DESPEDIDA DE DUELO AL COMANDANTE FIDEL CASTRO RUZ

Descanse en paz comandante Fidel Castro es nuestro deseo por habernos mentido tanto, por los embustes, las promesas incumplidas y habernos tenido tantos años viviendo con las esperanzas de un mañana que nunca llego para los hombres honrados, honestos y humildes.

Descanse en paz por la muerte de Pedro Luis Boitel, los 20 años de prisión a tu compañero de lucha Huber Matos, el maestro de escuela que arriesgo su vida por ti y por la libertad. Por las largas condenas a Valladares, a Mario Chanes de Armas, compañero del Moncada y después del Granma. Treinta años Fidel, es la mitad de una vida. Se comenta que en el Asalto al Moncada quedo batiéndose a tiros mientras tú corrías presa del miedo.

Descanse en paz por la muerte de Camilo; el Hombre del Pueblo. Por los juicios sumarios donde no daba tiempo a la defensa y por los asesinatos en la Cabaña. Por haber implantado el terror. Por haber llevado a la humanidad al borde de una hecatombe atómica y a Cuba a la desaparición con todos sus cubanos dentro. Por tu ego de emperador no te importo los niños que podían morir.

Descanse en paz por la persecución religiosa, por la cesura a la prensa, por el golpe a la democracia. Por la desposesión o el robo con fuerza mejor dicho, de las propiedades a extranjeros y cubanos haciendo luego que se marcharan de Cuba como desgraciados mendigos. Por las tierras arrebatadas a los campesinos altos y medios, y sobre todo por haberlas dejado después en el abandono.

Descanse en paz por las expulsiones de Cuba a los cubanos en los grandes éxodos masivos, indolente a sus penurias, sobreponiendo tu soberbia a la compasión. Por el cementerio al norte de Cuba en el Estrecho de la Florida, por los ahogados y devorados por los tiburones y sobre todo por los niños del remolcador Trece de Marzo, más que asesinados en el día más trágico de toda la historia de Cuba, me parece verlos, con sus caritas llenas de terror lanzando sus manitas, intentando aferrarse de algo en una última esperanza de socorro. Descanse en paz por estas atrocidades querido Fidel.

Descanse en paz también en nombre de los muertos por tus aventuras belicistas en tierras extranjeras, en nombre de esas madres que aun lloran sus hijos, las cubanas y las extranjeras también. Descanse en paz por tus últimos asesinatos, los Hermanos al Rescate que tantas vidas salvaron y los jóvenes de la Lancha Baraguá, los mandaste asesinar y ellos no habían matado a nadie. Tuviste miedo de los papelitos lanzados desde las avionetas, como le tienen miedo a la Declaración Universal de los Derechos Humanos y a un grupo de mujeres vestida de Blanco que salen a la calle a reclamar derechos para todos.

Descanse en paz por la represión, por haber enfrentado a cubanos contra cubanos, por la destrucción de la familia y el martirio de las separaciones, por haber creado generaciones sin valor, con conciencia de circunstancias, ladrones, mentirosos, cobardes, hipócritas de doble moral que es peor que no tenerla. Por haber condicionado al adoctrinamiento político el deporte, la educación y la medicina, uno de los más viles atentados que se concibe contra la condición humana.

Descanse en paz por estas calles llenas de basura y huecos, que no podían estar mejor, claro, como tú lo impusiste, son calles de “revolucionarios” y la revolución no ha sido más que basura y huecos, pero gracias, aun son transitables.

Descanse en paz por haber masacrado la moral, lanzado a los alcantarillado de las aguas albañales la honra y la honestidad, por haber dado la oportunidad de existir careciendo de dignidad. Por haber creado Miami, por haberle dado la coyuntura a los EEUU de aprovecharse de nuestro mejores talentos, de nuestros más emprendedores hombres, de nuestros más dignos cubanos.

Descanse en paz sobre todo porque aun la idea de la escapada hacia los EEUU reina y se considera una corona de gloria. Descanse en paz compañero Fidel por haber dejado a mi bella Cuba en Ruinas, a la tierra más hermosa que ojos humanos hayan visto en este infierno de confusiones y perdición, en este oscuro abismo de la miseria, más espiritual que material. A las futuras generaciones les dará nausea recordar tu existencia. Aun así te deseo paz, la eterna paz de los tiranos, dictadores y asesinos. Eterna paz de Cubanos de Adentro y de Abajo y los de los de afuera también.

Esta entrada fue publicada en económica, militar, pol)itica, religión, social y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s