Carta abierta al presidente de los EEUU Barack Obama

“Buenas tardes. Hoy, Estados Unidos de América empieza a cambiar su relación con el pueblo de Cuba”.
Señor presidente de los EEUU Barack Obama, comienza usted su discurso asumiendo que las relaciones con el gobierno de Cuba representan las relaciones con el pueblo de Cuba, lo que es un gran error.; el gobierno no representa el pueblo de Cuba.
¿Cómo puede representarlo ejerciendo el poder mediante una constitución que prohíbe el pluripartidismo?. Donde la libertad de palabra y prensa solo está admitida en defensa y para los intereses del gobierno como poder elegido en unas elecciones condicionadas al miedo y la dependencia económica del hombre al único partido que gobierna la isla desde hace mas de cinco décadas, y además, niega el derecho al voto a los más de dos millones de cubanos que habitan en el exterior.
¿Es usted y el gobierno de los EEUU ahora partidario de este tipo de comunismo? ¿Contribuirán los EEUU al desarrollo del socialismo y el totalitarismo en América?.

“Terminaremos con un enfoque obsoleto que por décadas fracasó”- refiere usted-. ¿Quiere decir, que la política de los diferentes Gobiernos, incluyendo sus diferentes Presidentes y los distintos miembros que han conformado el Congreso y el Senado norteamericano a través de todos estos años han estado errados?.
¿Quiere usted decir también que la política de Fidel Castro y las dictaduras totalitarias han actuado correctamente; que el usurpar el poder por medio de las armas apoderándose de los bienes ajenos mediante el uso de la fuerza e imponer una constitución antidemocrática violadora de los DDHH es correcto, y los hombres tienen el derecho de hacerlo?.
¿Quiere usted decir también, que la represión, el presidio, el destierro y hasta la muerte por pensar diferente es justo?.
¿Quiere usted corroborar que el Gobierno del Gran país del Norte por condicionar sus relaciones al gobierno de Cuba al respeto por los DDHH determina una injusticia. Quiere usted decir también que la solución para destruir los regímenes que intentan controlar la vida de la sociedad a través del miedo, la represión y la coerción es sustentándolos?.

Sepa usted señor presidente que ese actuar no ayudo en nada a la desintegración de los regímenes totalitarios de Europa y aunque así pueda ser y el versículo sagrado nos encomiende a compartir el pan con nuestro enemigo, no se trata de eso en este caso, usted no comparte el pan, entrega armas y poder al enemigo.
¿Cree usted que aceptando las condiciones que desde hace 50 años le ha impuesto el castrismo a los EEUU y al pueblo cubano para estabilizar el poder económico y militar interior y trasladarlo hasta el exterior invadiendo América lograra ahora debilitarlo?. ¿Cree usted que con mas socialismo se destruye el socialismo?. ¿Cree usted que satisfaciendo las egolatrías de Fidel Castro lograra empoderar al pueblo controlado por el Partido Comunista, único partido autorizado a gobernar mediante la constitución?. ¿Lo han logrado con China?, o pretende EEUU ayudar a concebir una China en América, que aunque prospera, se desarrolla y eleva su crecimiento económico ejerce la democracia del poder basada en el unipartidismo y el capitalismo de Estado.
“Mientras tanto la comunidad de exiliados cubanos en Estados Unidos contribuyo enormemente con nuestro país, en política, negocios, cultura y deporte”
Es admirable como los cubanos echados de sus patria por Fidel Castro y ese régimen que usted intenta justificar ayudaron a los EEUU, lo que no es admirable es el cruel método que los arrastro a tal consecuencia. El fin no justifica los medios, ¿o si?. Los cubanos ayudaron a reconstruir los EEUU mediante un gran sufrimiento. Usted lo dice. Dar reconocimiento al gobierno es traicionarlos.
¿Acaso los métodos terroristas y violentos en busca de la libertad están justificados?. “Lo hemos hecho principalmente a través de políticas dirigidas a asilarlos”.
El asilamiento del pueblo cubano tiene muy poco que ver con el aislamiento al gobierno comunista. El aislamiento del pueblo cubano es responsabilidad absoluta y directa del gobierno de Cuba y no ha sido solo hacia o por parte de los EEUU que se le prohibía al cubano de dentro de Cuba, el ejercicio del derecho número trece de la Declaración Universal de DDHH, este era vedado hacia cualquier país del mundo, pudiéndose ejercer solo condicionado a campañas políticas violentas y no violentas repartidas por Cuba en todo el hemisferio como internacionalismo y con el hipócrita sello de la bondad desinteresada.

