producto de la ineficiencia del sistema y llega a puntos máximos cuando ocurre el derrumbe del socialismo en Europa y el Estado cubano se mantiene sin tan siquiera intentar la reformación. Al dictador solo le interesa mantener el poder por encima de cualquier razón de justicia. Cobra fuerza su megalomanía de líder y está obligado a encauzar el descontento popular hacia la emigración como única alternativa, azocado además por la crisis económica que significa la caída del campo socialista del cual dependía. Entonces, tan irresponsable como ha sido siempre con la vida del pensador diferente, provoca la crisis de los balseros con vistas a obtener un tratado más ventajoso y que le proporcionara una estabilidad política a su régimen. Lo logra en 1994 con un compromiso de 20. 000 visas anuales además de otras concesiones migratorias como los sorteos, la “Ley Pies Secos, Pies Mojados” todas proporcionadas por el gobierno Norteamericano y que han asegurado la estancia del castrocomunismo en el poder. Los ha librado legalmente de las presiones sociales extremas, de la oposición política interna que son en última instancia la que despiertan las fuerzas sociales que logran derrocar las dictaduras y condicionar los necesarios y efectivos cambios políticos para el salto hacia el progreso.
Los dos éxodos masivos no tienen nada que ver con emigración, su esencia y magnitud los convierten en una invasión, lo que viola los términos del derecho internacional. Un extranjero no puede invadir un territorio ajeno a su nacionalidad sino de acuerdo a sus leyes. Por esencia, cuando así ocurre y de forma masiva desestabiliza el gobierno receptor. De hecho es una agresión; Norteamérica lo permitió de parte del gobierno de Cuba.
El actuar de EEUU por error o propósito, por ingenuidad o transparencia en el ejercicio del derecho ha logrado la burla a la libertad de Cuba. Si bien el derecho numero 13 de la Declaración Universal expresa: que toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir residencia en el territorio de un Estado. A salir de cualquier país incluso del propio y regresar. Al remitirnos a los considerando en el preámbulo de la DDHH: Considerando que la libertad, la justicia y la paz tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana. Aseguro que el derecho a la emigración de los cubanos, ni por parte de Cuba, ni de los EEUU han considerado la libertad, la justicia, la paz y mucho menos la dignidad. Las condiciones del emigrante cubano son las más indignas que ojos humanos hayan visto.
Las condiciones migratorias motivan que la mayor parte de los pensadores diferentes quieren ir a pensar a los EEUU, los choferes a manejar a los EEUU. Los cristianos a predicar el evangelio a los EEUU, los deportistas a jugar en los EEUU, los músicos y bailarines a actuar en los EEUU. Todos quieren llevar a Cuba en una maleta y colocarla en el armario para cuando puedan, regresar a humillarla entregándoles el sustento a los tiranos que la han masacrado. Obtener una visa o escapar hacia los EEUU es un acto de heroicidad. La necesidad de escapar es provocada por la dictadura castrista pero aceptada con beneplácito por los EEUU
Lo más preocupante de toda la huida, y que atenta contra la dignidad de los cubanos son los que escapan por la vía política. Miles de cubanos, ausentes del sentimiento patriótico se convierten en opositores con el solo propósito de abandonar el país, se aprovechan de los pocos recursos de la oposición y en los momentos más precisos se marchan a los EEUU importándoles un bledo la burla que le hacen a la libertad y a los verdaderos patriotas. La “oposición política” de los últimos tiempos ha sido una forma de obtener una casa y un trabajo en los EEUU, como si el Gran país del Norte tuviese la obligación de responder por nuestra cobardía, pero todo no queda ahí, muchos denegados se creen con el derecho de reclamar su aceptación en el territorio Norteamericano por el solo hecho de haber reclamado los derechos que por condición humana les corresponden dentro de Cuba. Todos los DDHH se ejercen por y para que el hombre viva con dignidad y ninguno es contrario a este objetivo, ejercerlo contra este precepto es también una violación de derechos. La dignidad nos hará libres y la emigración seguirá haciéndonos esclavos.
