La caravana del terror.

Ayer domingo 17 fue otro día de represión y abuso de poder en Cuba. Fueron arrestados violentamente decenas de pacíficos luchadores por los DDHH. Las Policía Nacional uniformada conjuntamente con la policía política, MININT y defensores del castrismo arremetieron violentamente contra Damas de Blanco, activistas y periodistas independientes después del acostumbrado desfile que se realiza los domingos pidiendo la libertad de los presos políticos y el respeto por los DDHH.
Cada domingo después de la marcha, cuando estos pacifistas se dirigen a tomar los ómnibus de regreso a sus hogares les tiene preparadas las tropas militares, son arrestados violentamente, se les maltrata de palabra y obra, se les golpea y se les conduce esposados a centros penitenciarios donde se tienen por varias horas.
Después del 17 de diciembre de 2014, en que el presidente Obama le dio la oportunidad a los Castros de satisfacer los objetivos de su “revolución” el presidente Raúl Castro ha ordenado mano dura contra los que buscan y reclaman un estado democrático y de derecho para la isla. Las tropas represivas se presentan y sin hacer distinción de personas por sexo, edad o condición física le caen encima, siempre varios miliares contra una, les clavan las esposas en las manos apretándolas todo lo más posible, las suben a carros jaulas, autos IMAG1731 IMAG1732 IMAG1733 IMAG1734 IMAG1735 IMAG1736 IMAG1737 IMAG1738patrullas, camiones de policías y ómnibus urbanos destinados para el operativo, dentro, muchos después de ser vituperados y maltratados han sido golpeados con las esposas puestas, sin distinción de sexo o condición física.
Varios periodistas extranjeros que han tenido el valor de acercarse para tomar fotos y testimonios, han sido también víctimas del maltrato. Entre ellos se encuentra un italiano, una norteamericana y una asiática. Según se ha podido averiguar las imágenes de sus cámaras han sido borradas. La prensa internacional acreditada en el país no se acerca. Por métodos directos o indirectos se le tiene prohibido hacer su trabajo en estos lugares donde se reprende.
Antes del 17 de diciembre no se había dejado de reprimir a los pensadores diferente a la ideología gubernamental, pero después de esta fatal fecha para Cuba, la condición en que se realiza los arrestos ha buscado lastimar corporalmente a toda victima intentando atemorizarlos por el dolor físico. Cada domingo la caravana del terror que pronto podría convertirse en la caravana de la muerte atraviesa la ciudad de la Habana que indolente observa cómo se malgastan sus recursos económicos mientras la ciudad se pudre de todo tipo de corrupción. Quien escribe no ha sido un simple espectador sino una víctima más de estos atropellos, los ha vivido en carne propia y los seguirá viviendo hasta el último día en que no exista más dictadura o le llegue la muerte.

Esta entrada fue publicada en militar, pol)itica, social. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s