Fidel Castro y la moral de la revolución.

SONY DSC IMAG0989 IMAG0997 IMAG1001 IMAG1020 IMAG1022 IMAG1023 IMAG1035

El jueves 21 de abril del 2005 Fidel Castro Ruz hace el anuncio de las nuevas reformas salariales para ayudar aquellos que estuvieron incondicionalmente a favor de su política todo el tiempo; es una cuestión moral -expresa- como si él y la “revolución” conocieran el significado de esa palabra.
Estamos trabajando por un socialismo mas racional y por elevar la calidad de vida de la población, declaro Fidel anoche en su intervención especial en el Palacio de las Convenciones. Buscamos una sociedad sin desamparados, sin inválidos, sin desempleados, sin familias abandonadas. El salario mínimo del país será de 225 pesos a partir del próximo 1ro de mayo. Cuba cuenta con el capital necesario para inversiones altamente productivas y para consumir todo lo que se produzca.
El incremento que se aplicara consiste en elevar el salario mínimo de cien a 225 pesos a 1 millón 657 mil trabajadores según las cifras oficiales que aparecen con el informe en el periódico Juventud Rebelde, que este periodista pone en duda y se atreve aseguran aun sin tener un cálculo exacto que la cifra es muy superior.
Después de cuarenta y cinco años de poder totalitario socialista, la mitad de la fuerza laboral más desamparada e irónicamente la mas vinculada directamente a la producción y los servicios esenciales para la economía, ganaba menos de 50 centavos de dólar diario. Una familia de cuatro personas cuyo sostén recayera en manos de una sola persona de las cuales aún existen muchas, sería menos de 25 centavos de dólar perca pita, sin embargo se consideraba por parte del megalómano y su “revolución socialista” una hazaña `poder elevar el salario mínimo a unos 60 centavos de dólar diario ( este aumento más tarde fue equilibrado con la subida de precio a decenas de productos, entre ellos los de primera necesidad, como el arroz, huevo, azúcar, frijoles, leche, pan, jabón, etc).
Sin “duda” según el máximo líder estaban trabajando por un socialismo más racional y elevar la calidad de vida de la población.
Pero bueno, solo me remonto al pasado para ejemplificar la trampa del socialismo y la demagogia utilizada por el máximo líder de la “revolución” que logro esperanzar a muchos pobres de América. Me interesa la realidad de hoy. Las consecuencias de las reformas Castristas más que socialistas, donde se ha engendrado un sistema monstruoso, devorador de lo mas virtuoso de la condición humana: la sensibilidad a otro ser humano, el amor al prójimo.
La mayor parte de los negocios por cuenta- propia fue emprendido por ladrones, oportunistas malversadores de los recursos del pueblo, casi todos “bien” identificados políticamente con el gobierno y defensores incondicionales del “socialismo ahora del siglo XXl”; que aparte de los pocos que han utilizado capital del exterior (bien indigno también) son los únicos con suficiente cumulo de recursos para tal inversión.
Pero ese es el problema actual que no me preocupa tanto como las consecuencias futuras. Han surgido cientos de negocios cuyos dueños ganan en un solo día el salario de tres médicos, de diez trabajadores de la construcción, de 15 obreros agrícolas y de mantenimiento de hospitales y servicios sociales como recogedores de basura, limpia – piso, cocineros y otros, de 20 ex obreros subsidiados, esos humildes hombres y mujeres, que engañado con las promesas de la “revolución” trabajaron para ella toda su vida con la esperanza de salir de las penurias. Las paladares, los hostales, las fabricas de materiales de construcción, los negocios de reventa, talleres de mecánica de vehículos automotores, traficantes de todo tipo de mercancía proveniente del exterior y otros; baste decir que el arrendatario del taxi de menos categoría en la provincia de la Habana le entrega al dueño 700 pesos diario en moneda nacional. Un obrero de una fábrica de losas, de bloque o de otro material de construcción puede ganar en un día 100 pesos y la ganancia del dueño se triplica por cada obrero que en su mayor % son jóvenes desempleados y no poseen garantías laborales. Así se comportan estos grandes y despiadados “socialistas revolucionarios”.
Otro punto preocupante es que debido a la corrupción generalizada, un fruto directo de la obra de la “revolución”, la materia prima utilizada en estos negocios proviene del robo y la malversación al pueblo, no al estado, porque el estado no produce. La gran ganancia da para sobornar todo tipo de autoridad y el fisco es burlado con una impunidad impresionante.
Lo más alarmante de toda esta antropofagia socialista es que estos despiadados e inescrupulosos ricos debido a la implacable ley de oferta y demanda del “socialismo”, muy diferente a la del capitalismo, determinan el precio de los productos en el mercado y hacen que los costos de producción permanezcan elevados.
Nada, que en Cuba se está cumpliendo a cabalidad lo que tanto se ha pronosticado como obra despiadada del capitalismo: “Los ricos cada día más ricos y los pobres cada día más pobres”, pero existe una gran diferencia. Los ricos en la  sociedad socialista son los que menos aporte le hacen a la justicia social y eso que directa y abiertamente no ha entrado en juego las grandes fortunas de los Castros, los Venturas, los Leales, los Valdez y otros funcionarios enriquecidos a costa de lo que le han robado al pueblo. Estas riquezas solo esperan la erradicación del embargo para legalizar o invertir con seguridad en las propiedades robadas a los EEUU y a los cubanos que fueron expulsados de su país.
“Es una cuestión de moral ayudar aquellos que estuvieron con nosotros en todo momento”; solo que los que han gobernado durante más de cinco décadas la desconocen cuando se trata de mantener el poder.

Esta entrada fue publicada en económica, pol)itica, social y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Fidel Castro y la moral de la revolución.

  1. Reblogueó esto en Cuba Virtual Matanzas 2014y comentado:
    #Cuba una realidad triste pero muy verdadera, tenemos que luchar mucho para derrocar al régimen castrista

  2. willy23fb dijo:

    Agustín, espero que al recibo de este comentario, te encuentres bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s