Textos del libro autobiográfico de Reinaldo Arenas “Antes que Anochezca”
A los que estaban en la embajada les cortaron la luz y el agua; para diez mil ochocientas personas daban ochocientas raciones de comida. Por otra parte el gobierno introdujo allí a numerosos agentes de la Seguridad del Estado, que incluso asesinaron a personas que, habiendo tenido altos cargos en el gobierno se habían metido en la embajada.
Los alrededores de la embajada del Perú estaban llenos de carnet de la Juventud Comunista y del Partido que habían sido lanzados hacia la calle por personas que ya estaban dentro de la embajada.
Un taxista lanzo su auto a toda velocidad contra la embajada y fue ametrallado por la Seguridad del Estado.
Los sucesos de la embajada del Perú constituyeron la primera rebelión en masa del pueblo cubano contra la dictadura castrista.
Fidel y Raúl Castro habían estado frente a la embajada del Perú. Allí, por primera vez, Castro escucho al pueblo insultándolo, gritándole cobarde y criminal; pidiendo la libertad. Fue entonces cuando Fidel Castro ordeno que los ametrallaran, y aquella gente que llevaba quince días sin apenas comer, durmiendo de pie, porque no había donde acostarse, y sobreviviendo en medio de excremento, respondió cantando el himno nacional ante aquel tiroteo que hirió a muchos.
A punto de que estallara una revolución popular, Fidel y la Unión Soviética decidieron que era necesario abrir una brecha dejando salir del país a un grupo de aquellos inconformes; era como hacerle una sangría aun organismo enfermo
Se abrió entonces el puerto del Mariel, y Castro, después de declarar que toda aquella gente era antisocial, dijo, que precisamente, lo que él quería es que toda aquella escoria se fuera de Cuba.
Comenzaron a salir desde el puerto del Mariel miles de lanchas repletas de personas hacia Estados Unidos. Desde luego no salió del país todo el que quiso, sino todo el que Fidel Castro quiso que saliera: los delincuentes comunes que estaban en las cárceles, los criminales, los agentes secretos que querían infiltrar en Miami, los enfermos mentales. Y todo esto fue costeado por los cubanos del exilio que enviaron sus embarcaciones para buscar a sus familiares. La mayoría de aquellas familias de Miami se arruino alquilando barcos para ir a buscar a sus familiares pero cuando llegaban al Mariel, Castro la llenaba muchas veces de delincuentes y locos. Pero miles de personas honestas lograron también escapar.
Las turbas organizadas por la Seguridad del Estado esperaban fuera de la embajada a las personas que salían con el salvoconducto y , en muchas ocasiones le rompían el salvoconducto, con lo que perdían su condición de exiliado.
Se golpeaba sin cesar a la gente, ya no solo por haber estado en la embajada, sino simplemente por haber puesto un telegrama a sus familiares en Miami, para que viniesen a buscarlos al Mariel. Vi golpear a un joven hasta dejarlo inconsciente, tirado en la calle, por haber salido del correo después de poner uno de esos telegramas.
Cuando salió de aquel taxi, vi como lo golpeaban aquellas turbas y le daban en la espalda con unas cabillas, mientras el corría bajo las piedras y las frutas podridas; en medio de aquello lo vi correr hacia la libertad mientras yo me quedaba allí, solo. Pero en el edificio casi todo el mundo se quería salir del país.
Un hombre, para evitar seguir siendo golpeado por aquella turba, había tomado su automóvil y se había lanzado contra alguna de aquellas personas que querían aniquilarlo. Inmediatamente un agente de la Seguridad del Estado le dio un tiro en la cabeza y lo ultimó. Aquellas noticias eran publicadas por el propio periódico Granma; el hecho de que alguien hubiese matado a aquel “antisocial” era considerado como un acto heroico.
También hay que tener en cuenta que por aquel éxodo salieron treinta y cinco mil personas.

Esta entrada fue publicada en económica, pol)itica, religión, social. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s