“Esta política rígida no sirve bien ni al pueblo estadounidense ni al pueblo cubano y se origina en eventos que ocurrieron antes de que mucho de nosotros naciéramos. Piensen que por más de 35 años hemos tenido relaciones con China, un país mucho más grande y también gobernado por el partido comunista”.
Buscar una comparación en estos hechos para justificar el denigrante proceder que se pretende en el presente por parte de los EEUU, que si es obsoleto, además de sarcástico y perverso.
El hecho de que los eventos se realizaron mucho antes que usted y esta generación nacida mucho después, no le resta el barbarismo atroz cometido sobre la condición humana cubana. ¿ O acaso los nazis que fueron juzgados en el tribunal de Núremberg por crímenes de Lesa Humanidad hacían lo correcto, o el destrozo de los cuerpos por la inquisición hoy está justificado y aprobado?.
Quiere usted decir que por nosotros no formar parte de aquellas generaciones, esos crímenes del pasado son insignificante para el presente y no influyen en el futuro, y que no fueron un descomunal barbarismo del desenfreno criminal del hombre. ¿Es que pretende justificar con un mal mayor otro mal supuestamente menor?. ¿Es que insinúa que los demás Estados que le han tendido la mano a la dictadura han actuado correctamente a favor de un Estado de Derechos donde florezca la democracia, contribuyendo al respeto para los DDHH dentro de la isla, y que los EEUU han hecho lo incorrecto?
Los EEUU, la potencia que usted representa si ha tenido errores graves en la política de gobierno con respecto a Cuba, errores que han logrado la permanencia de la dictadura en el poder. Lo tuvieron en los finales de la década del 70 cuando el gobierno de Carter hizo las gestiones y logro la entrada de la comunidad fortaleciendo la dictadura que aprovecho muy bien la oportunidad para nutrir sus arcas con la justificación de la unidad familiar, que le ha importado un bledo a los castros comunistas. Lo tuvieron en los años 80 permitiendo el éxodo masivo por el Mariel y después en el 94 consintiendo la invasión de cubanos inconformes con el sistema hacia los EEUU aceptando un tratado de 20 000 visas políticas anuales y una inhumana ley de ajuste, prometiendo el sueño norteamericano al cubano que pisara territorio estadounidense. Decenas de cubanos perdieron la vida en el intento. Dos grandes impedimentos para la concretización de una oposición fortalecida y estructurada, a la vez que convierte la resistencia política en el camino más fácil y corto para ganar y garantizar la existencia de una vida en el exilio.
Ahora, para acentuar esos errores, cuando la dictadura está debilitada, sin nada que ofrecer a la nación, que no sea la miseria material y espiritual en que la han sumido, se le brinda la oportunidad de recuperación alegando empoderar al pueblo y aprovechándose de sus necesidades, sin condicionar ni siquiera al gobierno comunista al ejercicio pleno los derechos de ese mismo pueblo que pretenden empoderar; irónico, vil y traidor acto con apariencia de bondad, mas, concebido para y por intereses económicos de inescrupulosas compañías norteamericanas y de cubanos norteamericanos que les importa un bledo el progreso de Cuba como nación, pueblo y país, que por justicia. Que les importa un bledo los derechos y la prosperidad de la Cuba de adentro y de abajo a la cual pertenezco por entero, siéndole fiel a esos cubanos que no han abandonado la patria bajo ningún concepto dejándole el camino libre al gobierno totalitario y por lo tanto me interesa más estos cubanos que quedaron y están dentro cruzando penurias, y esos otros también que han muerto con la ilusión de la esperanza, sirviendo o no al régimen y viviendo en absoluta miseria sintiendo con dolor la perdida de su dignidad.
Si usted y sus relaciones; señor presidente del gran país del norte, tiene algo inmediato para ofrecerles a estos desgraciados, a este pueblo de adentro y de abajo, incluido esos infelices que creyeron en el comunismo, sus relaciones con la dictadura son apreciables, si no tiene nada de inmediato que ofrecerle a estos desdichados, detrás de su aparente bondad sobre el pueblo de Cuba solo se ocultan mezquinos y concupiscentes intereses de poder.
