La Paz en Colombia y la Guerra en Cuba

Discurso entregado por la periodista independiente Ada María López Canino a varias personalidades internacionales que asistieron al plebiscito realizado en Colombia con motivo de los acuerdo de paz.
La Periodista independiente, directora del boletín El Gran Blondín, coordinadora nacional de las bibliotecas comunita-rias José Martí, bloguera y también ama de casa, Ada María López Canino después de ser duramente reprendida por las fuerzas policiales de Raúl Castro, pudo viajar a Colombia como observadora del plebiscito por la firma de la paz acordado por la FAR-EP y el gobierno de Juan Manuel Santos, al cual había sido invitada por la Mesa de Observación Electoral (MOE). Allí reunida con otras personalidades asistentes al evento, leyó y entrego impreso el siguiente discurso.
Excelencias, soy cubana, mi nombre es Ada María López Canino, Dama de Blanco, Periodista Inde-pendiente, Representante a nivel Nacional de la Red de Bibliotecas Comunitarias Independientes José Martí en Cuba, ama de casa y madre de cinco hijos, pero lo más que soy o trato de ser es una cristiana defensora de los derechos que me dio Dios sobre esta tierra, derecho a la libertad en el sentido más amplio de la palabra y a vivir con dignidad dentro de esa libertad, disfrutando y ejer-ciendo todos los derechos plasmados en la Carta Universal de Derechos Humanos en plena paz, sin que ningún ser terrenal por poderoso que sea pueda adueñarse de ellos. Estoy aquí como observa-dora de uno de los actos más democráticos y sabios alcanzados por un Estado: un Plebiscito de paz. Todo esto está muy bien y estoy muy agradecida a todos los que han hecho posible mi presencia. Aunque vine como observadora les tengo que confesar que el motivo por el cual estoy aquí no ha sido mi voluntad, sino el curso tomado por mi vida ante la necesidad de un estado de derecho en mi país. Disculpen mi sinceridad, no estoy aquí por Colombia sino por Cuba.
La guerra es la debilidad más miserable que tiene en su cerebro el Homo Sapiens, donde deja de ser Sapiens para convertirse en el más horrendo de los depredadores, matando para disfrutar de las terribles obras de Satanás y no por el instinto de co-mer. Por supuesto, no apoyo la violencia y menos donde se enfrentan los pobres y los humildes contra los pobres y los humil-des por las sobras que le dejan los poderosos. La paz en Colombia debió llegar mucho antes.
Aunque no estoy bien documentada sobre las bases del conflicto hay tres ocurrencias que lamento, para mí el fin no justifica los medios.
En primer lugar que las conversaciones de Paz se hayan llevado a cabo en Cuba, mi país, un Estado que mantiene y ha mante-nido la paz con la opresión y el miedo, y además contribuyó y contribuye a la activación de la violencia y la instauración de regímenes totalitarios con la usencia de bases democráticas en América y otras parte del mundo, un gobierno que subió al poder por la fuerza de las armas utilizando la violencia y aun no deja de ejercerla en contra de los pensadores diferentes, yo he sido víctima directa de esa represión. Para mí eso es muy lamentable.
En segundo lugar que líderes de la violencia, muchos con esencia terrorista, marcados por el tráfico de drogas y sus manos manchadas de sangre pasen a ocupar representaciones en un gobierno democrático civil, sin dudas debieran quedar aparta-dos por unos años de cualquier cargo público hasta que demuestren su arrepentimientos y que son individuos confiables, au-sentes de odios y rencores para representar la conducción de la nación Colombiana. Nunca se bebe permitir y aceptar que la paz de los gobiernos democráticos sea entorpecida por la violencia, porque entonces la paz alcanzada deja de ser la paz del amor y se convierte en la paz de la impotencia, que desgraciadamente no tiene nada que ver con la paz del amor, la paz ver-dadera que deben alcanzar los pueblos.
Espero que todos los que lean este documento contribuyan a que en Cuba algún día se haga un plebiscito para que el pueblo decida si desean continuar con el gobierno de un solo partido o se admita el pluripartidismo, para que decida el pueblo si quiere seguir bajo una dictadura, lanzándose a los éxodos suicidas o construir una nación para todos los cubanos, donde las minorías tengan representación en el gobierno porque la única constitución de América donde las minorías no tienen repre-sentación, ni son respetadas por las autoridades es la cubana. En resumen para que Cuba no siga hundiéndose en el lodo de la miseria espiritual, más que económica. Muchos de ustedes abogan por que los EEUU cese el embargo contra Cuba, pero po-cos se atreven abogar por el cese del bloqueo interno, por la instauración de un régimen democrático que en última instancia hace más daño a la nación que el más grande de los bloqueos externos. Los espero como observadores en mi país, en mi tie-rra que no pienso abandonar jamás, ni ningún gobernante me va a expulsar de ella. Que Dios bendiga esta paz. Gracias y per-done mi deficiente instrucción política, de todas mis ocupaciones antes mencionadas lo más que he sido siempre es ama de casa.
Después de su misión como observadora hizo su labor de periodista preguntando a varias personas él porque del fracaso del boto por la paz, si la guerra y la violencia es el peor flagelo que puede arrastrar la humanidad y los gobiernos. A lo que le obje-taron tres motivos esenciales.
No queremos que Colombia se convierta en una Cuba y perdamos la democracia, las guerrillas están muy vinculadas con el gobierno cubano y eso de que las conversaciones se hayan realizado en Cuba da mucho que pensar.
Santos ha hecho muchas concesiones a los guerrilleros, les ha perdonado graves delitos y además se pretende que tengan un sustento por varios años sin trabajar.
La mayor parte de las guerrillas han estado y están vinculadas al narco y han actuado como terroristas, hay que ser muy cuidadoso en incluirlas como partido político.
Dentro de los que tenían esta opinión estaba la senadora Paloma Valencia.
Algunos de los que promovían la paz le contestaron que de cualquier forma era mejor la paz, la violencia había causa-do muchos muertos y desplazados.

Esta entrada fue publicada en militar, pol)itica, social y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s