No todos lo que nacen en Biran corren con la misma suerte

Para muchos cubanos la década de los años 1950 fue algo difícil, Cuba era víctima de una crisis política y ansias de poder por sus Gobernantes, sumado  a una crisis social y económica hizo surgir estallidos estudiantiles y obreros desarrollándose a la vez un movimiento clandestino con el objetivo de derrotar, según ellos el poder burgués y las fuerza militares del ejército del presidente Fulgencio Batista.
Crear una Sociedad Nueva sin clases dominante, eliminar la pobreza, el hambre y la miseria además de poner fin a la Corrupción. Darle las calles libres al Pueblo.
Los hermanos Castros junto a otros que después fueron perdiéndose en la lucha, se convirtieron en lideres impulsores para que muchos hombres de distintas clases sociales y razas se incorporaran y depositaran una esperanzada de luz en la victoria
Un hombre que fue protagonista en muchos de esto hechos reales, combatiendo junto a los hermano Castro, Juan Almeida, Camilo Cienfuegos y el Che Guevara nos cuenta de estos hechos después de haberse convertido en una víctima del cinico olvido de la “revolución”:
Orlando Avilas García, más conocido por “Chicho”, nacido en 1938 en Mayarí en el villorrio de Biran, provincia de Holguín, en la actualidad con 67 año de vida se incorporo a la lucha clandestina a los 17 años.. El 21 de octubre de 1956 sube a las alturas de la Sierra Maestra con el Padre Sardiña, estudiante del del Convento Cueto Mayarí. Según cuenta Orlando el Padre Sardiña llego a los grado de comandante. Luego Orlando con su corta edad fue enviado Minas de frio a una escuela de recluta del Ejército Rebelde dirigida por Aldo Santamaria Cuadrado jefe del Ejército Rebelde en este lugar, conoce a los hermano Tamayo y más tarde bajo el mando del el Che ocupa un lugar en el pelotón numero 4 columna numero 8 invasora que se encontraba en el pueblecito Royano Jibacoa. En su primer combate le nació nació el apodo de “chicho” puesto por Che
Se le había ordenado la misión de atacar El cuartel de Guanina ubicado en la localidad de Guatemala en Mayari Abajo con solo cuatro hombres a su mando. Al inicial el fuego descubrieron que habían en el cuartel 6 guardia, tres ametralladora, un teniente y un alto oficial, la respuesta fue una andanada de plomo, no quedo más remedio que retirarse bajo el terrible fuego de los Guardia, con las ametralladoras. Al presentarse ante el Che e informarle que fue un fracaso el ataque, El Che lo miro fijo y le dijo: usted lo que es un Chicho, que quiere decir según le explico, un cobarde. Días después el Che lo manda al frente de unos hombres a atacar El cuartel de Buey Abajo, en Bayamo y logra tomar el cuartel, victorioso ocupa armas, comida, municiones y varios mulos del cuartel, mas los prisionero, esto le merece una felicitación por parte del Che, el cual le da en reconocimiento de su hazaña, pero seguiría para siempre con el apodo de “chicho”. Fue compañero de lucha de Huber Matos, de los hermano Flankis del Rios capitán y ayudante del Comandante Berlamino Castillo y Hugo del Ríos, Coronel amigo del general Del Pino, hoy en el exilio
Orlando Avila Garcia: EI Chicho, bajo de la Sierra con el grado de primer teniente y entra a la Habana en la caravana junto a Fidel, Raul, El Che, Camilo y Almeida el primero de enero 1959, su imagen aparece en el Billete de un peso junto a sus líderes.
Más tarde participo en la Guerra de liberación de Angola, Etiopia Nicaragua y fue graduado de la escuela de cadetes Camilo Cienfuegos, se le ascendió al grado de teniente coronel, estuvo durante años dirigiendo la finca de Guillermo García y tuvo un alto cargo de dirección en la industria azucarera. Aparece en el libro “26102014235 26102014236 26102014237 26102014238 26102014239 26102014240 26102014241 30102014255 30102014256 y el libro “En Marcha con Fidel, en la actualidad pertenece a la Asociación de Combatiente de Cuba
Satanás abandona a sus hijos cuando no les sirven. Hoy “Chicho” es víctima del engaño y el Olvido, vive en la miseria, con pérdida de su visión, siendo olvidado por la “operación milagro”, limitado físicamente, acompañado de dos muleta, se le ve por las calles en la lucha por sobrevivir por la “bondad de la revolución” en la creyó un día y quizás todavía crea, pero para el acaba en los desperdicios y las sobras del poder. Lo acompaña un pomo plástico con un poco de ron casero de bajo costo para olvidar lo que un día fue ya no será, solo con el consuelo de sobrevivir un día más en las calles de la “revolución”, de Fidel y Raúl, y encontrar entre basura y escombro la promesa que jamás se cumplió.

ESTE ES UN TRABAJO DE JOSE IGNACIO, EL ADMINISTRADOR DEL BLOG “LA VOZ DEL ESTE” PERTENECIENTE AL PORTAL “CUBANOS DE ADENTRO Y DE ABAJO”, PERO POR PROBLEMAS TECNICOS NO SE PUDO PUBLICAR EN SU ESPACIO.

Esta entrada fue publicada en económica, militar, pol)itica, social y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a No todos lo que nacen en Biran corren con la misma suerte

  1. Amigo mío: doloroso ver como tantos cubanos que pusieron una auténtica fe en esta, que pudo ser la Revolución más bella de todas, acabaron en el más completo ostracismo, en la más penosa miseria. Escribí algo sobre el tema hace algún tiempito, aquí te lo dejo. Un abrazo.
    https://ciudadanocerocuba.wordpress.com/2011/09/16/el-convite-del-desengano/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s