“Ayer hable con Raúl Castro para finalizar la liberación de Allan Gross y el intercambio de prisioneros y para describir como progresamos en adelante. Deje claro lo que creo firmemente que la sociedad cubana esta oprimida por las restricciones sobre sus ciudadanos. Además del regreso de Allan Gross y de nuestro agente de contrainteligencia, nos da gusto la decisión de Cuba de liberar a un gran grupo de prisioneros cuyos casos fueron planteados directamente frente al gobierno cubano por mi equipo”.
Le preguntaría señor presidente: ¿Es la primera y única vez que el gobierno de Fidel Castro utiliza la prisión política como un medio de confraternización con un gobierno extranjero? ¿Es la primera y única vez que el gobierno comunista libera prisioneros o los destierra, cuya causa de encarcelamiento no representa ningún delito en el mundo ni plantea una negación de las leyes de Dios y de la justicia internacional de los hombres, ni atenta contra los derechos de nadie?.
¿Es la primera y única vez que el castrocomunismo realiza tal acción para desvirtuar su imagen de represor y alcanzar alguna prebenda de un gobierno extranjero que le permita continuar en el poder?.
Sepa usted señor presidente, que yo no siendo un experto en política deduje desde el encarcelamiento de Allan Gross que era la preciosa moneda de cambio del gobierno de Cuba y que iba a ser utilizada a los antojos y deseos de los Castros para cumplir su promesa de hacer regresar sus espías satisfaciendo su hegemónica egolatría de emperador y profeta, profecía que usted el día 17 de diciembre acabó de hacer creíble.
“Para los cubanos EEUU les extiende una mano de amistad. Algunos de ustedes nos han buscado como fuente de esperanza, y continuaremos alumbrando una luz de libertad. Otros nos han visto como un antiguo colonizador para controlar su futuro. Jose Martí una vez dijo: “la libertad es el derecho de cada hombre a ser honesto”. Hoy estoy siendo honesto con ustedes. Nunca podremos borrar la historia entre nosotros, pero creemos que deben estar empoderados para vivir con dignidad y autodeterminación. Los cubanos tienen un dicho sobre la vida diaria: “no es fácil”. Hoy los EEUU quieren ser un socio para que la vida de los cubanos ordinarios se les haga un poco más fácil, más libre y mas prospera.
¿Sus conversaciones con la dictadura y sus pretensiones de apertura desde mucho antes del 17 de diciembre ¿habían logrado algún cambio o flexibilización en asuntos de derechos universales e inalienables?. Sepa usted que el día 10 de diciembre yo fui arrestado con extrema violencia. Decenas de pacíficos activistas también sufrieron un trato similar. Por una casualidad alguien de la prensa extranjera que se encontraba en el lugar tomo una foto que recorrió el mundo, y ¿sabe usted señor presidente porque yo soy un excluido social, un discriminado, un individuo considerado peligroso, recibiendo casi una decena de arrestos?. He cometido el imperdonable delito de vivir con dignidad, de ser honrado, honesto y tener honor, de ser transparente y decir y actuar por la verdad acercándome a las leyes de Dios, de amar a Cuba y sus cubanos. Si usted cambia a corto plazo esta condición de exclusión e injusticia que se le impone al hombre integro, de moral y dignidad dentro de Cuba, Dios le bendiga su acción, sino que sobre su responsabilidad caiga el sufrimiento que yo he sentido por el mío.
Las aparentes bondades de las dictaduras solo van enfocadas a mantener el poder por encima de cualquier razón de justicia y de derecho. El gobierno de Cuba no cambiara sino se le obliga hacerlo y está demostrado que siendo condescendiente no actúa con reciprocidad en cuanto a derechos y libertades claves que de alguna forma harían peligrar su control del poder.
Lamento no compartir su aparentemente ingenua decisión de fraternidad y bondad, sinceramente me interesa encontrar una solución para que Cuba vuelva a ser una nación prospera y cándida, pero estoy seguro que mientras se mantenga el poder comunista no lo será y de esa forma en que intenta actuar usted y los EEUU tardara muchas décadas en lograse. Han pasado varios meses ya desde que usted tomo la decisión del cambio de política y el resultado ha sido un incremento del empoderamiento, pero no del pueblo, sino del poder.

Esta entrada fue publicada en económica, militar, pol)itica, social y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s