Ironias Revolucionarias: Raul Castro y Barak Obama

Es la una y 45 de la madrugada del jueves 10 de marzo. En la televisión asoma un comunicado donde Cuba pide que se cumpla con el respeto a la privacidad de la información. Hace algunos días, cuando Victoria Machi la periodista de la Voz de los EEUU de América me llamo desde los EEUU, apenas unas horas después los agente de la contrainteligencia cubana me visitaron para sutilmente amenazarme con relación a la llamada. !Que desvergüenza esta exigencia internacional del gobierno cubano por el respeto a la privacidad!; pero nada, es la “revolución” de Fidel Castro -me digo-, el poder que ordena y manda, no sobre mí, claro. Solo tengo que resistir y como tantas veces desahogar mis impotencias en una página más de mi obra maestra. Me acuesto a las 02con 23 minutos de la madrugada después de haber visto una película donde el inventor del limpiaparabrisas intermitente demandaba a la Ford. El obstinado hombre tenía solo una posibilidad entre mil de ganarle a la poderosa corporación. Quedo solo en su lucha pero no desistió, al final gano la demanda. Yo también empecé igual, en una página de mi obra está escrita el día que lo vi así, para no olvidar, desde ese día estoy ganándole a la poderosa dictadura.
Sigue siendo jueves 10 de marzo. Hay días en que una bella mañana se convierte en un martirio.
Las palabras de la periodista castrocomunista Fabiola López entran como dardos envenenados y con la misericordia de un verdugo se clavan en el alma, (para aclarar, yo tengo un alma humana-cubana, cristiana- cubana). Son las 07 del mismo día jueves 10 de marzo de 2016, cincuenta y seis años después de que Cuba fuera sentenciada a la “revolución” de Fidel Castro. Por el canal Telesur, que se dice que es venezolano; -Yo digo que ya los venezolanos tienen poco que ver en eso-, Fabiola López hizo varias entrevistas; un señor califico de grandioso que el presidente norteamericano Barak Obama lanzara el primer strike en el mismo estadio donde Fidel Castro declaro abiertamente la expropiación de las propiedades norteamericanas; ¡expropiación!, creo que he utilizado una palabra demagógica, de políticos malversadores y cagalitroficos, parece una palabra como de “revolucionarios” y yo no soy revolucionario, soy terrorista, voy a rectificarla para no violar la idiosincrasia latina. El día que Fidel Castro declaro que le quitaba las propiedades a los EEUU porque le salía de los cojo… Ne se preocupen por mí, yo también los tengo para escribir esto y más. No fue oculto el robo con y por la fuerza fue al descaro, y nada, ya ven, los EEUU, el país más poderoso del mundo (ahora con esta humillación a que se somete públicamente tengo dudas de su poderío, ya no creo que sea el más poderoso) bendice a los ladrones y en el mismo lugar que fue declarado el robo rinde culto a los cuatreros, que no fue el pueblo por supuesto, sino el gobierno castrocomunista.
Subo al ómnibus en busca de un destino, no, no es para mí, yo tengo el mío, es para Cuba que deambula como un objeto dentro de un tornado de egolatrías de poder. Lizabeth y su hija viajan conmigo. La niña lleva uniforme escolar. Son las 08 con treinta minutos del día 10 de marzo de 2016, no lo olviden. Estamos, por decir a 54 años del 10 de marzo de 1962. Faltan tres días para que nuevamente José Antonio Echeverría vuelva a las páginas de la historia y es la historia, no soy yo.
Un viajero al pasar frente al aeropuerto señala un avión azul y blanco y dice a una mujer que lo acompaña: Mira; ya están entrando los aviones norteamericanos. Recuerdo el poema de Martí La Bailarina Española. Se me revuelve el estómago de ser cubano, pero no vomito; soy cubano, cubano dentro de Cuba y enemigo de la “revolución”, terrorista consagrado a exterminar dictaduras y tiranos, no sé con qué. Será que el material con que están hechos los testículos también esta usado en el corazón, porque solo cuento con ellos para la guerra contra ejércitos terrenales demasiados armados y muy poderosos y con Dios desde luego.
Cruzo frente al puesto de vender las balitas de gas, más de cuatro decenas de personas esperan en una larga fila. Son los que no han podido robar, malversar o estafar lo suficiente como para no depender de esa cola para cocinar sus alimentos. Los del pueblo de Adentro y de Abajo que les fue muy mal por ser humildes en la “revolución” de los humildes y para los humildes; no lo dije yo, sino Fidel Castro en uno de sus discurso después del 59. Si la periodista “revolucionaria” Fabiola López le preguntara a cualquiera de los de la cola su opinión sobre la visita de Obama a Cuba reafirmarían el deseo del gobierno y ¡ay! del que diga otra cosa, automáticamente se convierte en terrorista, contrarrevolucionario pagado por una potencia extranjera, a saber los EEUU. También si les dijeran que no hay gas, bajarían la cabeza y se irían a su casa. No se asombren, es la “revolución” de Fidel Castro y sus revolucionarios.
La impotencia me estaba quemando por dentro, el rostro me ardía. Me baje del ómnibus en el parque de Calabazar, llevaba en la mochila cerca de 30 comunicados de Todos Marchamos para repartirlas en El Globo, no me pude contener y comencé a entregarlas, por el parque primero y la calle después, alguien me dijo: Agustín no me dejes fuera, dame una. Por un instante pensé que arriesgaba la computadora que llevaba en la mochila, no era mía y desde aquella declaración de Fidel en el Latinoamericano se legalizo el robo con fuerza por parte del gobierno. La voz de Fabiola López me machacaba los testículos sumergiéndome el rostro en una letrina. Las relaciones legitiman el gobierno revolucionario, las relaciones legitiman el gobierno revolucionario. Tengo mucha suerte en ser contrarrevolucionario.

Esta entrada fue publicada en económica, militar, pol)itica, religión, social y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s